Repuntan las ventas de autos 0 Km, según Cadam

Las ventas de automóviles 0 Km registran un incremento del 47 % en el primer semestre de este año, en relación al mismo periodo del 2020. Sin embargo, el porcentaje no es considerado como tal, debido a la nula actividad comercial durante la cuarentena estricta de marzo a mayo.

Víctor Servín, vicepresidente de Cadam, compartió las cifras registradas este año en comparación a las del 2020, pero aclaró que tampoco se puede hablar de un crecimiento importante ya que el 2020 no es un parámetro real, tomando en cuenta la suspensión de actividades comerciales.

Las matriculaciones que otorga el Registro del Automotor para vehículos 0 Km, excluyendo por ende los de Iquique, presentan un crecimiento del 47 % entre junio del 2020 (15.852) y junio pasado (15.996).

“Está mejorando, pero tampoco es para decir que está en crecimiento, porque en el 2020 hay un trimestre perdido, es decir, que no trabajamos”, explicó Servín en comunicación con el programa Tempranísimo por Canal Gen.

No obstante, consideró que en cuanto a importaciones, sí se ve un crecimiento del 20,5 % a junio de este año con relación al mismo periodo del año pasado, aunque todavía lejos de los 18.000 del 2018 que fue un año normal.

Respecto a maquinarias reportó un fuerte repunte con un crecimiento del 33 % en tractores y 25 % en cosechadoras.En el 2019 totalizaron 795 tractores, en el 2020 467 y en el 2021 641.

 

Basanomics: Paraguay aún está lejos del lugar en el que debe estar, sostiene Peña

El exministro de Hacienda, Santiago Peña, destacó las políticas adoptadas por el BCP para hacer frente al golpe económico de la pandemia, aunque expresó su preocupación por factores como el déficit fiscal, la inflación y el nivel de gasto público. Por ello, sostiene que Paraguay "aún está lejos del lugar en el que necesita estar".

El exministro de Hacienda, Santiago Peña, durante su participación en la cuarta edición del Basanomics Digital habló sobre la política monetaria en Paraguay y el escenario que se observa hoy día a consecuencia de la pandemia de COVID-19.

Primeramente, destacó al Banco Central del Paraguay (BCP) ya que ha desplegado herramientas como nunca antes lo había hecho, en vista a la necesidad que había de hacer frente a los desafíos que sobrevinieron con la crisis sanitaria.

Recordó la reducción en la tasa de interés al 2,75%, siendo la que más ha bajado, aunque admitió que hasta ahora no se está recuperando, siendo ello un motivo de preocupación de ahora en adelante.

Peña también mencionó que la inflación ha empezado a subir en los últimos meses, siendo una tendencia que también se pudo observar en otros países de la región en el marco de la coyuntura sanitaria.

Sobre el mismo punto, manifestó que “la inflación es un fenómeno monetario” y ahora ha tomado un rumbo ascendente, por lo que lo ideal es que no siga creciendo. En la actualidad, el porcentaje ha sobrepasado el objetivo del BCP, acotó.

El exministro de Hacienda también habló del nivel de liquidez y dijo que se está manteniendo por un tiempo bastante prolongado, siendo momento propicio para tomar medidas y lograr su estabilización.

Si se mira la tasa interbancaria que se maneja ha estado continuamente por debajo de la tasa de política monetaria, lo cual significa que hay un exceso de liquidez, explicó en su ponencia en Basanomics.

En la ocasión, también alabó la política monetaria implementada por el Banco Central asegurando que ha sido la adecuada, siendo uno de los grandes éxitos de las administraciones que tuvieron a su cargo tomar las riendas de la banca matriz.

La tasa de interés de los bonos de Paraguay tuvieron un incremento apenas arrancó la pandemia pero luego se fueron normalizando, por lo que se puede decir que tuvieron un buen desempeño durante los últimos meses, indicó.

En cuanto a la política financiera, aseguró que las medidas administrativas permitieron que los bancos puedan inyectar la liquidez que les da el BCP. Igualmente, mencionó que el crédito bancario se ha recuperado en moneda extranjera (dólares) y ya dejó de estar en terreno negativo.

