Bum, una alternativa en español al boom del inglés

La influencia del inglés en el español, con la adopción de varias palabras de esa lengua es innegable. Boom es uno de los tantos ejemplos que, al igual que otros, tiene una adaptación propuesta por la RAE.

Según el Diccionario panhispánico de dudas, el término inglés boom puede adaptarse como bum para aludir a un ‘éxito o auge repentino de algo’, con una u para reflejar la pronunciación original.

Lo mismo sucede con fútbol (de football) y champú (de shampoo), por lo que, para la Real Academia Española, la hispanización de este sustantivo es válida y resulta además preferible al uso del anglicismo.

Puede interesarle: «Habemos», ¿es correcto su uso en algún caso?

En otro contexto, bum es una interjección onomatopéyica que se emplea para representar el sonido de un golpe o una explosión: «Un ejercicio militar podría estar detrás del bum que se escuchó en San Diego».

La palabra express del inglés es otro caso que también tiene una adaptación en español y es la forma exprés, representando la pronunciación exacta en castellano.

La sección RAE del diario HOY tiene como fin promover el buen uso del idioma español, con el sustento de lo que dicta la RAE, máxima autoridad de la lengua que, con el correr de los años, va cambiando algunas reglas y proponiendo adaptaciones, según la necesidad.

Lea también: ¿Es correcto decir he freído dos huevos?

Enrojecer y otras palabras en las que se usa la “r” y no la “rr”

Mientras arrancar lleva el dígrafo “rr”, enrojecer utiliza solamente la “r”, la cual, es habitualmente empleada en todas las palabras que comienzan con “r”. ¿Cuál es la manera de saber en qué casos utilizar la r o la rr intermedias?

Según la Ortografía de la lengua española, de la RAE, en español, el fonema /rr/ puede aparecer gráficamente representado de dos formas: con la letra r o con el dígrafo rr. El uso de uno u otro depende de la posición que ocupe dentro de la palabra.

Cuando se encuentra al inicio de un vocablo, siempre se utiliza la letra “r”. Ejemplos: rama [rráma], rebotar [rrebotár], risueño [rrisuéño], roca [rróka], rueda [rruéda]. Estos casos son fáciles de detectar, ya que basta con mirar que la palabra comienza con la letra “r”.

Lea también: ¿Los 70, los setenta o los 70′s? Lo que dice la RAE

Sin embargo, cuando está rodeada de otras letras, la cosa cambia, pero, no se preocupe, basta con saber que, si la “r” aparece después de una consonante (generalmente l,n o s), deberá ir también con “r” y no con el dígrafo “rr”.

Ejemplos: alrededor [al.rre.de.dór], honrado [on.rrá.do], israelí [is.rra.e.lí], Azrael [as.rra.él, az.rra.él], exrepresentante [eks.rre.pre.sen.tán.te].

En cambio, se opta por el dígrafo rr en posiciones intervocálicas, es decir, entre vocales: arruga, barrio, susurro, terrible.

Otra posibilidad: palabras que en su origen van con r, pero que, al convertirse en compuestas pasan a escribirs con “rr”: antirrobo, infrarrojo, guardarropa, hazmerreír.

Puede interesarle: El sustantivo para el adjetivo pichado, según el diccionario

¿Los 70, los setenta o los 70’s? Lo que dice la RAE

Utilizar el plural para referirse al conjunto de años que componen una determinada década es una práctica común en la oralidad y en el lenguaje escrito. También es común ver estas alusiones en singular. ¿Son correctas ambas maneras? Entérese.

El Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE señala que cada una de las décadas (entendidas como todos los años que tienen todas las cifras iguales salvo la de las unidades: 1960 a 1969, 2020 a 2029) se representa con el numeral en singular, escrito preferiblemente en letras: los años treinta, la década de los sesenta, los noventa, etc.

No obstante, también se pueden expresar las décadas con cifras: los 50, los 70, los 20. En ese caso no es adecuado incluir apóstrofo ni s (30s, 80′s, etc.), fórmulas importadas del inglés y ajenas al español.

Puede interesarle: Sacatécnico, en una sola palabra

Para referirse a los años que van desde 2020 hasta 2029, lo adecuado es usar formas como los años veinte o los veinte y no los años veintes, los veintes, los 20′s, la década de los 20′s, etc.

Para aludir a los años que van del 10 al 19 de cada siglo es adecuada la expresión los años diez, aunque el uso no está extendido. Suele emplearse también la forma la segunda década del siglo, pero, en sentido estricto, esta va desde el año 11 al 20 de cada centuria.

Puede interesarle: El sustantivo para el adjetivo pichado, según el diccionario

La sección RAE del diario HOY tiene como fin promover el buen uso del idioma español, con el sustento de lo que dicta la Real Academia Española máxima autoridad de la lengua que, con el correr de los años, va cambiando algunas reglas y proponiendo adaptaciones, según la necesidad.




Sacatécnico, en una sola palabra

El término deportivo aplicado a campañas, partidos, resultados o situaciones que propician la salida de un DT, se escribe en una sola palabra: sacatécnico.

La Fundación Español Urgente de la Real Academia Española, en un periodo repleto de competencias deportivas internacionales, le dedica un espacio a un vocablo muy utilizado en todo el mundo.

También en RAE: La Albirroja y todas las selecciones, en mayúscula

Tanto sacatécnico como sacatécnicos se escriben en una palabra, sin intercalar un espacio o un guion (según la última actualización de la RAE, guion ya no lleva tilde) y es un monosílabo.

Sin embargo, en los reportes deportivos, se leen ejemplos como: «El Mundial “saca-técnicos”: tras la primera fase ya son tres los que dejarán su cargo». «Como se dice en la jerga futbolera, es un resultado saca técnico»

Puede interesarle: El sustantivo para el adjetivo pichado, según el diccionario

Lo correcto sería: «Más que una campaña sacatécnicos, la Albirroja tuvo un desempeño paupérrimo que obliga a cambiar también a dirigentes jugadores».

La sección RAE del diario HOY tiene como fin promover el buen uso del idioma español, con el sustento de lo que dicta la RAE, máxima autoridad de la lengua que, con el correr de los años, va cambiando algunas reglas y proponiendo adaptaciones, según la necesidad.