Inverfin donó G. 400 millones a Techo

Desde el año 2010 Inverfin se ha adherido a TECHO, son 9 años de alianza ininterrumpida, hoy sigue con el mismo compromiso de apoyar a esta organización para que las familias menos favorecidas puedan disponer de una morada digna y mejorar su calidad de vida.

Coherente con la Visión; ser una empresa socialmente responsable, se une a esta causa para construir viviendas en varias comunidades tanto en la capital como en el interior del país, cumpliendo así de una manera puntual el compromiso social.

“Inverfin tiene el firme propósito de generar un impacto positivo en la sociedad. Agradecemos en primer lugar a Dios por las bendiciones recibidas, a nuestros colaboradores voluntarios por esa actitud altruista, a nuestros clientes por preferirnos y ser parte del progreso de cada comunidad donde estamos presentes.

Elogiamos la labor de TECHO, y desde Inverfin apoyamos la gran colecta “Construí Paraguay, Construí Sueños” reconocemos el meritorio trabajo que realizan y nos sentimos complacidos por ser parte de esa insigne misión; asimismo alentamos a los jóvenes a seguir trabajando por ese sector de la población; así todos juntos podemos construir un país mejor. Expresa la Gerente de Recursos Humanos Rosa Romero.

La donación se realizó el día viernes 06 de septiembre en la sede de Visión Banco, Avda. Santa Teresa 3088 en presencia de la Sra. Rosa Romero, Gerente de Recursos Humanos de Inverfin y los representantes de la organización Techo.

Desde el inicio de la alianza con TECHO la firma ha construido 914 viviendas, varias de ellas gracias a sus propios colaboradores voluntarios.

 

La plata ya no alcanza: mesas vacías y personal despedido, la crisis golpea fuerte

Al igual que el sector hotelero, el rubro gastronómico está atravesando una dura crisis económica. Los restaurantes registran en un 50 % la caída de sus ventas, por lo que deben abaratar sus costos, despidiendo personal y cerrando espacios de sus locales.

Oliver Gayet, de la Asociación de Restaurantes del Paraguay, manifestó que si bien los fines de semana se observan locales gastronómicos “llenos” de comensales, de lunes a jueves están completamente vacíos. La caída de las ventas ya llega al 50 %, según reconoció.

En entrevista con la 650 AM, el referente del sector mencionó que se ven obligados a disminuir personal, cerrar sectores de los locales para reducir costos, como por ejemplo el uso de la electricidad, y negociar con los proveedores de insumos, pero nunca bajar la calidad del producto.

“Estamos en una crisis bastante grande. Venimos arrastrando hace dos años una situación no confortable en la gastronomía y que desde octubre del año pasado se viene agravando. Mientras que los dos últimos meses fueron muy malos. En agosto hubo días donde no tuvimos ninguna persona en el restaurante”, detalló.

Gayet sostuvo muchos emprendedores se aventuraron y abrieron sus negocios, pero que únicamente duraron en el mercado un año. Esto se debe a varios errores, como la falta de previsión de la situación económica y los gustos de los paraguayos.

“Existen restaurantes que se mantienen hace años, como el Bar San Miguel. La clave mantener la utilidad, personal y aguantar con lo mínimo posible. Los que duran un año cometen errores, gastan mucho en contratar personal, alquiler, y no pueden cubrir luego los sueldos. Hay muchos aventureros en la gastronomía que roban un chef de algún local que les gusta, pagándole 500 mil guaraníes más, pero en unos meses ya no pueden pagarle”, indicó.

Ahondó que el comensal paraguayo no es ir a restaurantes exóticos y trajo a colación el caso de un reconocido local hindú que terminó cerrando sus puertas luego de un año de su apertura. “Para tener éxito debe ser un restaurante temático ahora, ya no igual a los demás”, añadió.

Por último señaló que en la actualidad los restaurantes sufren una competencia directa por el fenómeno de los “food park”, los cuales, según el entrevistado, no emiten factura, pagan alquileres bajos e incluso no tendrían registrados legalmente a sus empleados.

CRISIS GOLPEA AL SECTOR HOTELERO

Cecilia Cartes, presidenta de la Asociación Hotelera del Paraguay, manifestó semanas atrás que existe una baja ocupación de las habitaciones, por lo que varios hoteles redujeron personal y cerraron pisos enteros, para ahorrar luz y calefón.

