De la chacra y arreglando zapatos, a millonario político: “No escondo nada”

El diputado colorado Miguel Cuevas alegó que su hijo accedió a tierras del Indert cuando plantaban caña dulce en la chacra y además aseguró que no oculta nada respecto al meteórico crecimiento de su patrimonio, aunque no quiso responder los cuestionamientos.

Sin dudas el caso de Miguel Cuevas es llamativo, el actual titular de diputados empezó como un humilde zapatero y hoy en día tiene cientos de cabezas de ganado y varias estancias a su nombre tras haber pasado por la Gobernación de Paraguarí.

Cuevas confirmó además que adquirió tierras fiscales a nombre de su hijo Enzo, cuando este cumplió los 18 años de edad. “En el 2008, mi hijo había solicitado tierras. Son 6 hectáreas y media. Cuando eso plantábamos caña dulce en la chacra, como cualquier ciudadano", justificó sobre sus orígenes.

Hoy en día el diputado de Colorado Añetete está siendo investigado por la fiscalía por supuesto enriquecimiento ilícito y declaración falsa. En esta pesquisa se logró determinar, de manera preliminar, que el político posee 14 inmuebles a su nombre.

Consultado sobre su causa judicial, Miguel Cuevas evitó responder a la prensa y pidió que su abogado sea abordado al respecto. “No tengo nada que esconder”, dijo pese a su actuación contraria.

En otro momento confirmó que “por ética” sus hijas renunciaron a sus cargos públicos. Nadia Silvana Cuevas Florentín figura en la nómina de funcionarios del Poder Judicial con un salario de G. 6.030.000 y Nancy Yanina Cuevas Florentín aparece como instructora en el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) y en el Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral (Sinafocal), cargo remunerado con G. 6.160.000.

El colorado aseguró que ambas no renunciaron a pedido suyo y recalcó que las mismas no cometían ninguna irregularidad. “Nosotros tenemos que ser el ejemplo”, reconoció contrariamente.

 

A lo Payo, dos concejalas declararon “so’o” y se lanzaron botellas en plena sesión

Dos concejalas de San Pedro de Ycuamandyyú protagonizaron un lamentable espectáculo en plena sesión luego de aprobar el balance del ejercicio 2018 del intendente Gustavo Rodríguez (ANR).

Con gritos y botellazos terminó la sesión realizada ayer martes en la Junta Municipal de San Pedro de Ycuamandyyú. Las protagonistas fueron las concejalas Wilma Alder (ANR) y Teresita Vera Bejarano (PLRA), quienes al puro estilo del senador Payo Cubas, se lanzaron botellazos.

Durante el encuentro, la liberal Vera Bejarano cuestionó a su colega colorada Alder que hayan aprobado la rendición de cuentas del jefe comunal, al conseguir los votos suficientes, pese a las presuntas irregularidades de su gestión.

Según se observa en un video grabado en el momento del incidente, Alder respondió este cuestionamiento con un botellazo, a lo que la agredida no se quedó atrás e inmediatamente también lanzó otra botella a la edil sampedrana.

Los ciudadanos coincidieron en las redes sociales que los políticos cada vez más están cayendo en la decadencia, al recordar el caso de Cubas, quien lanzó botellazos y agredió a uniformados, guardias y senadores durante la sesión de una de las comisiones del Senado.

 

Al mediodía, Abdo define si salva o condena al contralor

El senador Silvio Ovelar confirmó que este mediodía su bloque se reúne con el presidente Mario Abdo para definir una postura con relación al juicio político al contralor Enrique García. Si el mandatario libera los votos, el enjuiciado se "salva", y si baja una línea para votar en su contra, podrá ser destituido al reunirse los votos necesarios.

Silvio Ovelar, titular del Congreso Nacional, comentó en conversación con la 970 AM que este mediodía se reúne la bancada de Añetete con el presidente Mario Abdo Benítez, quien decidirá si libera los votos o baja una línea para votar en consonancia.

“Hoy se define la suerte del contralor en la reunión con el presidente de la República. Será algo decisivo”, manifestó y añadió que muchas posiciones ya están tomadas y que algunos de sus colegas no acompañan la condena al funcionario ante la frágil acusación en su contra y su formidable defensa.

Independiente a la pésima actuación de la Cámara de Diputados, el voto será estrictamente político, de acuerdo con el entrevistado. “Si Marito hoy libera los votos, no habrá los votos para la destitución y el contralor seguirá en el cargo”, acotó.

Hasta ahora, Honor Colorado, liberales efrainistas y sectores de la oposición acompañan la destitución, pero se requieren 30 votos para concretarlo. Existen diferencias en el oficialismo y el sector liberal llanista no desea apoyar la sanción.

 

PLRA: el Comité Político pide destituir a contralor, pero los llanistas tienen 'vida propia'

El Comité Político del Partido Liberal decidió recomendar a sus parlamentarios el voto a favor del juicio político al contralor general de la República, Enrique García. Además, solicitan al presidente Mario Abdo Benítez a que asuma una postura firme en el tema.

“Hemos resuelto recomendar a nuestros parlamentarios el voto a favor del juicio político al contralor. Creemos de que esa es la decisión que debemos acompañar y asumir ante todos los hechos que son de público conocimiento”, manifestó el titular del PLRA, Efraín Alegre, tras la reunión del Comité Político.

Además, Alegre señaló que instan al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, a que cumpla con la tarea que le corresponde que es asumir el liderazgo de su sector.

“Queremos saber de una vez por todas, cuál va a ser la decisión del Gobierno y el futuro. Pero, no podemos tener un presidente que no sabe qué decir sobre un tema central como es la Contraloría”, insistió Alegre.

Por su parte, el senador Enrique Salyn Buzarquis, señaló que existen denuncias graves de intendentes municipales contra la Contraloría, pero que no se animan a hacerlas públicas por temor a represalias.

“El nivel de corrupción como hoy existe en la Contraloría, nunca se vio”, subrayó el parlamentario liberal.

Por último, comentó que en los últimos días se vio al “equipo recaudador” del contralor García en los pasillos del Senado, ofreciendo cargos importantes e incluso dinero a cambio de salvar al acusado.