Un infierno llamado Tacumbú: “Sorprende pero es la realidad, el reflejo de nuestra sociedad”

La abogada y socióloga Diana Varga señaló que la cárcel de Tacumbú es el micromundo de la sociedad paraguaya. Mediante un documental, Netflix muestra una parte de ese mundo.

La abogada y socióloga Diana Vargas indicó en entrevista con el canal GEN que el episodio dedicado al penal de Tacumbú, como parte de un documental de Netflix, sorprende a muchos porque retrata parte de lo que es la realidad tras las rejas.

“Tacumbú es un mundo. Es difícil imaginarse Tacumbú sin estar allí. El artista Fidel Fernández lo retrata muy bien (en su pintura Tacumbú - 2012) sin haber estado allí”, sostuvo.

Quien por años integró el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura mencionó que Tacumbú es el fiel reflejo de la sociedad paraguaya, al mostrar que algunos poseen privilegios, mientras otros sufren. “Es la sociedad paraguaya desigual, las normas no se aplican por igual. Tacumbú es el reflejo de la Republica que tenemos. No entiendo el asombro. La cárcel es el micromundo del reflejo de la sociedad. Sorprende pero esa es la realidad. Es lo que tenemos afuera”, acotó.

Vargas recordó que en el 2015 se tenía una ley penitenciaria que estaba bien pensada para el tratamiento de las personas privadas de libertad, pero que fue letra muerta ante la falta de interés político. “Existe cero guaraníes del Ministerio de Justicia para la reintegración social”, lanzó.

No obstante, señaló que hay una dirección encargada para la reintegración de los internos que articula con algunas empresas para dar trabajo a los reos desde las cárceles. “Vi más que nada explotación de mano de obra barata, sin ninguna infraestructura”, acotó al respecto.

Por otra parte dijo que es grave y hasta grosero que ni el 30% de los internos esté condenado. “Somos el primero en Latinoamérica y el cuarto en el mundo en tener mayor cantidad de presos sin condena”, agregó.

 

Imputan a supuesto involucrado en escape de “Samura”

La fiscala Alicia Sapriza imputó a Evandro Cabral Da Rosa (47) por asociación criminal, liberación de presos, frustración de la ejecución penal y homicidio en calidad de cómplice. El hombre fue detenido en la noche del jueves en un hotel de Asunción y se lo sindica como miembro de la banda que el año pasado rescató al narcotráficante Jorge Teófilo Samudio González alias “Samura”

El procedimiento de captura se realizó en horas de la noche cuando los agentes policiales y de la fiscalía llegaron hasta un hotel donde se tenía la información que estaba hospedado Cabral Da Rosa. Del poder del sospechoso se requisaron una serie de evidencias.

El capturado es sospechoso de haber tenido participación directa en el escape de Jorge Teófilo Samudio González, perpetrado el 11 de setiembre de 2019 en medio de un tiroteo donde también murió el comisario Félix Ferrari.

Esta mañana fue llevado a declarar ante la fiscala Sapriza. Cabral Da Rosa, no declaró, pero de igual manera la agente del Ministerio Público lo imputó y pidió su prisión preventiva al juez.

“Samura” es un conocido narcotráficante que el año pasado fue llevado desde la cárcel de Emboscada hasta el Palacio de Justicia de Asunción para declarar, cuando estaba regresando a su lugar de reclusión el móvil de la penitenciaria y la patrullera que lo escoltaba fueron interceptados en la salida de la Costanera Norte y a los tiros rescataron al delincuente, en medio de la balacera cayó abatido el comisario Ferrari.

En un allanamiento realizado en la ciudad de Concepción varios meses después del hecho fueron detenidas cinco personas que participaron en el escape y la semana pasada la fiscalía los acusó y pidió juicio oral para todos.

