Diseñadores nacionales presentaron colección en Punta del Este

El diseñador Negro Vázquez y la diseñadora Ismenia Rodríguez presentaron su última colección en el encuentro único denominado La Posta Paraguay, que fusionó la moda con el glamour de Punta del Este.

Su última colección combina estilos vanguardistas con la elegancia característica de la alta costura. Su creación rinde homenaje al sol, la playa y el estilo de vida relajado de Punta del Este.

Según comentan su inspiración se da en la brisa del mar y los cálidos rayos del sol, las prendas destacan colores vivos, telas frescas y diseños que evocan la elegancia desenfadada de la temporada estival y sobre todo resaltando la silueta femenina.

Entre rayos y serpientes la línea Cabure verano 2024 de Negro Velázquez evoca la esencia de la moda playera con su versatilidad. “Quise resaltar la figura de la mujer fusionando colores tierras con elegantes detalles de flores superpuestas, flecos, tejidos, rústicos y transparencias”, palabras del diseñador.

Por otro lado, Ismenia se inspiró en rosas blancas simbolizando la perpetuidad algo como toda la vida. “Como algo que dura toda la vida, como el amor hacia los demás, nosotros mismos, hacia el arte, hacia la creación y hacia la moda. Esta colección es para vos”, menciona al respecto.

Los y las asistentes pudieron apreciar y adquiirir piezas de estas colecciones únicas en un ambiente acogedor marcado por la armonía entre en su interior confortable y un extenso jardín.

Leé también: El viaje de ensueños de Malala Olitte: “Hace 5 años había escrito, hoy estoy aquí”


Etiquetas:

VIDEO| Enfermera causa destrozos en heladería por ataque de celos

La mujer golpeó a su pareja sentimental por supuestamente prestarse a que le coquetearan.

Las redes sociales son la herramienta perfecta para dar a conocer historias impactantes que se hacen virales despertando todo tipo de emociones entre los internautas. Como la más reciente en Ecatepec, Estado de México, donde una mujer, con su uniforme de enfermera, causó destrozos en una heladería durante un arranque de celos y arrojó objetos contra una de las empleadas que supuestamente coqueteó con su pareja.

Mujer causa destrozos en establecimiento por celos

El momento en el que la mujer estalla fue captado por las cámaras de seguridad del establecimiento y difundido en redes sociales por la cuenta “Alto Impacto” en X, antes Twitter. En las imágenes se observa que la pareja llega al lugar y pide una paleta, aunque todo se habría salido de control cuando una de las empleadas le entregó el producto primero al sujeto y no a su esposa.

De inmediato comienzan los reclamos de la mujer, cuya actitud cambia de un momento a otro y arremete contra una de la vendedora que supuestamente coqueteó con su esposo. Aunque la joven habría intentado tranquilizarla, su molestia fue evidente y se limitó a evitar ser golpeada por lo que parecía ser un servilletero y después fue llevaba a la bodega del lugar por una de sus compañeras.

Furiosa, la mujer continuó con la agresión a las empleadas y en el clip se puede ver que cambia de lugar cerca de la bodega donde se resguardaban para arrojar algunos de los artículos que tenía a su alcance sobre los refrigeradores. Todo ante la mirada atónita de una de las jóvenes que prefirió no intervenir.

Criticas a mujer por arranque de celos

Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana en el fraccionamiento Las Américas, donde tras varios minutos el sujeto logra sacar a su esposa del lugar; sin embargo, la agresión continúa ya que ante de subir a su vehículo ella le reclama y comienza a golpearlo con su chamarra.

“No quiero imaginar cómo será en el trabajo”, “Pobre hombre”, “Que falta de autoestima tiene esta mujer, y el marido… hay que amarse uno mismo primero”, “Ridícula, insegura”, “Puras tóxicas” y “Primero les hace falta ayuda psicológica, pronto, pobre de este hombre”, fueron algunos de los comentarios en redes sociales.

¿Es correcto decir he freído dos huevos?

El huevo frito es un menú muy consumido y típico para acompañar al bife, al lomito y otros platos. Sin embargo, a la hora de conjugar el verbo freír al participio surge una duda natural. ¿Cuál es la forma correcta?

La Real Academia Española, a través de su espacio habitual dedicado a contestar consultas semanales, esta vez disipó la duda del verbo freír.

Decir he freído dos huevos o he frito dos huevos son dos opciones válidas y correctas para la conjugación al participio.

De hecho, el Diccionario Panhispánico de Dudas indica que la palabra freír tiene dos participios: el regular freído y el irregular frito. Ambos se utilizan indistintamente en la formación de los tiempos compuestos (he freído / he frito) y de la pasiva perifrástica (es freído / es frito).

Puede interesarle: Viejo Continente y otras expresiones con mayúsculas, ¿por qué?

No obstante, hoy es mucho más frecuente el empleo de la forma irregular: «Le he frito también un par de huevos» (Olmo Iglesias [Esp. 1984]); «Aparte se habrá freído el tomate […] con cebolla, todo muy despacio y removiendo bien» (Toharia Setas [Esp. 1985]).