Un aspecto en el que hizo énfasis es en el del incremento del déficit fiscal y recordó que cuando se creía que el 2020 iba a ser un año de recuperación sobrevino la pandemia, obligando al gobierno a tomar medidas que hicieron aumentar el nivel de deuda pública.

Al respecto, mencionó que cerca del 40% aumentó la deuda pública en este periodo, siendo un “año extraordinario” a causa del COVID-19 y su impacto en la economía.

Peña confirmó que el incremento del déficit fiscal está explicado por un aumento del gasto y no necesariamente por una reducción del ingreso que solo representa el 14% al hacer un análisis de los datos oficiales.

Los números también muestran que el gran responsable de la disminución del déficit en estos seis meses ha sido la buena recaudación tributaria con una mayor entrada en impuestos y no por una reducción en el gasto público, enfatizó.

“El no haber hecho las reformas a tiempo hace que la Caja Fiscal esté utilizando cada vez más recursos”, puntualizó el exministro de Hacienda.

Peña dijo que la situación económica del Paraguay “no es la ideal” y admitió que todavía estamos lejos del lugar en el que necesitamos estar. “Se debe recuperar el tiempo perdido”.

Asimismo, señaló que la microeconomía necesita de políticas mucho más directas, pero sin que ello ponga en riesgo la política macroeconómica que hoy goza de buena salud en nuestro país. Por ello, habla de adoptar una estrategia adecuada y eficaz.

 

Basanomics: se ve leve mejora pero "aún no se puede cantar victoria", afirman

El extitular del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, destacó la leve mejoría que se ha visto en ciertos aspectos de la economía paraguaya pero fue sincero al admitir que "aún no se puede cantar victoria", principalmente por las debilidades a nivel microeconómico. Asimismo, habló sobre una precarización en el ámbito laboral, fruto de la pandemia.

En el marco del evento Basanomics Digital, el expresidente del Banco Central del Paraguay, Carlos Fernández Valdovinos, brindó un panorama sobre la situación actual en materia económica.

Al respecto, confirmó que “a pesar de que vemos algunos brillos” y están mejorando las cosas a nivel económico, el escenario aún sigue siendo complicado debido a la pandemia de COIVD-19.

Recordó cuando en el 2019 también se veía “la luz al final del túnel” luego de la crisis que sobrevino en Paraguay, aunque ya en el año 2020 vino la pandemia y dificultó las cosas, impidiendo avanzar en un verdadero proceso de recuperación.

Fernández Valdovinos recordó que Paraguay, al ser un país pequeño, siempre está sujeto a los vaivenes a nivel mundial, por lo que existe una afectación de lo que suceda en la región y el mundo.

Durante su ponencia, el economista destacó que las proyecciones de junio son mejores a las que se manejaban inicialmente, por lo que el escenario se muestra ligeramente alentador en el aspecto económico.

A nivel regional se puede ver que las economías llegan a un nivel de producción pre-pandemia, enfatizó. En ese sentido, mencionó que en la mayoría de los países el nivel está igual o superior, a excepción de Argentina que no ha conseguido recuperarse del todo.

El extitular del BCP sostuvo que para la gente común, este año no fue tan bueno ya que la microeconomía sufre de un “desenganche”. Al observar los datos de la banca matriz se nota que hoy día la situación es peor en comparación a la del 2018 cuando el ingreso per cápita alcanzó niveles complicados.

Fernández Valdovinos enfatizó la necesidad de que Paraguay tenga fondeo para financiar su desarrollo, por lo que se requiere de una inyección de recursos para continuar en este camino.

El incremento de la soja y del petróleo son relevantes para Paraguay, afirmó. En el caso de ambos, han registrado incrementos en los últimos meses, lo cual tiene un impacto en la economía nacional.

También señaló que la actividad económica fue un gran condicionante desde el inicio de la pandemia. En ese sentido, mencionó que durante la etapa de la cuarentena más estricta la gente se quedó en su casa, lo cual representó una caída en la movilidad, y cuando empezó a salir de nuevo se pudo ver un cambio en esta tendencia. Posteriormente cuando se tenía un mejor escenario, en el segundo semestre se vio una nueva caída de la movilidad, en coincidencia con el peor momento de la pandemia, expresó.