 

Exoneraciones en suspenso: ANDE desiste de plan B y ley Buzarquis puede morir

Si bien el Senado rechazó el veto a la ley de exoneración de la ANDE, la Cámara de Diputados tendrá la decisión final: si vota en el mismo sentido el proyecto será una realidad, pero si acepta el veto, la propuesta Buzarquis morirá allí y con el agravante de que el Ejecutivo desistió de su plan “B”, con el que prometía beneficiar también a la clase media.

Cuando el Congreso sancionó la ley que establecía la exoneración de facturas de la ANDE de marzo a agosto, para los usuarios con un consumo mensual de hasta 1.000 kW por mes, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez vetó parcialmente la ley, aclarando que presentaría un plan “B” en el que la exoneración seRría para los más necesitados, incluyendo a la clase media.

Sin embargo, las semanas transcurrieron y llamativamente esa propuesta alternativa nunca llegó, pese a que el Senado dilató el estudio del veto para esperar esta segunda opción prometida por el Ejecutivo.

La paciencia terminó y la Cámara Alta rechazó ayer en sesión ordinaria el veto a la ley Buzarquis, que ahora pasa a Cámara de Diputados donde dos cosas pueden suceder: la entrada en vigencia de las nuevas exoneraciones (el rechazo del veto al igual que en el Senado) o la sepultura definitiva del proyecto (la aceptación del veto).

El jefe de Gabinete Civil, Juan Ernesto Villamayor, fue consultado sobre este plan B y contestó que ya se subsidió un periodo importante para la gente que realmente necesitaba e insistió en que la capacidad financiera del Estado es limitada.

“Inyectar 200 millones de dólares para suplir los gastos solamente en la ANDE, después hay otra cantidad importante en Essap, todo el servicio de agua va a ser subsidiado por estos fondos que están destinados a la salud, y lo peor es que estos dos servicios son subsidiados también para los que tienen mucho dinero”, comentó Villamayor.

La única ley vigente es la que establece la exoneración a los que consuman hasta 500 Kw por mes. Inicialmente iba solo hasta junio, pero para apagar el incendio de las “sobrefacturaciones”, el presidente firmó una prórroga de este beneficio hasta agosto.

 

Cirugías programadas en Clínicas se realizan según prioridad, anuncian

El jefe del Servicio de Cirugía del Hospital de Clínicas, el Dr Luis Da Silva informó que las cirugías programadas continúan de acuerdo al estado de prioridades, según los protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud y las normas que rigen para su total cumplimiento.

El especialista mencionó que existen escalas de prioridad, generalmente los pacientes cuya indicación no contribuya a empeorar su pronóstico, o su calidad de vida, son puestas para otras fechas.

Los pacientes oncológicos o con otras patologías graves, son de primera prioridad, por lo que las cirugías programadas no se postergan, anunció el doctor Da Silva.

Con relación a los equipos de protección y bioseguridad, informó que en el Pabellón Central Quirúrgico proveen de estos equipos a los miembros del equipo quirúrgico, sin excepción.

Añadió que no se registra faltante de los mismos, si bien están con la cantidad justa, el personal médico, de enfermería y técnicos son proveídos de todos los equipos necesarios para la bioseguridad personal de quienes entran a trabajar.

“Pacientes que tenían cirugías programadas deben acercarse a su médico tratante, deben solicitar la reprogramación de la cirugía, ya que nuestra función es más bien ofrecer el servicio de quirófano a los servicios quirúrgicos del hospital ya sean la Primera como la Segunda Cátedra de Clínica Quirúrgica, el Servicio de Traumatología, Urología, Neurocirugía demás servicios hospitalarios”; explicó.

Entre los meses enero y febrero el Pabellón Quirúrgico Central del Hospital de Clínicas, realizó entre 800 a 1000 cirugías por mes, y por día entre 50 y 80 cirugías entre programadas y de urgencias.

En marzo, debido a la cuarentena total, la cifra se redujo a 400 al mes. No obstante, con el correr del tiempo aumentó paulatinamente a 20 cirugías por día sumando las programadas y las de urgencias del hospital.