Tras vacunación a Gusinky, ministro Borba tirotea: “Con ganas de matarle a alguien”

Al ministro de Salud, Julio Borba, se le terminó la paciencia y reveló este martes que todos los días piensa en presentar su renuncia, tras las constantes irregularidades que se presentan. Aseguró que seguirá en el cargo todo lo que pueda aguantar.

En entrevista con radio Monumental, el ministro Julio Borba se refirió a lo ocurrido con la senadora renunciante Mirta Gusinky, quien se vacunó pese a que todavía no estaba en el grupo habilitado. “Con rabia, mucha rabia, apesadumbrado, bronca. Una mezcla de sentimientos lastimosamente todos negativos, con ganas de matarle a alguien, pero vamos a seguir hasta donde se pueda y tomaremos las medidas correctivas”, lanzó.

Pese a las irregularidades con la vacunación VIP, la autoridad sanitaria resaltó que en su equipo existen profesionales muy buenos que “se están matando” para que la inmunización contra el Covid-19 se haga de la manera más óptima, y que solo existen casos excepcionales de funcionarios que no siguen esa misma línea.

"Desde el inicio de esta administración, se dijo que se debe cumplir estrictamente el proceso de vacunación, caso contrario se tomarán las medidas correspondientes, lastimosamente ya se tomaron", comentó.

En otro momento, consultado sobre si llegó a plantearse dar un paso al costado ante la crítica situación epidemiológica en el país, el ministro respondió de manera tajante que sí. “Todos los días estoy pensando en eso (en su renuncia). No es fácil ser ministro de Salud en la peor pandemia. Soy patriota y quiero hacer bien las cosas, pero vamos a continuar hasta que Dios permita”, agregó.

Por otra parte, el Secretario de Estado dijo que hasta el momento 120.000 personas fueron vacunadas y que existe un plan nacional de vacunación, trabajado, estudiado y debe ser respetado estrictamente. “Los que no cumplan, deberán dedicarse a otra cosa. (…) Nosotros tenemos un listado que coincide con la lista que está circulando (en las redes sociales). Algunos están bien justificados”, indicó además.

Por último aseguró que siempre hay muchas situaciones injustas y afirmó que con su antecesor Julio Mazzoleni también fueron muy injustos. “Uno deja muchas cosas para estar aquí”, puntualizó.

 

Cuatro hechos punibles a la vista en vacunaciones VIP

No se necesita una nueva ley para sancionar las inmunizaciones irregulares contra el Covid-19, a criterio del abogado Ricardo Preda, quien en un simple análisis encuentra cuatro hechos punibles cometidos entre el que aplica la vacuna y quien la recibe.

En el plano jurídico, la vacuna propiamente dicha es “una cosa” que le pertenece al Estado. Como objeto es del Gobierno y no de la ciudadanía, más allá de que todos tengamos derecho a acceder a ella.

Si bien la responsabilidad es mutua, el primer abordaje debe venir desde la perspectiva de quien vacuna, tomando en cuenta que quien tiene dominio sobre la aplicación es el que vacuna o un superior a él, no así quien recibe la inoculación, explicó el abogado Ricardo Preda en entrevista con Gen.

Algunos hechos punibles que podrían configurarse en un esquema irregular de inmunización contra el Covid-19 o contra cualquier enfermedad son los siguientes:

1 y 2 APROPIACIÓN O HURTO

Si al momento de cumplir su función, el vacunador toma una decisión distinta a la que le fue indicada por el propietario de la vacuna, que es el Estado, entonces pasa a reemplazar al Estado en su calidad de propietario de “la cosa” y allí estaría cometiendo una apropiación o hurto, según el caso.

3 Y 4 SOBORNO AGRAVADO Y COHECHO AGRAVADO

Si el vacunador recibiera una dádiva u ofrecimiento a cambio de la aplicación, entonces estaría cometiendo un cohecho agravado, mientras que quien realiza la oferta incurriría en soborno agravado.

CASOS EN LOS QUE EL VACUNADOR NO TENDRÍA RESPONSABILIDAD

Si sobraran varias dosis de vacuna-tomando en cuenta que cada frasco trae 10 dosis con un plazo de uso de 6 horas- y el vacunador tuviera que decidir entre desechar las unidades remanentes o aplicarlas a alguien sin importar que no pertenezca a la franja etaria habilitada, y se optara por la segunda opción, entonces la conducta estaría justificada.

Si el vacunador recibiera la orden de un superior de vacunar a una persona determinada, sin importar que no pertenezca al público objetivo habilitado, la responsabilidad sería del superior y no de quien aplicó la vacuna, ya que el funcionario simplemente cumplió con una instrucción.

