Bacchetta tilda de conspirador a Alegre: "Todavía no aceptó su derrota"

El presidente del PLRA, Efraín Alegre, aún no asumió la derrota en las elecciones generales y por ello busca tumbar el gobierno de Mario Abdo Benítez a través del juicio político, según afirmó el senador Enrique Bacchetta (ANR). El mismo tildó al exprecandidato presidencial de "conspirador" y dijo que quiere llegar a la vicepresidencia de la mano de Blas Llano.

En entrevista con el programa de TV “Cara o Cruz”, el senador Enrique Bacchetta indicó que mientras no se trate el tema del juicio político en la Cámara de Diputados, se seguirán registrando manifestaciones ciudadanas. “Hay que darle un corte a esto”.

Asimismo, sostuvo que el presidente Mario Abdo Benítez “debe tomar decisiones y hacer cambios importantes en los ministerios”, de manera a tomar otro rumbo en esta cuestión y buscar renovar al menos parte de su gabinete.

En otro momento, cuestionó al presidente del PLRA, Efraín Alegre, quien ayer protagonizó incidentes con agentes de la Policía Nacional durante una manifestación, y aseguró que “todavía no aceptó su derrota”. “Marito le ganó las elecciones y él hasta hoy no acepta la derrota”.

“Los grandes conspiradores acá son (Pedro) Ferreira y Efraín Alegre”, afirmó el senador colorado, apuntando contra el extitular de la ANDE y el actual presidente del Partido Liberal, debido a que ambos están involucrados en la actual crisis política que se vive en el gobierno.

Según Bacchetta, Efraín Alegre “a toda costa” quiere que este gobierno caiga para poder lanzarse como candidato a vicepresidente y permitir que el senador Blas Llano, actual titular del Congreso y tercero en la línea de sucesión, asuma como presidente de la República.

El mismo aseguró que desde el Partido Liberal “están buscando alguna víctima” al impulsar manifestaciones con el uso de la agresividad y la violencia. Por ello, criticó la actitud de Efraín Alegre y de Stiben Patrón, quien también formó parte de la turba que agredió a un agente policial.

“De esta manera, no va a haber paz en la República del Paraguay. Dejémosle a la República que se maneje institucionalmente, cuando hay crisis lo que vale es la institucionalidad”, apuntó.

A su criterio, el pedido de juicio político presentado por los liberales no tiene asidero y tampoco sirve como para tumbar al gobierno. “Ahora que no tienen votos, generan este tipo de reacciones para tratar de ver otra salida y ver si no hay alguna víctima que pueda soliviantar los ánimos”, refirió el parlamentario de la ANR.

Bacchetta también hizo mención a la posibilidad de que el senador Blas Llano asuma la presidencia en caso de doble acefalía y sostiene la Constitución Nacional habla de un mandato de un año para ese tipo de casos. Asimismo, dijo que “tendría que haber un gran acuerdo” para sacarlo del gobierno si llegara a la titularidad del Ejecutivo.

“El Partido Colorado tiene que estar unido y tenemos que hacer nuestras alianzas con los que piensan similar, los que quieren el mismo objetivo, nosotros estamos abiertos a eso”, puntualizó.

 

Llano se remonta al pasado para indicar que él debería asumir si hay doble acefalía

El presidente del Congreso Nacional, senador Blas Llano (PLRA), habló sobre la posibilidad de asumir la presidencia en caso de darse la doble acefalía, aunque aseguró que las cosas todavía no están dadas y por ello se debe aguardar el resultado final de esta crisis. Igualmente, sostuvo que se deben utilizar los canales institucionales y legales correspondientes, sin tener que recurrir a la violencia.

En entrevista con el programa de TV “Cara o Cruz”, el senador Blas Llano manifestó que, en caso de darse una doble acefalía con la destitución vía juicio político de Mario Abdo Benítez y Hugo Velázquez, existe una jurisprudencia al respecto con el caso de Luis Ángel González Macchi, quien asumió la presidencia en 1999 tras el escándalo del “marzo paraguayo”.

Pese a ello, admitió que “hay circunstancias y circunstancias políticas”, haciendo alusión a que cada caso es diferente en cuanto al contexto. “Probablemente el escenario de esa época no es el escenario actual, por eso hay que hacer esas evaluaciones de carácter político”.

Recordó que en el 99’ se había registrado una crispación política muy importante con el oviedismo, siendo un escenario distinto al que se registra ahora con la crisis por la firma del acta bilateral.

En relación a la posibilidad de que asuma eventualmente la presidencia de la República, evitó hacer afirmaciones al respecto y dijo que aguardará a ver cómo se van dando las cosas. “Prefiero esperar, no busqué esta situación”, afirmó el titular del Congreso.

“Me pongo en el lugar de ellos (Partido Colorado) y obviamente tiene que pesar”, expresó Llano, en alusión a que sea un miembro del PLRA quien se encuentra en la línea de sucesión ante el riesgo de un juicio político al Ejecutivo.

