Abdo tiene que cambiar algún fusible y debe ser Villamayor, según diputada

La tensión que rodea al Gabinete de la Presidencia tiene que descomprimirse de alguna manera, a criterio de la diputada Kattya González, quien considera que Juan Ernesto Villamayor es un fusible que debe ser cambiado.

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles en sesión extraordinaria, someter a una interpelación al jefe de Gabinete Civil, Juan Ernesto Villamayor, por el dudoso acuerdo clandestino finalmente fallido entre Paraguay y PDVSA.

La diputada Kattya González anunció que escucharán el descargo de Villamayor y que si bien el voto de censura es una herramienta no vinculante, el exministro del Interior podría presentar su renuncia al cargo.

“Mario Abdo tiene que descomprimir las tensiones y problemas algún fusible se tiene que cambiar y en este caso es necesariamente Villamayor”, opinó la legisladora del PEN, en comunicación con radio UNO.

La diputada no es la única en sugerir la dimisión de Villamayor, pues parlamentarios de diferentes sectores e incluso, referentes de Concordia Colorada, entre ellos, José Alderete, consideran que es momento de dar un paso al costado al margen de que se confirme o no su culpabilidad.

Villamayor dice que Sebastián Vidal, abogado de Petropar, fue quien solicitó la reunión que se llevó a cabo el 11 de noviembre del 2019, en la que Venezuela presentó el borrador de un planteamiento de negociación de la deuda de Petropar Con PDVSA y no al revés como sostiene Troconis.

El proyecto, llamativamente favorecía de manera muy generosa al Paraguay, pues establecía una quita del 50 % del capital de la deuda, que en aquel entonces llegaba a 265 millones de dólares, es decir, Petropar debía pagar solo 130 millones de dólares para dar por cancelado el pasivo.

 

Blas Llano arremete contra Efraín: “Sigue creyendo que el Partido es un kiosko suyo”

El senador Blas Llano, realizó fuertes críticas hacia Efraín Alegre y su gestión al frente del PLRA. Cuestionó que el presidente del Partido a la fuerza busque imponer sus ideas y pretensiones políticas personales.

En conversación con el programa “Fuego Cruzado” del canal GEN, el senador Blas Llano, sostuvo que por más de que Efraín Alegre tenga la intención de dividir al PLRA, no tiene la fuerza para hacerlo. Señaló que muchos correligionarios suyos se dieron cuenta de la situación y se alejaron políticamente del mismo.

“Él está muy debilitado políticamente y trata de imponer por la fuerza, no respetando absolutamente nada, una hoja de ruta que lo lleva a pretender utilizar al Partido como una herramienta política que lo pueda catapultar nuevamente a su objetivo personalísimo, que es volver a ser por tercera vez candidato a presidente de la República”, indicó el senador liberal.

Lamentó que Efraín no tenga un liderazgo real dentro del PLRA que pueda funcionar como real oposición del Gobierno y aseguró que existe una crisis de representatividad.

“Me preocupa en primer lugar el no respeto a ninguna regla, no hay diálogo y la herramienta natural de un político es el diálogo. En segundo lugar, el presidente del Partido sigue creyendo que es un kiosko suyo”, subrayó,

Por otra parte, celebró la aparición de nuevas figuras dentro del PLRA y que éstos pidan oportunidades, pero resaltó que los espacios deben ganarse.

Con respecto a las nuevas figuras, indicó que la del empresario Norman Harrison “despierta simpatía”, pero no sabe si es el indicado para aglutinar a toda la oposición.

 

"Siempre habrá un 13 de enero", frase que avisó caída de Stroessner

Luis María Argaña declaró semanas antes del golpe al Gral. Stroessner en el 89, que “siempre habrá un 13 de enero”, en relación al golpe de 1947, cuando la ANR volvió al poder tras 4 décadas. Hoy esa fecha transcurre en medio de varios escándalos para la administración de Mario Abdo Benítez, que en más de una ocasión ya estuvo en jaque.

Este miércoles 13 de enero, el historiador Fabián Chamorro, rememoró lo acontecido en una fecha como hoy, pero del año 1947, cuando el Partido Colorado retornó al poder luego de 43 años en la llanura.

“Morínigo, quien solo dos días antes había prometido gobernar exclusivamente con militares, fue el principal responsable y para hacerlo traicionó a gran parte de su cúpula militar”, recordó Chamorro.

A lo largo de los años, esta fecha fue ganando cada vez más peso histórico no solo por lo acontecido en el 47, sino también por el golpe que derrocó la dictadura de Alfredo Stroessner semanas antes de la cual, Luis María Argaña había dicho, casi de manera premonitoria que “siempre habrá un 13 de enero”.

También el 13 de enero, pero del 2017, el entonces oficialismo colorado presentaba 360.000 firmas de apoyo popular a la enmienda constitucional para habilitar la reelección presidencial, propuesta que no prosperó.

Hoy, en apenas dos semanas de este 2021, la idea de una enmienda para introducir la reelección vuelve a sonar, aunque nadie quiera hacerse directamente responsable de la iniciativa.

ESCÁNDALOS EN LA ERA PANDÉMICA

Al margen de esta posibilidad, cada 13 de enero ya resulta inevitable recordar la frase de Argaña y analizar el contexto actual del Partido Colorado.

