Maniobró para que comuna pague US$ 3,5 millones a Ivesur, que al final se abortó

El diputado Ramón Romero Roa, uno de los acusadores del cuerpo legislativo, relató la primera parte del alegato contra el contralor Enrique García.

El mismo puso la nota inicialmente en el caso Ivesur, de cuanto García era asesor jurídico de la Municipalidad de Asunción, y no evitó por "cómplice omisión", que la comuna se exponga al pago de 3,5 millones de dólares por incumplimiento de contrato.

Luego Roa señaló que García registró la producción de documentos no auténticos, al fraguar documentos para zafar de la acusación de no haber apelado a la decisión de incumplimiento de contrato.

Igualmente mencionó la acusación de asignación irregular de viáticos, contratación irregular de consultoría, concesión indebida de privilegios a allegados, así como tráfico de influencias.

 

Tras titubeante postura de Añetete Abdo logra 'unidad'' para destituir al contralor

La bancada Añetete (oficialista) al final resolvió alinearse en una sola columna para votar por la destitución del contralor Enrique García.

Lo resolvieron tras una reunión con el presidente Mario Abdo Abdo Benitez, en una jornada que se desarrolló en medio de críticas hacia el oficialismo, por la postura titubeante en torno a bajar o no el pulgar a García, acusado por presunto enriquecimiento ilícito.

El zigzagueante transitar de los oficialistas se dio a partir de que había dos grupos con posturas disímiles: uno a favor de la destitución, otro por apoyarlo.

Pero en la reunión en el Palacio de Gobierno surgió la moción de unificar las posiciones, para blindar al mandatario de las críticas acerca de su titubeante liderazgo para tomar una postura firme sobre la desgastada figura del contralor García.

“Hemos decidido como Añetete hacer lugar al juicio político”, respondió Enrique Bachetta al término del encuentro con el jefe del Ejecutivo.

“El presidente nos pidió a todos que tomemos una decisión unánime y no hubo ningún tipo de división”, agregó.

Por su parte el senador Silvio Ovelar, titular del Congreso, indicó que con los ocho votos que implica al grupo Añetete, su percepción es que prácticamente el contralor está destituído.

“Mi percepción es que la suerte está echada”, dijo Ovelar al ser abordado acerca de los posicionamientos que están para sacar a García del ente.

 

“Caiga quien caiga”: De Abdo depende que el contralor sea destituido

Daniel Centurión, asesor político de la Presidencia de la República, recomendó al mandatario Mario Abdo Benítez que apueste por la destitución del contralor Enrique García, pero remarcó que cada senador será responsable de su voto.

El asesor presidencial Dani Centurión indicó a la radio 650 AM que la sonada frase “caiga quien caiga” es la línea del presidente de la República Mario Abdo. “Él siempre tuvo una posición muy clara, que nadie es intocable”, acotó.

Señaló que su recomendación es que acompañe la destitución y contó que este mediodía el mandamás se reunirá con el bloque oficialista para decidir si baja línea o libera los votos (de hacer esto segundo, no se reunirán los números para rajar al contralor). “Cada uno es responsable de su voto, pero el presidente va trasmitir su opinión”, añadió.

Al parecer de Centurión, el propio Contralor ya debió dar un paso al costado sin que se califiquen todas las irregularidades.

Esta tarde se definirá la suerte del contralor general de la República, Enri­que García, quien está sopor­tando un juicio político ante el Congreso Nacional, acusado de producción de documentos no auténticos y uso de documentos públicos de con­tenido falso, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

CAIGA QUIEN CAIGA

“Caiga quien caiga. Nadie es intocable. Desde el presidente de la República para abajo. Que se le investigue desde el presidente de la República hasta abajo. Nadie es intocable en la lucha contra el crimen organizado”, había dicho el mandatario respecto a la supuesta implicancia del diputado oficialista Ulises Quintana con el presunto narco Reinaldo “Cucho” Cabaña.

 

Juicio a contralor: Llano ahora duda y dice que habrá que esperar alegatos finales

El senador liberal Blas Llano se muestra hoy muy dubitativo sobre la postura que asumirá su bancada sobre el juicio al contralor Enrique García y argumenta que prefiere esperar los alegatos finales.

“No se trata de salvar o no, sino de entender que hay una acusación y una defensa y de acuerdo a los argumentos esgrimidos uno tiene que tomar la decisión”, afirmó el legislador Blas Llano.

Añadió que la política en sí es muy cambiante y que todo dependerá de si los argumentos son o no lo suficientemente fuertes para aprobar la destitución de García.

Entibió la situación y sostuvo que nadie se corta las ventas por una decisión, sobre todo tomando en cuenta que se trata de un juicio político y no de uno ordinaria, donde existe otra línea de pensamiento.

Enrique García está acusado de producción de documentos no auténticos, uso de documentos públicos de contenido falso, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

La Cámara de Senadores necesita 30 votos para destituir a García, sin embargo, no hay ninguna certeza de que se consigan los número.