Con elección de “Cachito”, Añetete corta 2 años de gobernabilidad, según Ovelar

Pese a que Óscar “Cachito” Salomón pertenece a filas de Añetete, la mayoría que obtuvo para llegar al cargo fue muy efímera, por lo que el oficialismo lejos de ganar un presidente del Senado, cortó dos años de gobernabilidad que sostuvo bajo los mandatos de Silvio Ovelar y Blas Llano, según el propio “Beto”.

La última elección de la Mesa Directiva en el Senado tuvo como ganador a Óscar “Cachito” Salomón, quien sigilosamente construyó una repentina y madrugadora mayoría que le permitió derrotar al liberal Blas Llano, quien iba por su segundo periodo al frente del Congreso.

Con este resultado muchos interpretaron que Marito tendría una mano importante en Cámara Alta, por ser “Cachito” el movimiento Añetete, sin embargo, para los propios oficialistas, esta hipótesis está muy lejos de la realidad.

“Muy por el contrario de los que piensan que el Ejecutivo se estaba ganando un presidente del Congreso, en ese preciso momento estábamos perdiendo la Gobernabilidad y la mayoría en el Senado, que nos permitió llevar adelante proyectos importantes en estos dos años, bajo mi presidencia y la de Llano”, afirmó con toda contundencia el senador Silvio OVelar, en comunicación con Gen.

La conclusión de Ovelar responde a que muy al margen de que Salomón provenga de Colorado Añetete, no logrará poner en marcha los proyectos del Ejecutivo, dado que la mayoría que él consiguió para ocupar la Presidencia del Senado fue muy efímera y se construyó sobre un maridaje muy coyuntural con sus aliados.

La medida más inmediata y eficiente en carpas coloradas es buscar respuesta dentro propio partido, sin avergonzarse del diálogo que sostengan los líderes de ambos movimientos, según Ovelar.

“Recurrir a nuestra casa y que las actividades del Gobierno tengan el respaldo y la orientación del partido”, pidió Silvio Ovelar.

El senador considera urgente la reestructuración de la Junta de Gobierno y cree que con el acercamiento entre Abdo, Alliana y Cartes no debería haber ningún recelo para la aproximación.

 

Oficialismo dividido en el Senado: Añetete no es la prioridad de Abdo, sostienen

Tras la renuncia de Enrique Bacchetta al liderazgo de la bancada de Añetete en el Senado, no se designó a ningún reemplazante y los referentes del oficialismo están dispersos. La pandemia obliga al presidente a centrar la mirada en el país -como siempre debe ser- pero los abdistas esperan más atención al movimiento.

“Todos le seguimos a Marito, solamente que su preocupación hoy está en el Ejecutivo, en el día a día, entonces, un trabajo mirando exclusivamente a Añetete casi no hay, no es su prioridad”, expresó el senador Martín Arévalo en contacto con Gen, aunque reconoció que la pandemia amerita que el mandatario se enfoque únicamente en el país.

Arévalo sostuvo que la bancada oficialista en el Senado está claramente dividida y que prueba de ello es que hasta hoy no se designó a un nuevo líder de bancada tras la renuncia de Bacchetta, por lo que se requiere la reorganización del Comité Ejecutivo.

No obstante el senador resaltó la importancia de la operación cicatriz, por la necesidad del Partido Colorado de mantener la unidad, a fin de darle al país la tranquilidad que requiere y a la vez fortalecer a la ANR apuntando al Poder Ejecutivo.

Para Arévalo, el Ejecutivo perdió la mayoría en Cámara Alta con la última elección de la Mesa Directiva, pues pese a que Óscar “Cachito” Salomón (Añetete) es el presidente, el cuerpo está compuesto también por referentes del Frente Guasu y los liberales efrainistas, es decir, una alianza de sectores que no comulgan con el Ejecutivo.

El martes pasado se llevó a cabo la reunión en Mburuvicha Róga entre los 13 gobernadores colorados, los líderes de Añetete y de Honor Colorado y el articulador de la operación cicatriz, José Alberto Alderete, donde acordaron mantener la unidad.

 

Candidatos a cargos públicos deberán presentar declaración jurada de bienes

Luis Alberto Mauro, asesor del Tribunal Superior de Justicia Electoral anunció que a partir de ahora, todos aquellos candidatos que se presenten a elecciones deberán cumplir con ese requisito.

Mauro señaló en una nota dada a Radio Primero de Marzo que la disposición rige para los candidatos que van a internas y aspiran a cargos municipales.

Cada una de las personas que emprenda una campaña deberá ajustarse a las nuevas medidas del TSJE, que exige que las mismas cuenten con Registro Único del Contribuyente (RUC) y presenten declaración jurada de bienes.

Estos documentos deben ser arrimados a los movimientos o partidos a los que cada candidato represente. Estas nucleaciones asimismo tendrán que contar con una cuenta bancaria.

Cabe señalar que el año que viene, específicamente el 10 de octubre se llevarán a cabo las elecciones municipales, que por la pandemia derivó en la extensión por un año más por parte del Parlamento de cada uno de los intendentes del país.

 

“Me asombra cómo causa roncha la unidad del partido”, dice Alderete

“El inicio del proceso de unidad en la Asociación Nacional Republicana (ANR) se está fortaleciendo con todos los referentes partidarios”, sostuvo José Alberto Alderete en el programa Cara o Cruz de Unicanal. “Venimos avanzando sin prisa, pero sin pausa estamos en el proceso. Está comenzando la unidad del partido”, dijo.


Fuente: La Nación

Dentro del plan de unificación se encuentra la reestructuración de la comisión directiva del partido, así como una convención para alinear los objetivos en beneficio de la estabilidad política, que permitirá la gobernabilidad. En la mesa directiva estaría Pedro Alliana al frente, José Alderete en la vicepresidencia primera, Luis Castiglioni en la segunda y Javier Zacarías Irún en la tercera.

Mientras que en la comisión ejecutiva se incluirían a Lilian Samaniego, Juan Carlos Galaverna y Jazmín Narváez; para así lograr una distribución equitativa entre ambos sectores mayoritarios.

Igualmente asegura que el diálogo entre los líderes Horacio Cartes, de Honor Colorado, y Mario Abdo Benítez, de Colorado Añetete, se dio con la predisposición de ambos para lograr la operación cicatriz.

Según recoge La Nación, asegura que las reacciones de la oposición le tomaron por sorpresa. “Me asombra cómo causa roncha la unidad del partido, porque le conviene al país”, expresó Alderete. Considera que es el momento de luchar contra la inestabilidad, que no solo afecta al interior del partido.

“El partido en esta transición ha sido gobierno y oposición; en este momento ya no aguanta, tenemos la responsabilidad política de traer la pacificación en Paraguay, a través de la estabilidad tendremos gobernabilidad para trabajar por el país”, indicó.

Así es que apuntan a la pacificación, porque no pueden alentar la confrontación interna en la ANR, también apuntan a llegar a otros partidos de la oposición y así lograr trabajar en conjunto.

Finalmente, asegura que tanto el expresidente como el actual mandatario comprendieron que no beneficiaba a ningún referente insistir con la confrontación. Por lo que entendieron que “un partido fisurado no era herramienta para ninguno”.