En tal sentido, la administración de Abdo arrastra una imagen golpeada en los últimos meses, casi desde el inicio de la pandemia, debido a los escándalos de corrupción que salpican a la gestión de sus ministros en plena situación de emergencia, desde el periodo en que se envió al confinamiento a gran parte del país.

De lo más reciente a lo más antiguo y mencionando apenas algunos de los temas, se destaca para mal el acuerdo clandestino -finalmente frustrado- entre el Gabinete de Abdo y el gobierno de Guaidó, para saldar la deuda de Petropar con PDVSA.

El proyecto, llamativamente favorecía de manera muy generosa al Paraguay, pues establecía una quita del 50 % del capital de la deuda, que en aquel entonces llegaba a 265 millones de dólares, es decir, Petropar debía pagar solo 130 millones de dólares para dar por cancelado el pasivo. Se contemplaba una comisión de 26 millones de dólares para el abogado de PDVSA, Sebastián Vidal, quien hizo todas las gestiones y a su vez trabaja para Carlos Abdo, tío de Mario Abdo.

Otro acuerdo clandestino, avalado por la Procuraduría General de la República, que de hecho le costó el cargo al procurador Sergio Coscia, fue el que firmó Petropar bajo la presidencia del actual titular Denis Lichi, quien en nombre del Estado comprometió el pago de 7 millones de dólares a la empresa argentina, Textos Oil, por una demanda a la petrolera estatal.

Otro episodio memorable es el de los insumos chinos, por los cuales el Ministerio de Salud pagó un adelanto de 17.000 millones de guaraníes a inicios de la pandemia, con el objetivo abastecer los hospitales,

Al cumplirse el primer mes del confinamiento, la cartera sanitaria hizo la primera adjudicación para compra de insumos de emergencia por 13,5 millones de dólares en una sola contratación a empresas de dudosos antecedentes.En la ocasión no se realizó ningún llamado ni se convocó a los posibles oferentes. Los funcionarios implicados recibieron la irrisoria sanción de 30 días de suspensión sin goce de sueldo.

Otra perlita de la pandemia fue la presunta sobrefacturación de 4.000 mascarillas adquiridas por la Dirección Nacional de Aeronáutica por valor unitario de G. 29.990, lo que totalizó G. 119.960.000, de fecha 27 de marzo del 2020. El hecho obligó al entonces presidente Luis Aguirre a renunciar.

Petropar nunca se quedó atrás en toda era pandémica, cobrando protagonismo varias veces. Una de las primeras, bajo el mando de Patricia Samudio, con la adquisición de unas 5.000 unidades de agua tónica a G. 5.000, totalizando G. 25.000.000 y bajo el argumento de que eran buenas contra el coronavirus. La empresa Solumedic S.A. fue la encargada de la provisión. Por aquel caso Samudio fue imputada y también le costó el cargo.

CONCORDIA COLORADA

Los paños fríos al afiebrado Gobierno abdista parecen ser puestos por el movimiento Concordia Colorada, (Añetete y Honor Colorado) concebido a partir de una difícil Operación Cicatriz que llevó un tenso periodo en el quirófano antes de su culminación y hasta incluso pasó por las famosas 72 horas vitales de recuperación en términos médicos, que en el lenguaje político también existieron, aunque quizás con otra medida de tiempo.

Actualmente las negociaciones apuntan a encontrar candidatos de consenso en los más de 200 distritos del país, de cara a las internas y posteriormente las municipales.

Al margen de esto, Honor Colorado mantiene sus críticas hacia ciertos actores del Gabinete de Abdo, entre ellos, Juan Ernesto Villamayor, el más recientemente salpicado por el negociado clandestino de Petropar con PVSA, que saltó a la luz pública solamente gracias a una publicación del Washington Post.

 

Alliana no tendría problemas en aceptar chapa con Peña

El presidente de la ANR, Pedro Alliana, valora que el líder de Honor Colorado lo mencione como un buen candidato para hacer dupla con Santiago Peña en las próximas generales. Considera que aceptaría la propuesta, aunque no cree que este año se avance mucho al respecto.

“Realmente valoro y agradezco mucho el concepto que me tiene el expresidente y líder de Honor Colorado, el amigo Horacio Cartes, pero creo que hay muchos valores interesantes, creo que si me tiene en esa consideración realmente es porque algo estamos haciendo bien”, opinó el titular de la ANR, Pedro Alliana.

Sin embargo, duda mucho que este año se siga alguna ruta al respecto, puesto que hay mucho por hablar dentro de Concordia, principalmente de cara a las municipales que serán este año y por lo tanto tienen la prioridad.

No obstante, Alliana ya dio una respuesta ante un eventual ofrecimiento.“Sí, claro que aceptaría, no tendría ningún problema”, confirmó en contacto con El Repasador.

Durante la entrevista en el programa Expreso por el canal Gen, Horacio Cartes aclaró que todavía no hay ningún candidato confirmado, pero reconoció que Santiago Peña y Pedro Alliana harían una muy buena dupla en las elecciones generales.

VILLAMAYOR

Por otro lado, Alliana anunció en esta semana podría reunirse con Mario Abdo Benítez y que en la ocasión era viable incluir a Juan Ernesto Villamayor como tema de conversación.

En tal sentido, Pedro Alliana está convencido que la Cámara Baja reunirá votos para aprobar la interpelacióny que a partir de allí, Abdo debería considerar un cambio de timón.