US$ 7.200 millones de exportaciones a junio: manufacturas al alza, agrícolas a la baja

Las exportaciones de Paraguay, en lo que va del año, llegaron a US$ 7.200 millones, destacándose el detalle del despegue de los productos industriales.

En el ámbito agrícola, el empuje de años anteriores, se vio frenado, por un lado, por la caída de precios en el mercado internacional, y por efectos climáticos que redujeron la producción, por el otro.

En ese contexto, el maíz que llegó en periodo anterior a unos 6 millones de toneladas, proyecta para este 2024 un volumen casi 50 % menor. Por lo tanto, se espera que la producción de maíz paraguayo sea de 3,82 millones de toneladas.

Cabe indicar que, un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) menciona que Paraguay se posicionó en la región como el país con mayor volumen de exportación en el primer trimestre del año. El valor de las exportaciones de América Latina se expandió a una tasa interanual de 1,3 %, luego de caer 1,3 % en 2023.

Los volúmenes de exportaciones de Sudamérica aumentaron 8,3% interanual. En este escenario, Paraguay va a la cabeza con 27,8%, Argentina 18,6%, Venezuela, 17,6%, Perú 6,5%, Brasil 6,4%, Uruguay 4,0%, Chile 2,9% y Colombia 2,6%. Sin embargo, Argentina, Colombia, Perú y Venezuela aún se encuentran por debajo de los niveles prepandemia.

Te puede interesar: Elecciones en Europa, impacto en Paraguay

El año pasado, nuestro país verificó un aumento de 19,3 % en sus exportaciones y, en el primer trimestre del 2024, el incremento fue de 6,0% interanual, principalmente con la suba en los envíos al resto de la región, en particular hacia Brasil y Argentina.

Este comportamiento se vio determinado en mayor parte por los envíos de habas de soja y arroz. Los mayores volúmenes exportados (27,8 %), comparados con el año anterior, caracterizado por una fuerte sequía, se vieron contrarrestados por una fuerte caída en los precios.

Celebran avance anticontrabando, pero señalan que todavía falta en ciertos sectores

Según el análisis de la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro), un poco más del 32% es lo que se redujo el volumen del contrabando de aceites y grasas vegetales en el comparativo de enero a mayo de este año, con relación al anterior sondeo hecho en 2023. El gremio espera que la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT) siga trabajando todavía con más ahínco en combatir frontal y transversalmente la ilegalidad y obtenga cada vez mejores resultados.

El gremio señala el contrabando de aceite y grasas vegetales disminuyó en 17 puntos porcentuales, porque entre enero y setiembre del 2023 el consumo mensual de dichos productos de dudoso origen fue de unas 4.030 toneladas, cifra que representaba un 52% de las ventas locales, mientras que entre enero y mayo de este año el volumen mensual de consumo de productos de dudoso fue de 2.710 toneladas, que constituyen un 35% en relación con el consumo del mercado local.

Se destaca que las incautaciones de aceites comestibles hechas por la división anti-contrabando de la DNIT, entre el 15 de agosto de 2023 y el 3 de julio de este año, fue de un total de 136.560 litros. Además, en forma general, la institución logró quebrantar esquemas de contrabando en los distintos rubros a nivel país por un monto total aproximado de US$ 16,9 millones, acorde con el informe oficial.

Cabe recordar que el contrabando no solo resta las ventas de productos nacionales, sino que también pone en peligro miles de puestos de trabajo en la industria.

En ese sentido, Cappro aglutina a diez industrias aceiteras paraguayas que emplean directamente a 2.200 personas y a otras 6.600 de manera indirecta, por eso celebra el trabajo realizado por el Gobierno para lograr la disminución de uno de los flagelos que castigan al sector, a su vez que lo exhorta a seguir implementando nuevas medidas que frenen todavía más la informalidad, a modo de proteger a todas las empresas formales, al trabajo de los paraguayos y generar más oportunidades.

