Volvió exdirector de Migraciones tras ser expulsado de Taiwán por acoso a traductora

Esta madrugada llegó al país el extitular de Migraciones, Julián Vega, luego de ser expulsado de Taiwán por una denuncia de acoso a una traductora. El hombre se vio obligado a renunciar y pasó un papelón internacional.

Escoltado por un grupo de personas que lo aguardaba en el aeropuerto Silvio Pettirossi llegó esta madrugada el exdirector de Migraciones, Julián Vega, luego de un viaje para el olvido en el que dejó mal parado al país.

Mujeres de avanzada edad lo esperaron con pancartas, cánticos y gritos, para defenderlo de la cantidad de críticas que recibió.

Durante su visita a Taiwán con los demás integrantes de la delegación paraguaya, incluyendo al presidente Mario Abdo, el señor Vega fue denunciado por una traductora taiwanesa por acoso.

“Hablé y le expliqué cómo es nuestra costumbre. Le toqué el muslo y eso le molestó, fue ante mucha gente”, fue el argumento que dio Vega días atrás ante los cuestionamientos que recibió por su comportamiento.

A raíz de esto Vega se vio obligado a presentar su renuncia ante el Ministerio del Interior, ante los cuestionamientos y las publicaciones en su contra.

Además de este hecho, Vega tiene como antecedente haber estado involucrado en la muerte de un hincha tras una gresca entre barras en el 2016.

 

El día en que el doctor De Finis (padre) mató a su amigo, por celos, en la misma casa del horror

El 29 de julio de 1913 el doctor Italo de Finis asesinó de dos balazos al ministro italiano Antonio Pittaluga. Ocurrió en la casa ubicada en Oliva y Montevideo de Asunción. Fue el mismo lugar en donde días atrás fueron asesinadas cinco personas, por parte del joven Bruno Marabel, un crimen presuntamente impulsado por un cóctel de celos y exceso de drogas.

El doctor Italo de Finis fue padre del también médico Mario Luis De Finis Grassi, gran investigador y de relevante gestión en la guerra del Chaco. Dos crímenes en 105 años, en el mismo lugar (propiedad de la familia de Finis), con la misma edificación original, impulsado por los celos, pareciera ser materia para un tratado de macabras coincidencias. La locura citada por el doctor de Finis para explicar el asesinato de su amigo, tiene semejanza con la locura esgrimida por el joven Marabel tras matar a sus cinco víctimas: “No sé lo que me pasó”, expresan ambos.

La declaración del doctor Italo De Finis, ante la policía, aquel 29 de julio de 1913, corta, concisa, impactante, fue publicada por la Página ‘Paraguay 1900’ y es la siguiente:

​“A las dos de la tarde salí de mi domicilio en dirección al hotel Cosmos, para de allí dirigirme a la Oficina Química Municipal, del que soy jefe. Unos cuantos análisis me retuvieron hasta las tres y media. Antes de volver a casa, di mi visita médica a un niño enfermo”, comienza su relato el doctor de Finis.

Luego vendrá la explicación de la parte final de su acto homicida, claramente impulsado por los celos.

“Entré a mi casa por la puerta de servicio que da a la calle Oliva. Y al atravesar el pequeño patio que da a mi despacho, la sirviente Angela Chaparro, que tenía en brazos al más pequeño de mis hijos, me avisó que el ministro Pittaluga había llegado poco antes de visita. La noticia no me extrañó. El señor Pittaluga parecía ser uno de mis mejores amigos y nunca mi puerta estuvo cerrada para él”

“Desde mi despacho oí claramente las voces de mi mujer y la del ministro Pittaluga. Luego reinó un profundo silencio, después no se lo que me pasó. La duda golpeó rudamente mi cerebro. Tomé el revólver que tenía guardado en uno de los cajones de mi escritorio, esgrimí amenazante, abrí de golpe la puerta. Hubo protestas de inocencia… Pero mis nervios en poderosa tensión, y mi cabeza trastornada, obligaron a mis dedos a oprimir por dos veces el disparador”, culmina su relato.

