Tuma renuncia al caso Juliette porque padre quiere proteger a la madre de la niña

El abogado Óscar Tuma dejó de representar a Stephan LeDroumaget en la investigación de la desaparición de Juliette, porque el padre pretende que defender los intereses personales de Lilian Zapata, madre de la niña, pese a que el caso apunta a ella y a Reiner como responsables.

“No tengo por qué juzgar los sentimientos del padre de Juliette hacia su expareja Liliana Zapata, y muchos menos los sentimientos de su hija hacia su madre, pero ellos tampoco pueden exigirme a defender de una u otra forma los intereses personales de Lilian Zapata”, expresó Óscar Tuma.

Enfatizó que todos los elementos de pruebas existentes en la carpeta fiscal (hasta hoy por lo menos) apuntan hacia Lilia y su pareja Reiner Helmut Oberüber como los responsables de la desaparición de Juliette.

La gota que colmó el vaso para que Tuma se aparte de la causa fue la decisión de Stéphane Le Droumaguet de presentar querella adhesiva únicamente contra Reiner Helmut Oberüber y no contra Liliana Zapata por la falta del deber de cuidado, lo cual para Tuma, carece de sentido jurídico.

“No tengo dudas de la responsabilidad de la madre de Juliette, la Sra. Liliana Zapata y de su actual pareja Reiner Helmut Oberüber, y digo esto basándome en todos los elementos de pruebas a los que pude acceder hasta hoy obrantes en la carpeta fiscal”, afirmó Tuma.

Sostuvo que ni Reiner, ni Lilian aportaron nada hasta hoy, sino solamente una declaración colmada de contradicciones e incoherencias.

El abogado dejó un atento mensaje a la madre de Juliette y le advirtió que si sigue sin decir nada por miedo o porque es responsable de alguna forma por algún suceso, sea cual sea la circunstancia, le esta estrategia no servirá de nada.

 

Cuarentena inteligente está en riesgo por culpa de los inconscientes

El Ministerio de Salud Pública alerta que la cuarentena inteligente está en riesgo ante el relajo ciudadano y violación de las medidas previstas para evitar la propagación del COVID-19.

En conferencia de prensa, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, advirtió que el relajo de la ciudadanía pone en riesgo la cuarentena inteligente y que los próximos días serán cruciales para analizar si se avanza o no a la fase tres, aunque a su parecer hoy en día existen altas posibilidades de extender la fase dos.

Ante la prensa, la autoridad mostró imágenes (ver galería de fotos) de gente aglomerada en los buses, en la vía pública sin tapabocas, reuniones sociales, encuentros deportivos, entre otras prácticas que aún no están permitidas en esta instancia de la desescalada de la cuarentena sanitaria.


Se insiste por ello a la población a cumplir las medidas generales de promoción, prevención y protección, como el lavado de manos, distanciamiento físico, uso de mascarilla, no compartir elementos de uso personal, evitar compartir mate o tereré entre otras acciones para seguir avanzando en esta lucha.

En lo que va de la pandemia, se registran los siguientes datos:

-35.258 pruebas realizadas

-1087 casos confirmados

-12 pacientes internados, de los cuales 2 se encuentran en la Unidad de Terapia Intensiva

-11 fallecidos

 

Carapeguá decidió cerrar frontera con San Roque por aumento de casos por Covid-19

El intendente de Carapeguá, Luciano Cañete, manifestó que decidió cerrar la frontera con la ciudad de San Roque González de Santa Cruz como medida preventiva, a raíz de los numerosos casos de COVID-19 que se dieron en los últimos días debido al paseo del militar infectado.

El jefe de la Comuna, dijo en contacto con la 1080 AM, que el cierre de frontera fue motivo de enojo por parte de muchos pobladores.

“Hay muchas personas que se enojaron conmigo, digamos que cerramos nuestra frontera con San Roque”, expresó.

Cañete manifestó que en Carapeguá no se registraron casos positivos de coronavirus.

Sin embargo, uno de los choferes de las ambulancias de la ciudad de San Roque González, dio positivo al COVID-19 y el sábado pasado estuvo por la Municipalidad.

Asimismo, contó que algo parecido sucedió con una funcionaria del Instituto de Previsión Social (IPS), dio positivo y estuvo en la sede del Banco Nacional de Fomento (BNF), por lo que se cerró por varios días.

Añadió que están en constante comunicación con los pobladores y que gracias a los medios de comunicación, explicaron la peligrosidad del virus y el precario sistema de salud de la zona.

Por otra parte, dijo que en la ciudad no se realizan velatorios.

“En Carapeguá no se hace más velatorios. Hemos sacado una ordenanza fuerte para multar a las personas que violan con las normas sanitarias. Es la única forma que tengan miedo”, puntualizó.

Antecedentes

El militar infectado prestaba servicio de guardia en un albergue en Ciudad del Este, quien habría viajado hace dos semanas atrás (mitad de mayo) a la ciudad de San Roque González de Santa Cruz, departamento de Paraguarí, para visitar a sus familiares.

Tras su vuelta a Alto Paraná, se lo notificó que dio positivo al COVID-19.

El funcionario militar, en su visita, habría participado de un velorio, fue a una bodega y compartió bebidas alcohólicas. Su albañil y casero, también dio positivo al virus y estuvo de paseo por la ciudad de Villeta.

Por otra parte, el mismo ya fue imputado por violación de la cuarentena sanitaria y tentativa de lesión grave por el fiscal Darío Villagra, quien ya pidió su detención desde el lunes pasado.

 

Personal de Salud usó 800 mascarillas vencidas donadas por Patricia Samudio

De las 2.000 mascarillas vencidas que fueron donadas por Petropar a Salud Pública, fueron usados 800 tapabocas por los médicos y enfermeros. Afortunadamente no ocurrió lo peor, indicó el ministro Julio Mazzoleni.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, indicó en conferencia de prensa que es un hecho muy grave que Petropar, durante la administración de la entonces presidenta Patricia Samudio, haya donado 2.000 mascarillas vencidas para la lucha contra la pandemia de COVID-19.

“Lamentamos mucho que se haya dado de esa manera porque se recibió de buena fe. Esta situación nos muestra que fue vulnerado el proceso de documentación y haremos procesos más estrictos”, indicó.

La autoridad sanitaria sostuvo que 1.200 mascarillas fueron recuperadas, pero que 800 sí fueron utilizadas por el personal de blanco. Aseguró que afortunadamente esta situación no tuvo un impacto negativo en la salud de los trabajadores del servicio de salud pública.

Ante este grave hecho, Mazzoleni anunció que se abrirá un sumario correspondiente para sancionar a los responsables.

Por otra parte, al ser consultado sobre el stock de los insumos médicos, el Secretario de Estado indicó que entre las donaciones y las compras recientes hay equipos de protección para aguantar por dos meses. Eso permite una planificación más tranquila del combate al COVID-19, según acotó.