 

Lanzan "cháke" a los antivacunas y responden dudas sobre las vacunas

Ante las dudas que existen en torno a las vacunas contra el Covid-19, la infectóloga Sonia Arza dio algunas directrices a la ciudadanía para que confíe en el programa de vacunación y sepa cómo estar protegida ante el virus que sigue causando estragos en el país. Además recordó a los antivacunas que existen leyes que garantizan la inmunización de la población.

La doctora Sonia Arza, exdirectora del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), comentó al programa Tempranísimo, canal Gen y radio Universo, que Paraguay está viviendo el momento más difícil de la pandemia por la alta circulación del virus en la comunidad. “El riesgo de contagiarse, enfermarse y morir por Covid-19 es muy alto”, recalcó.

En ese sentido destacó que las vacunas son seguras y ninguna de ellas está compuesta por virus vivos o atenuados. “No te meten el virus vivo”, aclaró y subrayó que el beneficio de la vacuna es mejor que el riesgo a contagiarse y morir por las complicaciones de la enfermedad.

“Si se recibe la vacuna, bajo ningún sentido me va a producir un cuadro de Covid-19 y me va a complicar la salud”, agregó.

Actualmente hay más de 100 vacunas en ensayos y 9 fueron aprobados de emergencia por los organismos internacionales porque en las fases clínicas en humanos demostraron una eficacia que supera el 50% en la mayoría de ellas.

Respecto a los grupos antivacunas que se pasan repartiendo panfletos con información falsa a los adultos mayores que esperaban vacunarse contra el Covid-19, la doctora mencionó que la ley nacional de vacunas y la propia Constitución Nacional garantizan la inmunización de la población. “Tenemos los elementos para contrarrestarlos. La asesoría jurídica el Ministerio de Salud o de la propia Presidencia tiene un buen bufete de abogados, para evitar estos actos anti éticos y con despropósitos en este momento álgido”, dijo.

Por otra parte, la experta aconsejó que todas las personas mayores reciban primero las dos dosis de la vacuna contra el Covid-19, esperar dos semanas y recién luego aplicarse la vacuna contra la influenza. En el caso de haber recibido ya la vacuna contra la influenza, la persona debe esperar dos semanas para aplicarse la dosis contra el Covid.

La entrevistada destacó que es importante recibir las dos dosis anticovid para asegurar la eficacia de la vacuna.

Con relación a la persona que tuvo Covid-19, Arza indicó que, según el plan nacional de inmunización, puede vacunarse luego de 30 días de haberse curado de la enfermedad, esto se aplica tanto para los casos que fueron graves como los leves.

 

Especialista recomienda usar mascarilla quirúrgica para prevenir el contagio del COVID

Debido a la alta circulación comunitaria del COVID-19 recomiendan el uso de la mascarilla quirúrgica y no la de tela lavable, ya que brinda más del 80% protección. La deben utilizar personas que acudan a cualquier sitio de mucha concurrencia como los establecimientos de salud, supermercados, transporte público, entre otros.

La Dra. Viviana de Egea, directora de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles, recomendó a la ciudadanía en general utilizar la mascarilla quirúrgica para prevenir la transmisión del nuevo coronavirus debido a la alta circulación comunitaria.

En ese sentido, instó a dejar de lado el tapabocas de tela y usar el cubrebocas recomendado, especialmente aquellas personas que acuden a hospitales, “sea laboratorio o consultorio ambulatorio, aunque no sea hospital COVID, deben usar mascarilla quirúrgica, ya que es la que más protege de la transmisión del virus”, aseguró la profesional.

Explicó que la mascarilla quirúrgica está recomendada para prevenir enfermedades de transmisión por gotas, que caracteriza a los virus respiratorios.

Al inicio de la pandemia, cuando la transmisión viral no era aún importante, la mascarilla de tela lavable proporcionaba una protección suficiente de hasta el 50%.

No obstante, actualmente existe una alta circulación del virus, con una fuerte hipótesis que refiere que la transmisión principal es aérea no solamente por gotas.

“Si queremos protegernos de cualquier enfermedad respiratoria que se transmite vía aérea, necesitamos mejorar la calidad de nuestros tapabocas. La mascarilla quirúrgica brinda una protección de más del 80%, muy superior al nivel que aporta la de tela lavable. Las N° 95 cuentan igualmente con un alto grado de protección”, mencionó.

Debido a la crítica situación epidemiológica presente en nuestro país y el elevado nivel de circulación comunitaria del COVID-19, “necesitamos volver a las mascarillas quirúrgicas, insistió la doctora.