Para el gremio, el contrabando es un generador de pobreza que perjudica no solo al Estado al dejar de recaudar millones de dólares en impuestos sino también a miles de personas que no reciben sueldo mínimo ni cuentan con seguro social o que pierden sus empleos debido al cierre de empresas y negocios que no pueden competir contra los precios de productos ilegales. A esto se suma la ausencia de controles que certifiquen el buen estado de estos productos para la consumición, poniendo en riesgo la salud de los que deciden comprar esos productos de origen dudoso.

Reportan caída del turismo de compras en Salto del Guairá

La cantidad de turistas en Salto del Guairá, y, por ende, el movimiento económico de esta zona, registra una disminución en relación a seis o siete años atrás, informan desde el Consejo de Desarrollo de esta ciudad.

Víctor Stanley, vicepresidente del gremio, habló sobre la situación financiera en la que se encuentran los comercios de esta ciudad, afectados aparentemente por el descenso en la cotización de la moneda brasileña.

“En un fin de semana, seis, siete años atrás, entraban por lo menos 20.000 turistas, hoy entran 3.000, con suerte”, explicó Stanley, en una entrevista con la emisora 1020 AM.

En cuanto a los ingresos económicos, la ciudad alcanzaba a facturar 180 millones de dólares al mes, con un aporte de G. 4.000 millones mensuales al Instituto de Previsión Social.

Es noticia: Borracho entró de contramano, murieron chofer de Bolt y su pasajero

“Hoy, si digo que facturamos 50 millones al mes, creo que me voy a quedar un poco largo, es menos”, lamentó el comerciante.

En cuanto al régimen de turismo, Stanley refirió que la herramienta ayuda bastante, pero no es determinante en este problema que, además, se agudizó durante la pandemia.

A principios del 2020, la mayoría hizo préstamos, ante la información de que sería un año de muchas visitas turísticas, sin embargo, el 11 de marzo se suspendieron todas las actividades por decreto y se cerraron las fronteras.

Ley 60/90: inversiones superan los USD 160 millones

Según el informe del Viceministerio de Industria, las inversiones proyectadas acumuladas a junio bajo este régimen de incentivo ascendieron a más de USD 168 millones. Esto representa un incremento del 7% en comparación al mismo periodo del año pasado, cuando fue de USD 156 millones.

El informe señala que tan solo en el mes de junio del 2024, las inversiones bajo la Ley 60/90 sumaron un valor de USD 11,6 millones. Además, se aprobaron siete nuevos proyectos, generando más de 108 empleos en el país.

De estos nuevos proyectos de desembarco de inversiones, más del 90% se concentraron en los siguientes sectores de producción y almacenamiento de granos y semillas, con un 74%; seguido del rubro de plásticos y sus manufacturas, con el 24%, mientras que el 2% restante son del sector de productos químicos y farmacéuticos. Es decir que el 98% de las inversiones se dirigieron al sector secundario, mientras que el 2% restante se dividió entre los sectores primario y terciario.

Igualmente, en el primer semestre del año, del total de inversiones proyectadas un 55%, unos USD 93 millones, son de origen nacional, reflejando una estabilidad creciente. En tanto que las inversiones representan el 45% restante, alcanzando unos USD 75 millones.

Con relación a la ubicación de estas inversiones, el informe resalta que el 92% se ubica en los departamentos de Central, Alto Paraná, Paraguarí, Canindeyú y Capital, siendo estas zonas con más desembarco de inversiones en los últimos años.

Empleos proyectados

Asimismo, durante la primera mitad del año los empleos vinculados a estas inversiones superaron los 1.096 puestos. Con el 82% concentrado en Central, Alto Paraná y Caazapá.

Además, el 57% de los nuevos empleos generados al cierre de junio se concentraron principalmente entre los sectores de plásticos y sus manufacturas, producción y almacenamiento de granos y semillas, y productos químicos farmacéuticos.