“Sabemos que el poder desgasta pero nunca hubiésemos pensado que íbamos a tener esta situación que tenemos a prácticamente un año de haber asumido el presidente Mario Abdo Benítez”, manifestó el senador liberal al programa de TV.

Llano considera que esta es una situación muy particular y se debe ver cuál es el desenlace, aunque sostuvo que “de ninguna manera el desenlace debe ser vía caminos torcidos o alternativos” ya que tendría que darse dentro del marco constitucional y de la legalidad, sin ningún hecho de violencia.

“Cualquiera sea el caso, no podemos darnos el lujo de pretender aprovecharnos de una situación, eso sería muy dañino para la democracia paraguaya y para el país”, afirmó.

A su criterio, si el presidente del Congreso hubiese sido un colorado como lo fue hasta hace poco el senador Silvio Ovelar, ahí hubiese sido más factible la posibilidad del cambio del Ejecutivo, tal y como sucedió en 1999 cuando asumió la presidencia González Macchi.

“Lo único que abogo es para que se utilicen los canales institucionales y, sea cual fuese el resultado final de esta crisis, sea en beneficio del país y de la gente. No creo que nadie sea imprescindible”, precisó Llano.

 

Godoy: “Cuando la cabeza está mal, los cambios son muy relativos”

Ante la ola de especulaciones sobre posibles cambios para el 15 de agosto, el senador Sergio Godoy consideró que las movidas no significan mucho cuando es la cabeza la que se encuentra mal.

A criterio del legislador de Honor Colorado, quien mantiene postura a favor del juicio político pese a la decisión de su movimiento, el Gobierno se encargó de repartir del estado en diversos feudos.

“A cada líder de Añetete se le dio una parte y así no se puede gobernar, que cada uno haga lo que quiera y no tener un liderazgo firme no funciona, y creo que se ven los resultados”, afirmó.

Consultado acerca de la posibilidad de nuevas designaciones en las principales instituciones, contestó: “Pero cuando la cabeza está mal los cambios son muy relativos”.

En cuanto al aspecto que desencadenó la crisis, el senador opinó que son varios lo puntos de conflicto pero que el detonante fue el factor económico, puesta hasta la firma de Itaipú podría haber pasado a un segundo plano si la economía iba bien, pero como esto tampoco ocurrió “explotó todo”.

Las declaraciones las dio antes de la audiencia pública sobre la importancia de la renegociación del Anexo C del tratado de Itaipú Binacional.

 

Sugieren un cogobierno para zanjar la crisis: “Es imposible continuar así como estamos"

A criterio del politólogo Marcello Lachi, el presidente Mario Abdo Benítez debería proponer al movimiento Honor Colorado formar parte del gobierno o en todo caso sugerir a la oposición hacer un “co-gobierno de unidad nacional”, a fin de zanjar la crisis que se vive actualmente y evitar que se sigan dando crispaciones.

En entrevista con la 970 AM, Lachi analizó la actual situación por la que atraviesa el presidente de la República y manifestó la necesidad de que el mismo empiece a buscar alternativas de solución a la crisis.

En tal sentido, habló sobre la posibilidad de que los movimientos Honor Colorado y Colorado Añetete (liderado por Abdo Benítez) decidan hacer co-gobierno y se dividan el poder, esto con el fin de dar estabilidad al proceso político “porque o sino siempre estaremos en esa condición de que el gobierno pueda ser puesto en jaque”.

Otra de las propuestas que realizó es que se converse con representantes del sector de la oposición con el fin de proponer una especie de “unidad nacional”, buscando así evitar que sigan generándose conflictos o disputas.

Según Lachi, esta situación puede generar complicaciones porque hace que se viva en un clima de inestabilidad permanente, lo cual no conviene en contextos como el actual donde se vive una crisis económica en el país.

Dado que se decidió reunificar la propuesta de gobierno, se debería ser consecuente y buscar armar un gobierno mixto donde haya representantes de todos los movimientos, principalmente de Honor Colorado, para demostrar que realmente la unidad es fuerte y que hay una fuerza suficiente para ir adelante, afirmó el politólogo a la emisora radial.

Igualmente, afirmó que el cartismo “en este momento tiene el poder” dado que de él depende la vida del presidente Mario Abdo Benítez, atendiendo a los votos que podría sumar en el Congreso ante la posibilidad de que se dé vía libre al pedido de juicio político al Ejecutivo.

“Es imposible continuar así como estamos por cuatro años, que proponga un gobierno de unidad nacional y de por ahí encuentra respuesta positiva”, indicó.

Lachi señaló que desde su asunción hace un año, el gobierno de Mario Abdo Benítez mostró pocas ideas claras y que se mueve en función de cómo va el viento. “No creo que quiera vivir como está por los próximos cuatro años. Si no quiere que le de un infarto debe tomar decisiones”, puntualizó.