Susto en CDE: incendio consume depósito pegado a una estación de servicios

Un incendio de considerables proporciones consumió esta mañana un depósito contiguo a una estación de servicio de Ciudad del Este. Las llamas apeligraron llegar hasta los tanques de combustible, aunque afortunadamente lograron ser controladas.

Alrededor de las 08:00 de este jueves se tuvo el reporte de un siniestro de gran magnitud en la capital del Alto Paraná.

El fuego afectó a un depósito en desuso que se encuentra pegado a una estación de servicio del emblema Energy, ubicado en el Km 9 lado Monday de la Ruta PY02.

Te puede interesar: Refuerzan controles para regular la venta de pirotecnia en el Mercado 4

Durante varios minutos, las llamas fueron avivándose hasta adquirir considerables proporciones, poniendo en peligro al surtidor que se encuentra a pocos metros de distancia.

La preocupación principal era justamente que el fuego alcance los tanques de combustible y que se produzca alguna eventual explosión. Compañías de bomberos de Ciudad del Este y otras ciudades aledañas acudieron para contener el siniestro.

Dentro del depósito había cubiertas, envases de refrescos, aceite para motor, entre otros elementos inflamables, hecho que permitió que las llamas se propaguen rápidamente.

Leé también: Deuda del IPS sube a USD 258 millones, Cifarma da 10 días para el pago

Tras más de una hora de arduo trabajo, el incendio finalmente pudo ser controlado por los bomberos voluntarios, por lo que ahora se realizan las tareas de enfriamiento del recinto afectado.

Hombre que mató a su amigo tras ronda de tragos recibió 16 años de prisión

La Fiscalía logró demostrar con detalles y testigos la responsabilidad del acusado quien recibió una pena de 16 años de cárcel. El crimen ocurrió en enero del año pasado en la localidad de Guasucaimi de Yuty, departamento de Caazapá.

El agente fiscal Rafael Ojeda representó al Ministerio Público en el juicio oral que derivó en la condena de 16 años para un hombre hallado culpable de la muerte de su compañero de tragos.

El hecho ocurrió el 20 de enero de 2023 en la localidad de Guasucaimi de Yuty, departamento de Caazapá.

Los datos señalan que ese, la víctima fatal Gerónimo Céspedes Flores, llegó al domicilio de la Lorenza Castillo, ubicado en la misma compañía, donde también se encontraba en ese momento Pedro Cantero Taboada, en el lugar empezaron a tomar bebidas alcohólicas.

Luego, cerca de las 20:30 horas, mantuvieron una discusión donde el hoy acusado le dijo a su víctima que lo mataría y arrojaría su cuerpo a un pozo. Ante la amenaza, desesperado, Gerónimo Céspedes Flores, salió corriendo hacia su domicilio donde trabajaba como encargado en un establecimiento ganadero.

El hombre fue perseguido por Cantero Taboada, con un machetillo en mano. Durante la persecución se pudieron escuchar gritos desesperados de la víctima situación que fue divisada por su patrón, Silvio Araujo Vargas.

Cantero Taboada se abalanzó sobre la víctima, quien al tratar de defenderse del agresor extendió su brazo lado izquierdo hacia arriba momento en que recibió una herida cortante en su brazo, lado izquierdo hacia arriba. La herida comprometió el hueso radio y cubito, además sufrió otras dos heridas cortantes y profundas con rotura de cráneo, en el pabellón auricular izquierdo, el cuello, herida cortante y deformante en el mentón; herida en el hombro lado izquierdo.

Luego Cantero Taboada cumplió su amenaza y arrojó el cuerpo a un pozo artesanal.


Falleció en Tacumbú el “soldado Israelí”, conocido asesino serial

Agustín Ramón Martínez alias “Soldado Israelí” falleció de un infarto en la mañana de este sábado en el penal de Tacumbú, donde cumplía una condena de 40 años, acusado por múltiples homicidios.

El Ministerio de Justicia confirmó la muerte del hombre y el informe preliminar indica que sufrió un infarto de miocardio.

Te puede interesar: En marcha Ogaygua, con descuentos de hasta 40% en productos de la canasta básica

Agustín Ramón Martínez manifestó tener un dolor fuerte en el pecho y los médicos del penal de Tacumbú sugirieron que se derivado de inmediato a un centro asistencia.

Conocido como “soldado israelí”, no precisamente por ser un soldado, fue trasladado hasta el Hospital de Barrio Obrero donde los profesionales constataron que ya no tenía signos de vida.

El hombre fue condenado en el 2022 a 30 años de cárcel, más 10 años como medida de seguridad, como responsable de la muerte del abogado Lucilo Nicolás Cardozo en Yaguarón, pero no es el único crimen que se lo atribuye, incluso lo acusaron de matar a su esposa.

Homicidio, robo agravado y abigeato forman parte de su prontuario, pero fue conocido por su rasgo misterioso, mentiroso y la saña con la que acababa con sus víctimas.

Se hacía llamar soldado porque aseguraba que participó de varios combates bélicos y que fue entrenado por las fuerzas armadas israelíes, todo formaba parte una mentira.

Lea también: Keiki habilita su primer local físico cargado de colores y finos arreglos



San Pedro: Imputan a jefe policial de subcomisaría por abigeato

El hecho ocurrió el pasado 29 de marzo en el distrito de 25 de Diciembre, departamento de San Pedro. El ahora imputado es subcomisaria de la localidad de Mboi’y,

El fiscal Juan Ramón Sandoval imputó a Fermín Cardozo Portillo, jefe de la subcomisaría de la localidad de Mboi’y, distrito de 25 de Diciembre, por el hecho punible de abigeato. Además, solicitó su prisión preventiva atendiendo a que, en libertad, podría obstruir la investigación.

El antecedente del caso refiere que el hecho ocurrió el pasado del 29 de marzo, cuando Cardozo Portillo, en compañía de otras personas, arreó tres animales vacunos, (una vaquilla y dos toritos), propiedad de una mujer que había regresado recientemente al país, proveniente de la Argentina.

La hipótesis surge que todo ocurrió en el interior de un inmueble ubicado sobre la calle Kuré Kua de la colonia Navidad, lugar del cual el agente policial supuestamente dirigió los tres animales ajenos hasta el domicilio de su suegra.

Pasados los días, la propietaria de los animales se percató del faltante de vacunos por lo que consultando con los vecinos que le refirieron que pudieron ver al jefe policial quitando sus animales de su propiedad, por lo que la misma solicitó a su pareja que vaya hasta la comisaría a pedirle que los devuelva.

El sospechoso entregó uno de los animales, que la víctima fue a retirar del corral de la suegra de Portillo, no así los otros dos, los cuales el agente policial habría sustraído del lugar y trasladado a bordo de un acoplado.

Se realizaron varias diligencias, entre ellas allanamientos, pedidos de informes, y declaraciones de testigos, quienes refirieron que no sería la primera vez que el jefe policial realiza este tipo de hechos.