En función adjetiva, sin embargo, solo se usa la forma frito, que puede ser también un sustantivo (‘alimento frito’): «Un bar en el que hacen unas sardinitas fritas que te mueres» (Zarraluki Silencio [Esp. 1994]); «Evitar en lo posible los fritos» (Pirolo/Pirolo Dietas [Arg. 1990]).

La sección RAE del diario HOY tiene como fin promover el buen uso del idioma español, con el sustento de lo que dicta la RAE, máxima autoridad de la lengua que, con el correr de los años, va cambiando algunas reglas y proponiendo adaptaciones, según la necesidad.

Puede interesarle: Personaje, un sustantivo masculino, aunque se trate de una mujer

Crean una proteína comestible a partir de aire y electricidad

En una fábrica finlandesa los “agricultores del futuro”, inclinados sobre sus computadores, fabrican una proteína comestible alimentando un microbio con aire y electricidad.

La agricultura celular, que consiste en producir alimentos o nutrientes a partir de cultivos celulares, se considera cada día más como una alternativa ecológica a la ganadería, una de las principales fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero.

La carne, los huevos o la leche producidos en laboratorio despertaron el interés de científicos, que se lanzan al cultivo de células animales.

Pero para sus detractores el proceso se considera “antinatural”, consume energía y es costoso.

El grupo Solar Foods va más allá y en su planta recién inaugurada cerca de Helsinki los científicos despliegan una nueva tecnología para cultivar proteínas a partir de células utilizando aire y electricidad.

Un microbio es alimentado con dióxido de carbono, hidrógeno y minerales en un proceso que utiliza electricidad de fuentes renovables.

Solar Foods logró crear un polvo rico en proteínas que puede utilizarse como sustituto del huevo o la leche.

“Podemos extraer del aire nuestra principal materia prima para el microbio”, explica a AFP Pasi Vainikka, el director general durante una visita a las nuevas instalaciones de la empresa.

“Lanzamos la producción de la proteína más sostenible del mundo”, detalla.

Fundada por Vainikka y Juha Pekka Pitkanen en 2017, Solar Foods abrió en abril su “primera fábrica del mundo que cultiva alimentos a partir del aire”.

“Gran parte de las proteínas animales de hoy en día pueden ser producidas por la agricultura celular y podemos liberar tierras agrícolas y así reponer una reserva de carbono”, precisa Vainikka, refiriéndose al proceso por el cual los bosques y los suelos absorben y almacenan carbono.

Un kilo de esta nueva proteína, denominada “Solein”, emite 130 veces menos gases de efecto invernadero que la misma cantidad de proteína procedente de la carne de vacuno en la Unión Europea, según un estudio de especialistas en alimentación sostenible de la Universidad de Helsinki citado por Solar Foods.

En el laboratorio de la fábrica y del centro de control una decena de personas controlan la producción en su pantalla.

“Son nuestros futuros agricultores”, comenta el dirigente.

- Un campo en fase de expansión -

La transformación de la producción y el consumo de alimentos está en el centro de la lucha contra el calentamiento global y la pérdida de biodiversidad, señala Emilia Nordlund, responsable de investigación alimentaria del organismo público finlandés VTT.

Se prevé que el consumo de carne siga aumentando en los próximos años.

“La producción industrial de alimentos, especialmente la ganadería, es una de las principales causas de emisiones de gases de efecto invernadero y de la pérdida de biodiversidad”, añade.

Las nuevas tecnologías de producción de alimentos pueden contribuir a reducir las emisiones de la agricultura intensiva y a “diversificar la producción de alimentos”, insiste.

Las tecnologías de fermentación utilizadas para producir nutrientes existen desde hace décadas, pero su desarrollo se aceleró con la aparición de nuevos proyectos de investigación en el mundo.

“El campo está en fase de expansión, con las primeras plantas de demostración construidas, como la de Solar Foods en Finlandia”, explica la experta. “Estamos en una fase crucial. Veremos qué nuevas empresas sobrevivirán”.

Vainikka, vestido con un traje protector para evitar la contaminación bacteriana en la fábrica, muestra un tanque gigante de acero.

“Se trata de un fermentador con una capacidad de 20.000 litros”, dice, y el microbio se multiplica dentro del tanque cuando se alimenta con gases de efecto invernadero.

El líquido que contiene los microbios se extrae del recipiente y se transforma en un polvo amarillento rico en proteínas, con sabor a “avellana y cremoso”, comenta.

“El fermentador produce cada día tantas proteínas como 300 vacas lecheras o 50.000 gallinas ponedoras”, asegura Vainikka, el equivalente a cinco millones de comidas anuales para la ingesta de proteínas.

A corto plazo, el principal objetivo de la pequeña fábrica finlandesa, que emplea a unas 40 personas, es “demostrar que la tecnología es viable”, con el fin de atraer las inversiones necesarias en espera de la aprobación reglamentaria europea.

La proteína fue autorizada a la venta en Singapur, donde algunos restaurantes la incorporan en helados, pero todavía no fue clasificada como producto alimenticio en la UE ni en Estados Unidos.

Para tener un impacto real el objetivo es “construir una fábrica 100 veces más grande que ésta”, resume.

© Agence France-Presse