 

Diputados 'cortan las alas' a feministas: rechazan cupos de 50 % de cargos a mujeres

La Cámara de Diputados con 52 votos a favor aprobó este miércoles la Ley de Paridad Democrática, en la versión de la Cámara Baja. Ahora pasa a manos del Poder Ejecutivo.

La versión aprobada hoy por los diputados establece la igualdad mediante campañas de concientización emprendidas por el Ministerio de la Mujer y el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE); a través de programas de capacitación de liderazgo para las mujeres.

Además se estipula que se destine el 30% del aporte estatal a los partidos a la capacitación de mujeres.

En junio los diputados ya habían modificado el proyecto, estableciendo la eliminación de la imposición de cupos.

Sin embargo, el proyecto en la versión Senado buscaba la equidad en cargos electivos, consistente en que el 50% corresponda a los hombres y el 50% a las mujeres.

 

Un médico y héroe de guerra fue el dueño de la hoy conocida como “Casa del Horror”

En Oliva casi Montevideo está ubicada la ahora conocida como “Casa del Horror”. En su momento, fue la residencia del Dr. Mario Luis De Finis Grassi, quien fue un reconocido docente, investigador e incluso obtuvo reconocimientos por su participación en la Guerra del Chaco.

Adquirió notoriedad desde el lunes por haber sido el lugar donde se hallaron cinco cadáveres y pasó a ser rebautizada como la “Casa del Horror”. Usuarios de las redes sociales, conocedores de la historia de Asunción y su acervo cultural, postearon que la vivienda perteneció al conocido Dr. De Finis Grassi y que fue diseñada por el arquitecto Miguel Ángel Alfaro, ex intendente de la ciudad.

Según datos obtenidos del libro “Breve Historia de Grandes Hombres” de Luis G. Benítez y del nieto del arquitecto, Eduardo Alfaro, el médico nació en Pilar en el año 1900. Es egresado del Colegio San José de Asunción y obtuvo el título de doctor en la Facultad de Medicina de la UNA, en 1924, en calidad de mejor egresado.

El arquitecto Alfaro expresó a HOY Digital que la vivienda tiene características del período neoclásico e incluso mencionó que tiene aires renacentistas.

“El Dr. De Finis se dedicó con incansable constancia y gran solvencia a la investigación científica y a la docencia. Fue ayudante del Prof. Bruno Guggiari en la cátedra de Química biológica, del Prof. Manuel Lefás en la cátedra de Anatomía Patológica, del Prof. Henry Roger en la cátedra de Fisiología, del Prof. Gaetano Martino, en la misma cátera. Ejerció las cátedras de Fisiología y Biología con docta suficiencia durante 35 años”, revela una reproducción del sitio del MEC en base al libro de Luis G. Benítez.

De Finis no solo se destacó en el campo de la Medicina. También tuvo una destacada actuación en unidades combatientes durante la Guerra del Chaco, librada entre 1932 y 1935 en el árido Chaco paraguayo. Obtuvo varios reconocimientos como la distinción de la Orden Pontificia de San Gregorio Magno, otorgado por los Papas Pío XII y Pablo VI.

Como investigador realizó varios estudios en distintos ámbitos como la toxicología, la climatología, la neurología, la psicología, entre otros.

De Finis falleció estaba casado con María Dina Vierci y, luego de su productiva vida, falleció en el año 1977.

Antes de su fallecimiento, su vivienda se convirtió en la sede de la ya extinta Liga Paraguaya de Fútbol, que hoy es conocida como Asociación Paraguaya de Fútbol, entidad matriz del balompié nacional.

El arquitecto Alfaro, el diseñador de la vivienda, fue también un personaje ilustre de la vida nacional de nuestro país. Obtuvo títulos de ingeniero y arquitecto en Roma y en Nápoles, respectivamente, fue intendente, constructor de grandes obras como las escalinatas, la Casa Pfannl, además de varias glorietas y pórticos en distintos parques de Asunción.