Explicó que las ocupaciones hoteleras se deben a los corporativos en gran medida y también al turismo de compras. En ese sentido resaltó que la caída del peso argentino disminuyó el ingreso de personas al país, porque “les es caro venir al Paraguay”. A ello se suma que ni los paraguayos hacen turismo interno ante la recesión económica.

 

Final Torneo Futsal FIFA TUPI 2019

La Gran Familia Tupi celebró la 17° edición del torneo denominado “Copa Futsal FIFA TUPI”.

Se llevó a cabo el Domingo 01 de Setiembre a las 10:00 a.m. en el Polideportivo San Diego – Lomas Carísimo casi Facundo Machain, a dos cuadras de Boggiani.

El torneo contó con 26 equipos, este año además de las categorías Masculino y Femenino se sumó a la competencia la categoría Senior, dando lugar a que más colaboradores de la empresa disfruten de una sana competencia.

Seguido a los partidos finales y la entrega de espectaculares premios se procedió al brindis tradicional, disfrutando así los competidores, familiares, amigos y clientes de un tiempo memorable.

1er Puesto Campeón

Masculino: Globo

Femenino: Cobranzas

Senior: Reparto Senior

2do Puesto

Masculino: Depósito

Femenino: Control

3er Puesto

Masculino: Cobranzas

Femenino: Ventas Externas

 

El BCP minimiza efecto de la crisis argentina

El presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), José Cantero, minimizó el efecto que pueda causar en el país la crisis económica que atraviesa Argentina, desde que el presidente Mauricio Macri perdió las elecciones primarias de principios de agosto, lo que dificulta su reelección.


Fuente: EFE

“Es una economía que ya hace tiempo dejó de tener incidencias en nuestra economía”, expresó Cantero a los medios tras una reunión en el Palacio de Gobierno con Mario Abdo Benítez.

El presidente del BCP explicó que los factores externos de la economía argentina tienen un impacto de apenas entre un 0,1 y un 0,2 % en el crecimiento de Paraguay.

Además, también señaló que las remesas argentinas, que ascienden a 100 millones de dólares, suponen una quinta parte de los envíos de dinero desde otros países.

Por otro lado, puso en valor que los sistemas bancarios de ambos países no se encuentran vinculados y que no hay depositantes argentinos en el país.

“Desde el Banco Central vamos a estar monitoreando todo lo que pueda ocurrir, vamos a nutrirnos de información, pero yo creo que lo más importante es saber que en nuestro país prima la cordura”, aseguró.

En ese sentido, Cantero afirmó que Paraguay cuenta actualmente con una economía “muy sólida”, a diferencia de 2002, cuando sí que tuvo mayores consecuencias la crisis económica del país vecino.

Además, el presidente del BCP calificó como “prácticas desmesuradas, desmedidas y dañinas” las últimas políticas económicas del Gobierno de Macri para hacer frente a la crisis.

“Son señales que el mercado interpreta como disruptivas y como medidas que pueden anticipar un escenario peor”, lamentó Cantero, quien vaticinó una respuesta negativa de los mercados que puede acrecentar el problema.

Sin embargo, Cantero reconoció que Paraguay “puede sacar ventaja de este escenario” para aumentar su inversión extranjera, con la captación de nuevas empresas de sectores como el inmobiliario.

“Lastimosamente el deterioro que está sufriendo Argentina es constante, continuo y probablemente irreversible”, añadió.

La Bolsa de Buenos Aires se hundió este martes un 11,86 %, mientras el precio del dólar se mantuvo estable en la segunda jornada con controles en el mercado cambiario que impuso el Gobierno para estabilizarlo.

Macri firmó este domingo un decreto para obligar a los exportadores a liquidar divisas en el mercado local y a requerir una autorización previa para la compra de moneda extranjera en la plaza cambiaria y para realizar transferencias al exterior.

Las medidas llegan después de un “agosto negro” en el que el precio del dólar subió un 35,8 % y el índice de riesgo país se disparó un 224 %, hasta los 2.532 puntos básicos, su máximo nivel desde 2005.