“El mal momento de la pandemia implicó una caída de la confianza de la gente, entre inversionistas y consumidores”, de acuerdo a lo señalado por el economista en Basanomics.

Fernández Valdovinos destacó el hecho de que ya en marzo se haya llegado a los niveles de producción pre-pandemia en nuestro país, con una estabilización en este ámbito, mostrando una tendencia favorable para los próximos meses.

El crecimiento de los últimos tres meses está por encima del 3%, destacó en su disertación. Asimismo, refirió que hay una recuperación muy fuerte en este periodo de tiempo, por lo que está siendo bastante más dinámica de lo que se esperaba inicialmente.

En lo referente a las exportaciones bajo el régimen de maquila, dijo que estamos mejor en comparación al primer semestre del 2020 e inclusive mucho mejor que el año 2019, lo cual pone de manifiesto el dinamismo del cual hoy goza la economía local.

A pesar de que vamos a crecer, este año la pandemia tendrá un impacto en los niveles de pobreza en Paraguay, mencionó el expresidente del BCP, exponiendo en números la realidad del ámbito laboral.

Al respecto, dijo que, según los números que se manejan, la pérdida de trabajo afectó mayormente a las mujeres, notándose mayormente en el sector informal y en las ciudades.

“Estamos creciendo en términos de cantidad de empleos, pero se están creando empleos en el sector informal de la economía. El tipo de empleo es para trabajadores cuentapropistas”, puntualizó.

Fernández Valdovinos dijo que se está teniendo “un mercado laboral que se va precarizando” y además se registra una peor remuneración para los trabajadores independientes.

“No es para cantar victoria, a nivel macro estamos bien pero a nivel micro tenemos muchas debilidades”, afirmó, al tiempo de hacer énfasis en la necesidad de políticas económicas sensatas para atacar las debilidades que tendrá Paraguay luego de afrontar este periodo de la pandemia.

 

Invertirán US$ 45 millones en nueva planta frigorífica de Alto Paraguay

Un grupo inversor panameño proyecta destinar hasta 45 millones de dólares en la construcción de una planta frigorífica en Alto Paraguay. Se generará mano de obra para unas 500 personas.

El presidente de la Asociación Rural del Paraguay, Regional Caaguazú, Nevercindo Cordeiro, confirmó que un importante grupo empresarial de Panamá está interesado en instalar un frigorífico en Alto Paraná, con una inversión estimada de entre 35 a 45 millones de dólares.

“Una empresa muy grande quiere montar un frigorífico en Paraguay, y estamos trabajando para llevar a esa gente a mostrarles el Chaco, donde tenemos la producción más grande de novillo gordo. Piensan instalar la industria desde el próximo año”, explicó Cordeiro.

La ubicación de la planta sería en la zona de Colonia Peralta y Fuerte Olimpo, teniendo en cuenta que una industria de esa envergadura requiere de 400 a 500 funcionarios.

Sobre este punto, Cordeiro recalcó que el frigorífico debe necesariamente estar cerca de un área urbana para tener mano de obra. De hecho, los pobladores de Alto Paraguay viven en este momento netamente de la ganadería, ya que la agricultura recién está empezando.

Alto Paraguay, tiene un millón ochocientas mil cabezas de ganado, y es uno de los departamentos que más creció en el hato ganadero, según el titular de la ARP, Regional Caaguazú.

Detalló que según SENACSA, el 33 % de la faena en el país salió de Alto Paraguay. “Disponemos de bastante producto para tener dos frigoríficos faenando de 700 a 800 cabezas por día. Tenemos materia prima suficiente”, expresó con orgullo.

La futura planta frigorífica está pensada para la producción de cortes de carne vacuna, que contribuiría a los ganaderos de la región, en una economía muy grande. “Actualmente, tenemos que enviar los novillos de Alto Paraguay a Concepción, que disminuye el lucro de los productores, porque los costos son más. Con esta inversión, no solamente se ganará en tiempo al tener un frigorífico cerca, sino que los costos de los productores bajarán" destacó.

La garantía de el servicio eléctrico será fundamental, teniendo en cuenta que una planta de este tamaño consume demasiada energía eléctrica