Ya no habrá necesidad de salir del país a sufrir, celebra gremio de domésticas

El gremio que aglutina a las empleadas domésticas celebró la aprobación por parte de la Cámara de Senadores del proyecto de ley que permitirá a las trabajadoras de este sector percibir el 100% del salario mínimo. El documento fue nuevamente remitido a Diputados.

Kelly Agüero, titular del Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay, en entrevista con Radio Monumental manifestó su contento por la decisión tomada ayer por la Cámara Alta respecto al proyecto de ley “Que modifica el artículo 10 de la Ley N.º 5407/15 del Trabajo Doméstico”.

Si bien admitió que para muchos empleadores será difícil poder abonar la totalidad del salario mínimo legal vigente (G. 2.112.562), existe la posibilidad de que lo hagan por hora, día, semana o quincena, de manera a “no forzar” la situación económica.

Agüero sostuvo que gracias a esta ley las trabajadoras domésticas ya no tendrán la necesidad de ir a España “a sufrir lo que se sufre ahí” o en todo caso a otros países donde son discriminadas por el hecho de ser paraguayas.

Según estimó, a la fecha existen alrededor de 220.000 empleadas domésticas en Paraguay, aunque no supo precisar cuántas son las que perciben actualmente el 60% del salario mínimo, tal y como establece la ley vigente.

La titular del gremio se mostró confiada en que la propuesta seguirá su curso y que lograrán finalmente hacer realidad esta reivindicación largamente anhelada por todas las empleadas domésticas.

A partir de ahora, la Cámara de Diputados debe analizar el proyecto de ley y ver si aprueba la versión remitida por el Senado. En caso de aprobarse, pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación o veto.

 

Se podrá contratar por horas a empleadas domésticas, pero con IPS al 100 %

El Viceministerio de Empleo manifestó su preocupación por las consecuencias que podría tener el salario mínimo para las empleadas domésticas.

Daniel Sánchez, viceministro de Empleo, indicó que el salario mínimo para el sector doméstico es una normalidad en la región y que faltaba Paraguay sumarse. Sin embargo, manifestó que le preocupa el control que se pueda realizarse para garantizar su cumplimiento y también que crezca la informalidad en el sector.

La autoridad detalló a la 970 AM que actualmente cuentan solo con 14 inspectores para realizar las fiscalizaciones en todo el país.

Según el planteamiento, el salario mensual será de G. 2.112.562, el jornal diario de G. 81.252 y pago por hora de G. 10.156. De aprobarse la iniciativa, los empleadores deberán abonar horas extras a las trabajadoras que presten sus servicios por más de ocho horas al día, incluso para aquellas que residen en las viviendas.

La persona que contrata debe inscribir este tipo de servicios en el IPS y la diferencia asumir en su totalidad. El viceministro ejemplificó que si la empleada trabaja solo por dos horas, de igual manera el patronal deberá pagar su IPS por completo, como si fuera que estuvo por ocho horas.

Explicó que por lo tanto gira la preocupación entorno a la seguridad social para el sector, ya que cuando aumentó del 40 % al 60 % del salario mínimo, se registró en cambio la disminución de la formalidad. “Con el 100 % se verá el golpe que se tendrá. La preocupación que el sector se vuelva más informal”, dijo.

Ayer la Cámara de Senadores aprobó por unanimidad el salario mínimo del 100% para las trabajadoras domésticas. El proyecto de Ley con esto vuelve a la Cámara de Diputados que había aprobado el 70%.

Se estima que unas 220 mil mujeres en Paraguay están empleadas en el sector doméstico.

 

Lechuga a G. 1.500 el mazo en la Costanera de Asunción

Pese a la lluvia productores de varios departamentos permanecen en la tradicional feria granjera de cada viernes en la Costanera, para ofrecer variedad, buen precio y calidad. La lechuga se puede conseguir desde G. 1.500 el mazo.

Albino Rivas, uno de los vendedores, explicó que decidió bajar mucho el precio porque es la única forma que encuentra para evitar que sus productos se descompongan.

La lechuga es un claro ejemplo, pues mientras en los supermercados se ofrecen hasta 5.000 guaraníes el mazo, en la feria se lo llevan por solo G. 1.500 el mazo, al igual que todos los "verdeos".

El tomate, el locote y la zanahoria se ofertan a 6.000 guaraníes el kilo, mientras que el zucchini y el zapallito a 5.000 guaraníes el kilo.

Además de lo mencionado, los clientes encontrarán gallina casera, lechón, queso Paraguay, choclo y una amplia variedad de frutas.

Pese a la lluvia, los granjeros esperan lograr vender la mayoría de sus productos y permanecerán hasta el mediodía.

 

Califican de “violenta y dramática” posible suba de G. 500 del combustible

El abogado Luis Villamayor, quien antes representaba a los operadores de estaciones de servicio de Petropar, consideró que sería catastrófico para la economía paraguaya aumentar 500 guaraníes el combustible, tal como anunciaron los empresarios del rubro.

Luis Villamayor, exabogado de los operadores de las estaciones de servicio del emblema Petropar, comentó a la 970 AM que no está de acuerdo con una posible nueva suba del combustible.

Señaló que cuando bajó el crudo, en Paraguay no se disminuyó el costo. “Nos perdimos la brillante oportunidad de dar un respiro a la economía paraguaya”, dijo.

Villamayor manifestó que a su parecer se podría aguantar por lo menos dos meses más, si es que Petropar vende su stock a través de sus estaciones de servicios.

“No amerita el aumento de 500 guaraníes. Es una cosa violenta, un aumento dramático, tendrá sus consecuencias en toda la actividad económica”, dijo.

En otro momento criticó duramente el acaparamiento de una sola empresa en el sector, tras la inminente adquisición del emblema Bahía por parte de Copetrol, grupo empresarial que además ya compró los locales de Petrobras y consiguió que Axion Energy le transfiera los suyos por un año.

“Se da un monopolio del combustible. Los monopolios nunca están del lado del consumidor, el único regulador ha sido Petropar en los últimos cinco años”, remarcó.