Paraguay tiene más deudas que reservas: ya hay síntomas de eventual crisis, advierten

El extitular del BCP, Carlos Fernández Valdovinos, advirtió que Paraguay posee 800 millones de dólares más de deudas que de reservas internacionales. Apuntó que si bien la situación no es catastrófica, ya se sienten los primeros síntomas de una eventual crisis y se debe atacarlos desde ya.

Las reservas internacionales (Rin) que dispone el Banco Central, casi 9.500 millones de dólares a la fecha, sirven para intervenir en el mercado y evitar que se dispare la cotización del dólar, pero también para pagar la deuda externa.

El monto de las Rin es históricamente alto y hasta parece alentador, sin embargo, el entusiasmo se disipa al mirar el resto de la película que muestra las escenas de los pasivos.

Anteriormente el BPC contaba con 2.200 millones de dólares más de serva que de deudas, sin embargo, dos años después hay 800 millones de dólares más de deudas que de reserva.

“Tenemos más pasivos que activos y eso nos coloca en una debilidad relativa de deuda externa, tenemos que ver qué tan cerca podemos estar de una eventual crisis”, dijo Fernández Valdovinos en comunicación con Gen.

Paraguay gozaba de una posición externa neta -diferencia entre reservas y deudas- cada vez mayor, es decir, se ubicaba cada vez más cómodo para enfrentar cualquier tipo de problema externo y eso benefició enormemente a la economía, pues mantuvo el dólar estable y atrajo inversionistas.

Aclaró que el escenario no es tan pesimista como en Argentina y Venezuela, pero advirtió que ya empiezan la presión alta, el dolor de cabeza que son síntomas que se deben tratar a tiempo para evitar una crisis.

Fernández Valdovinos comentó que las deudas se explican por el déficit fiscal y deben ser financiadas de alguna manera. Generalmente se emiten con el BCP y eso produce inflación, o también se emiten en el exterior y eso permite la financiación.

 

Abdo recorre planta industrial de Cecon junto con Cartes

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, realizó este miércoles una visita a la Planta Industrial de Cementos Concepción (CECON). Estuvo también presente el exmandatario Horacio Cartes, quien es el principal accionista de esta importante inversión.

En la mañana de este miércoles, el Presidente de la República visitó la Planta Industrial de Cementos Concepción (CECON), ubicada en el distrito de San Lázaro. Estuvo en compañía de su vicepresidente Hugo Velázquez, los ministros Luis Castiglioni (Industria y Comercio), Julio Mazzoleni (Salud Pública), entre otras autoridades.

Los accionistas de esta empresa son el expresidente de la República, Horacio Cartes, la empresa Jiménez Gaona & Lima y el empresario tabacalero José Ortiz.

En el sitio, el mandamás fue recibido por Horacio Cartes y luego recibió las informaciones técnicas del megaproyecto de parte de José Ortiz, quien resaltó que la fábrica contará con la más alta tecnología y con innovación de primera. Cuando ya esté en funcionamiento, la planta producirá más de 1 millón de toneladas.

“Ya no va a faltar cemento en Paraguay desde junio del año que viene. Estamos muy contentos”, indicó el accionista de Cementos Concepción SAE, al momento de resaltar el apoyo estatal a esa gran inversión que fue posible mediante el sistema financiero paraguayo que dio el crédito necesario.

El lugar donde se realiza la importante inversión, es una zona que tiene minas y las piedras calizas, materia prima para el cemento. Es un territorio que ya fue utilizando en la explotación de la tierra caliza. La empresa cumple con todos los requisitos ambientales y supera las exigencias a nivel internacional.

La planta creará 1.500 empleos en la fase de obra y 500 empleos directos e indirectos en la fase de producción. El imponente complejo industrial está erigido en un predio de 1.500 hectáreas. La inversión ronda los US$ 200 millones.

 

Paraguay exportó diez nuevos tipos de producto en el 2020

La industria paraguaya exportó diez nuevos tipos de productos en 2020, a pesar de los retos que afrontó la economía del país durante la pandemia de coronavirus, informó este lunes en un comunicado el Ministerio de Industria y Comercio (MIC).


Fuente: EFE

El listado incluye varillas de acero por valor de 874.000 dólares, resinas industriales (655.450 dólares), tejidos de fibras sintéticas discontinuas (335.124 dólares), lijas de fibras de vidrio (322.167 dólares) y grasas y aceites hidrogenados (315.298).

En orden de facturación siguen los cierres de cremallera (184.053), las vidrieras aislantes de paredes múltiples (147.670), las grasas de pollos (128.140), las velas (105.048) y los motores orbitales (103.592).

El informe resalta que el avance es parte de la política de fomento a las exportaciones ante la necesidad de diversificar el universo de productos enviados al exterior, que hace dos décadas se concentraba en productos agrarios sin mayor valor agregado.

Y refiere que con ello Paraguay “incrementa sus oportunidades de acceso a nuevos mercados, aumentando así su resiliencia ante situaciones adversas que pueden afectar a ciertos sectores o mercados”.

“Un nuevo producto de exportación contribuye con el desarrollo económico del Paraguay en la medida en que se generan empleos calificados, se incorporan nuevas tecnologías, y se agregan valores a los recursos primarios”, concluye la nota de prensa.

 

Gastronómicos con 22.000 suspendidos: reducción de aporte al IPS trae alivio

El sector gastronómico posee aún 22.000 trabajadores suspendidos a consecuencia de la pandemia del coronavirus. La sanción de una ley que reduce y aplaza el aporte patronal al IPS traerá alivio al rubro tan golpeado, según sus referentes.

Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay, destacó que el Senado sancionó el proyecto de ley que establece la disminución del aporte al Instituto de Previsión Social, dirigida a empresas dedicadas a los sectores gastronómicos, eventos, hoteleros, agencias de turismo y entretenimientos. Del 25,5 % se pasará a aportar el 11,5 % durante este 2021 y serán distribuidos de la siguiente manera: aporte obrero 9% y 2,5% para el aporte patronal.

“Estamos en una transición y no podemos salir aún a flote, no sabemos hasta cuánto estaremos así. Además nos endeudamos en un 14%, monto que lo pagaremos desde mediados de 2022. La deuda que generamos se va a dividir en 60 cuotas, no es que nosotros hayamos pedido un subsidio”, dijo a Tempranísimo, canal Gen y radio Universo.

El empresario Gayet resaltó que su sector es el más afectado, porque por protocolo no puede trabajar al 100%. En estos momentos el sector gastronómico tiene 22.000 trabajadores suspendidos, de acuerdo con el mismo.