Diputados siguen buscando las firmas para pedir el "raje" de Ibáñez

Pese a que ya pasaron varias semanas sin que se haya podido presentar la solicitud de pérdida de investidura de José María Ibáñez, los impulsores del pedido siguen firmes y se muestran esperanzados en juntar las 20 firmas necesarias lo antes posible.

Kattya González, diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN), manifestó a Radio La Unión que con esta se completará la tercera semana desde que formalizaron la intención de pérdida de investidura de Ibáñez.

A su criterio, “un Estado de derecho que tiene una indignación selectiva con sus actores políticos” hace que hasta el momento no se cuente con la cantidad de parlamentarios suficientes para tratar el tema en la plenaria.

González sostuvo que es necesario proponer en la Cámara de Diputados un debate sobre la figura de la pérdida de investidura ya que aún no se ha analizado dicha cuestión con detenimiento, sobre todo en el contexto existente hoy día con el caso Ibañez.

Al ser consultada sobre si se están debilitando debido a que aún no juntaron todas las firmas, la diputada del PEN negó que tal cosa haya ocurrido y dijo que, por el contrario, le sorprendió que hayan podido llegar a completar los 15 proponentes para presentar la solicitud.

“Los 80 (diputados) saben que la carpeta existe, es simplemente cuestión de que hayan reflexionado el fin de semana, que me llamen y ya está, es sencillo el trámite”, afirmó al referirse sobre la posibilidad de que otros colegas suyos se adhieran al pedido contra Ibáñez y firmen la nota.

González admitió que si bien hubo una presión mediática muy fuerte en este caso, muy por el contrario no se vió una manifestación popular contra el diputado colorado que había sido procesado por la justicia por el caso conocido como “caseros de oro”.

“A lo mejor tiene que ocurrir una salida que no sea precisamente la pérdida de investidura sino una reflexión profunda y una renuncia, lo cual también sería un camino digno para dar un corte a este tema”, expresó la parlamentaria, mostrándose a favor de que José María Ibáñez se aparte del cargo por motus propio.

 

Huelen pacto político entre Marito y Frente Guasu en fallo a favor de campesinos

El ministro del Interior, Ariel Martínez, indicó que existen varios llamativos componentes en torno al fallo de un tribunal con respecto a los campesinos que habían sido condenados por la matanza de Curuguaty.

En entrevista con la 970 AM, la autoridad nacional comentó que hace 15 días el Frente Guasu desconocía los fallos judiciales y decía que la Justicia no merecía credibilidad, sin embargo, ahora aplaude la resolución favorable a sus intereses, atendiendo que el caso fue una bandera de ciertas figuras de la izquierda, al ser el motivo de la caída de su Gobierno, según argumentó.

“Sería lamentable que el fallo sea producto de un pacto político, hay serios indicios de que es así. Sería un quiebre de Estado de Derecho si es que se definió como pacto político, para acuerdos coyunturales para ayudar al nuevo Gobierno”, comentó.

Al respecto, Ariel Martínez indicó que la sospecha se debe a que inmediatamente después de conocerse la anulación de la condena, el sector político de Fernando Lugo salió a decir que votaría a favor o prestaría acuerdo a favor de Nicanor Duarte Frutos, para que vaya a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). Esta propuesta fue presentada por Mario Abdo Benítez, de modo a evitar que el expresidente jure como senador.

“Siendo que es inconstitucional (la nominación). Antes, el FG tenía una opinión contraria. Hoy luego del fallo, tiene una lectura distinta. Minutos y horas después del fallo, sale a decir lo del acuerdo. Ese cambio radical llama la atención”, remarcó.

El Secretario de Estado subrayó además que estamos en un momento político particular, atendiendo que los camaristas que están en concurso para un ascenso en su cerrera judicial (para ser ministro de Corte), son los que decidan otorgar el fallo favorable a los campesinos. Con esto -argumentó- se percibe una especie de falta de legitimidad.

