Vacunas y comorbilidad: “Pediatra no podrá dar constancia a adulto con diabetes”

El Ministerio de Salud Pública adelantó los filtros que se colocarán para cuando toque vacunar contra el Covid-19 a las personas mayores de 18 años con enfermedades de base, entre ellos será que solo se aceptarán certificados médicos de los profesionales de la patología que se dice padecer.

En conferencia de prensa, el doctor Héctor Castro, director del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), mencionó que están ajustando los detalles para el siguiente plan de vacunación a la franja de los 18 años y 49 años que tengan enfermedades de base.

Adelantó que habrá tres filtros para el efecto. El primero será la inscripción en la plataforma donde se colocará la patología que se sufre y el segundo consistirá en el cotejo de la enfermedad con las listas que proporcionarán los programas e instituciones encargadas de la atención médica.

El tercero será la presentación de una constancia médica al momento de concurrir a los vacunatorios. Sobre este punto, Castro subrayó que se verá que el área de especialidad del médico que expida el documento coincida con la patología del paciente que desee inocularse. “No puede ser un pediatra que emita un certificado a una persona adulta que tiene diabetes”, remarcó.

Vale recordar que en estos días varios médicos ya avisaron que no expedirán certificados médicos falsos, ante la avalancha de pedidos que recibieron de personas que desean vacunarse en la siguiente fase de vacunación contra el coronavirus.

CÓMO SIGUE LA VACUNACIÓN

Desde el lunes 7 de junio se vacunará a las personas con 60 años cumplidos y más. En tanto que desde mañana sábado se habilita el registro de personas de 50 a 59 años. No hará falta que tengan alguna enfermedad de base, sino que solamente se tendrá en cuenta su edad. También podrán registrarse las embarazadas mayores de 18 años, a partir de 20 semanas de gestación (que tengan 5 meses de embarazo).

Abastecen con medicamentos e insumos hospitales de Central y Alto Paraná

Las farmacias de los hospitales de Villa Elisa, San Lorenzo y de la X Región Sanitaria – Alto Paraná, son reabastecidas constantemente con suministros médicos, que incluyen medicamentos esenciales e insumos varios para la atención hospitalaria y ambulatoria.

El hospital distrital de Villa Elisa recibió insumos y medicamentos por valor de G. 337.574.243 entre kit de parto como sueros fisiológicos, oxitocina, labetalol, misoprostol entre otros insumos, así como guantes, medicamentos del Programa de Tuberculosis como Rifampicina + Isoniazida + Pirazinamida + Ethambutol por un monto de 2.382.912 guaraníes.

También fueron entregados sueros (Fisiológico, Dextrosa y Ringer) por 69.206.750 guaraníes, insumos varios por 234.355.005 guaraníes y medicamentos esenciales entre ibuprofeno, dipirona y paracetamol por valor de 94.119.326 guaraníes.

En el hospital general de San Lorenzo fueron recibidos insumos y medicamentos por un total de G. 916.123.691 entre inmunoglobulinas y albuminas por un valor de 91.500.000 guaraníes, insulinas para el Programa de Diabetes por 201.107.545 guaraníes, fórmula por valor de G. 21.149.988, insumos por un total de 157.215.004 y medicamentos esenciales por 67.815.000 guaraníes.

La distribución de insumos y medicamentos en la X Región Sanitaria – Alto Paraná incluyó medicamentos por valor de 2.132.960.436 guaraníes. Entre la carga entregada se encuentran medicamentos para diabetes por 22.789.500 guaraníes, inmunoglobulina y albumina por 146.400.000 guaraníes, insumos principales para quirófano y urgencias por G. 122.106.936, medicamentos esenciales por G. 524.531.000 y vía amparo judicial por valor de 160.122.900 guaraníes.

La provisión de insumos está a cargo de la Dirección General de Gestión de Insumos Estratégicos en Salud (DGGIES), que utiliza un sistema de gestión integral de suministro de tecnología sanitaria. Este sistema abarca la selección, estimación, adquisición, recepción, almacenamiento, distribución a los centros de atención, promoción de uso racional, fármaco y tecno vigilancia.

Cuatro funcionarios apartados por negarle asistencia a paciente fracturada

De momento son cuatro las personas que dejaron de trabajar en el Hospital de Barrio Obrero, hasta tanto culmine el sumario que determinará si las desvinculan definitivamente de sus cargos o no, por negarse a atender a una mujer gritaba de dolor.

El doctor Adán Godoy, director del Hospital General de Barrio Obrero, dijo que, gracias al video registrado por la Policía, se pudo registrar un vicio que se convirtió en un hábito.

Respecto a la investigación del caso, confirmó que son cuatro los funcionarios sumariados, entre ellos, enfermeros y admisionistas, pero que no se descarta que se incluya a otros que también se encontraban de turno.

Nota relacionada: “Pedí que por lo menos me pongan un calmante, pero nadie me quiso recibir”

“Estas personas están cesantes de sus funciones, no están cumpliendo ninguna función en el hospital, están apartadas de sus cargos y la desvinculación la tiene que decidir el Ministerio de Salud”, explicó el director, en una entrevista con el canal Gen-Nación Media.

Elena Fretes es la mujer de 55 años que fue rechazada en el Hospital de Barrio Obrero, lugar al que acudió porque corresponde a la zona en la que vive.

La paciente contó que ese día se levantó a las 4:30 de la mañana, su horario habitual, y se preparó para ir al trabajo. Desafortunadamente, tuvo un percance casero antes de marcharse y, al resbalar se fracturó el fémur.

“Yo me fui con mucho dolor, apenas me alzaron de mi casa, les pedí que me reciban, que por lo menos me pongan un calmante, pero nadie me quiso recibir”, relató la mujer.

El viceministro Santiago García anunció que los involucrados en el trato inhumano se exponen a las medidas más drásticas, incluso al despido, ya que lo que hicieron no tiene justificación.

Noticia vinculada: Médicos se exponen a despido: “Nadie puede ser rechazado de ninguna urgencia del país”

Licitación para tobilleras electrónicas se lanzará en junio

El ministro del Interior, Enrique Riera, manifestó que se prevé para el mes de junio una licitación para las primeras tobilleras electrónicas.

En entrevista con radio Ñanduti, el ministro Enrique Riera mencionó que, apenas se tenga al ganador de la licitación, se buscará la inmediata implementación de las tobilleras.

“La ley tiene 6 años y la excusa para no aplicarla es la falta de reglamentación. Yo creo que nadie quería agarrar esta pelota tata porque hay 4 instituciones corresponsables del funcionamiento y seguimiento, me doy cuenta que el único que puede responder por la policía es el Ministerio del Interior”, recordó.

El Secretario de Estado indicó que se plantea contar con una provisión inicial de 100 tobilleras, contando con 20 nuevas unidades por mes. Con la Fiscalía y la Corte, se trabajará para elegir a los sujetos que se verán beneficiados con esta medida.

El Ministerio de Economía me autorizó hasta tres millones de dólares, unas 3 mil tobilleras, y lo que se compra no es el dispositivo, sino el servicio. La empresa que gane proveerá las tobilleras pero también el sistema de georeferencia”, concluyó Riera.

Insensibilidad en hospital acelera proceso de cámaras al cuerpo de policías