 

Sugieren a Ibáñez renunciar: "Es la salida más digna"

La salida “más digna” para José María Ibáñez (ANR), quien fuera acusado y posteriormente liberado por la justicia del caso conocido como “caseros de oro”, es presentar su renuncia al cargo, a criterio del diputado Pastor Vera Bejarano.

En entrevista con ABC Cardinal, Vera Bejarano indicó que hasta el momento no tiene conocimiento de cuál es la decisión que finalmente tomará su colega José María Ibáñez, esto ante los rumores que hablan de una posible renuncia o pedido de permiso.

“Se habla de muchas posibilidades o hipótesis, de buscar alguna salida más digna para él y para la Cámara también”, indicó.

Así también, sostuvo que la situación que se vive actualmente “les genera preocupación y es muy incómoda”, sobre todo porque tienen varios temas muy relevantes que tratar ante el pleno y no pueden avanzar por culpa de este dilema.

A su criterio, la mejor salida para Ibáñez sería la renuncia a su cargo, dejando a un lado sus fueros parlamentarios. “Yo le recomendaría que renuncie, creo que es la salida más digna”, afirmó a la 730 AM.

Vera Bejarano dijo que “probablemente” se logren juntar las 20 firmas necesarias para presentar el pedido de pérdida de investidura ante la Cámara de Diputados, pero duda de que ocurra lo mismo a la hora de desaforarlo, esto considerando que ahora se requiere de una mayoría calificada de 53 votos.

“Según yo veo, eso (juntar todos los votos) no es tan fácil en este momento, se puede llegar a las 20 firmas pero con eso no se resuelve”, acotó.

Asimismo, el parlamentario abogó por lograr “una renovación de la justicia” ya que finalmente esta instancia es la encargada de investigar, acusar y condenar a un ciudadano que cometió un delito.

Finalmente, Vera Bejarano confirmó que desde la bancada a la que pertenece hicieron un compromiso de que, si se llegara a tratar el caso de pérdida de investidura en la plenaria de la Cámara Baja, “acompañarán la decisión”.

 

Hablan de pacto entre Añetete y el luguismo en el fallo de Curuguaty

El senador Antonio Barrios (Honor Colo­rado) sostuvo que el fallo de la Corte para la libe­ración de campesinos, invo­lucrados en el proceso por los hechos de Curuguaty en el 2012, fue consecuencia de un acuerdo político entre refe­rentes de Colorado Añetete y el luguismo a cambio de contar con el apoyo de este último sec­tor para que Nicanor Duarte Frutos asuma la dirección de la Entidad Binacional Yacyretá.


Fuente: La Nación

El procedimiento para que el ex presidente Duarte Frutos ejerza la dirección paraguaya del ente requiere de un acuerdo del Congreso.

Barrios dijo que llamativa­mente, en coincidencia con la componenda política para conseguir el fallo de la corte, referentes del luguismo como el senador Hugo Richer anti­ciparon públicamente que el Frente Guasu podría dar su respaldo a Nicanor para la EBY. Tras esta señal, siguió diciendo que se cerró el acuerdo y los referentes del nuevo gobierno lograron por influencia política el fallo mencionado.

No importa cuál sea la opi­nión de la ciudadanía en rela­ción al caso Curuguaty, es una pésima señal que desde la política se influya sobre los fallos de la más alta instancia judicial cuando siquiera aún el nuevo gobierno ha asumido, manifestó el referente car­tista Antonio Barrios. “Son los mismos (Añetete y oposi­ción) que durante meses sos­tuvieron el discurso de una justicia independiente los que hoy esclavizan a la justi­cia para lograr una decisión a la medida”, sentenció.

El viernes último, el ministro del Interior, Ariel Martínez, había señalado en relación a este fallo y la reacción de los opositores que “ahora aplau­den a la misma Corte que con­denaron en todos estos años. Se nota que cuando les inves­tiga sus oscuras historias, la Corte es fea, y cuando les favorece en sus intenciones, es bonita".