“Me asombra cómo causa roncha la unidad del partido”, dice Alderete

“El inicio del proceso de unidad en la Asociación Nacional Republicana (ANR) se está fortaleciendo con todos los referentes partidarios”, sostuvo José Alberto Alderete en el programa Cara o Cruz de Unicanal. “Venimos avanzando sin prisa, pero sin pausa estamos en el proceso. Está comenzando la unidad del partido”, dijo.


Fuente: La Nación

Dentro del plan de unificación se encuentra la reestructuración de la comisión directiva del partido, así como una convención para alinear los objetivos en beneficio de la estabilidad política, que permitirá la gobernabilidad. En la mesa directiva estaría Pedro Alliana al frente, José Alderete en la vicepresidencia primera, Luis Castiglioni en la segunda y Javier Zacarías Irún en la tercera.

Mientras que en la comisión ejecutiva se incluirían a Lilian Samaniego, Juan Carlos Galaverna y Jazmín Narváez; para así lograr una distribución equitativa entre ambos sectores mayoritarios.

Igualmente asegura que el diálogo entre los líderes Horacio Cartes, de Honor Colorado, y Mario Abdo Benítez, de Colorado Añetete, se dio con la predisposición de ambos para lograr la operación cicatriz.

Según recoge La Nación, asegura que las reacciones de la oposición le tomaron por sorpresa. “Me asombra cómo causa roncha la unidad del partido, porque le conviene al país”, expresó Alderete. Considera que es el momento de luchar contra la inestabilidad, que no solo afecta al interior del partido.

“El partido en esta transición ha sido gobierno y oposición; en este momento ya no aguanta, tenemos la responsabilidad política de traer la pacificación en Paraguay, a través de la estabilidad tendremos gobernabilidad para trabajar por el país”, indicó.

Así es que apuntan a la pacificación, porque no pueden alentar la confrontación interna en la ANR, también apuntan a llegar a otros partidos de la oposición y así lograr trabajar en conjunto.

Finalmente, asegura que tanto el expresidente como el actual mandatario comprendieron que no beneficiaba a ningún referente insistir con la confrontación. Por lo que entendieron que “un partido fisurado no era herramienta para ninguno”.

 

Honor Colorado reafirma apoyo al Gobierno sin condicionamientos

El exministro de Hacienda y referente de Honor Colorado, manifestó que la búsqueda de unidad dentro del Partido Colorado no tiene ningún condicionamiento. Sin embargo, dijo que la responsabilidad de Gobierno recae sobre el presidente de la República.

“Este acercamiento, en la práctica la gente tiene que saber que no van a haber cambios muy importantes de lo que ya hemos visto hasta ahora. Honor Colorado a pesar de haber sido tratado de manera muy cuestionable desde el 15 de agosto del 2018, ha sido un muy buen soporte para el Gobierno”, señaló Santiago Peña, en comunicación con Universo 970.

Explicó que este dialogo de unidad se viene dando desde diciembre del año paso, especialmente a nivel polítco ya que lo que se busca es que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, termine su mandato.

“Hay que saber que un Partido Colorado unido, es mayor fuente de ataque de la oposición”, agregó el exministro y excandidato presidencial por Honor Colorado.

Reafirmó que el apoyo no tiene ningún condicionamiento al movimiento Añetete, pero el pedido es que paren las persecuciones a integrantes de Honor Colorado, por el simple hecho de pertenecer a dicho sector.

“Nuestro apoyo no está condicionado a tener espacios en la administración pública. Nuestro apoyo es gratis, sin ningún tipo de condicionamiento. La responsabilidad de gestión es exclusiva del presidente de la República”, subrayó.

Dijo además que quien sea candidato en el 2023 por la ANR, necesitará del apoyo de todos los colorados.

 

División y unidad, el vaivén del Partido Colorado desde sus inicios

La última reunión entre referentes de Añetete y de Honor Colorado abrió el debate sobre las rupturas y reconciliaciones en la ANR. Sin embargo, esta relación de abrazos republicanos y divisiones no es nueva, ni reciente, sino que data desde el año de nacimiento de la ANR.

El analista político Horacio Galeano Perrone, estudioso de las innumerables divisiones y unidades dentro del Partido Colorado, recordó que esta historia arrancó en 1887, año de nacimiento de la Asociación Nacional Republicana (ANR), bajo la presidencia de Patricio Escobar.

En aquel entonces ya hubo una fuerte tensión entre los pro Escobar y los que apoyaban al Gral. Bernardino Caballero (caballeristas).

Ya en 1904, cuando los colorados quedaron en la llanura, se produjo una nueva división, esta vez entre los “abstencionistas” y los “infiltristas”. Los primeros eran los que participaban en el Gobierno liberal y los segundos, los que se mantenían al margen y se negaban a tener alguna implicancia en la administración del partido rival.

“La ANR tuvo distintas participaciones en los gobiernos liberales, a tal punto que los mejores referentes para la Guerra del Chaco fueron excepcionales colorados” , destacó Galeano Perrone en comunicación con Gen.

En aquel entonces la administración de turno no tuvo dificultades con el Partido Colorado per sé, sino solo con una pequeña facción del mismo, más tarde liderada por Natalicio González.

Finalizada la revolución de 1947 la gran figura intelectual era precisamente Natalicio González, quien en medio de la emoción y el impulso del éxito dejó al poco tiempo el poder y fue reemplazado durante 28 días por Raimundo Rolón.

Tras el fugaz paso de este último llegó Felipe Molas López, compadre de Natalicio González , pero finalmente cayó en manos del chavismo (Federico Chaves) que era un grupo endeble del Partido Colorado, pero que duró un buen tiempo.

STROESSNER Y EL PEDIDO DE UNIDAD

Galeano Perrone recordó que lo primero que hizo Stroessner fue aconsejar a los viejos colorados –entre ellos Tomás Romero Pereira y otros- que deben lograr la unidad del Partido Colorado.

“Stroessner era un hombre que sabía escuchar, él convocó a la unidad del Partido Colorado en el 55, pero esa unidad en poco tiempo estaba liquidada”, relató Galeano Perrone.

LA REPARTIJA DE CARGOS PARA LA LEALTAD

Pese al fracaso en la iniciativa, desde entonces Stroessner mantuvo a los viejos caudillos del Partido Colorado muy cerca suyo, mediante cargos en ministerios y embajadas. “Les tenía a los 30 colorados de primer nivel en distintos cargos, J. Eulogio Estigarribia, Bernardino Gorostiaga, si no eran embajadores eran ministros”, subrayó.

La historia misma del Partido Colorado transcurre entre divisiones y uniones, todas ellas con fecha de caducidad y siempre a cambio de intereses.

“Un abrazo republicano como el que se hizo ayer (Cartes-Abdo) no significa algo final, es como en este momento el matrimonio de Menem que después de 30 años se vuelve a unir con su señora par evitar problemas de herencia”, ejemplificó.

Una unidad como la que pactó este martes en Mburuvicha Róga, entre referentes de Honor Colorado y Añetete se debe analizar desapasionadamente -advierte Galeano Perrone- es la parte operativa del acuerdo la que dará realce al abrazo republicano, en otros términos, permitirá saber a cambio de qué realmente sellaron la unidad.

 

Marito y Cartes “como dos hermanos” en Mburuvicha Róga, según gobernador

Un ambiente de mucha calidez es el que se observó anoche en Mburuvicha Róga entre los líderes de Colorado Añetete y de Honor Colorado, según lo describe el gobernador de Guairá, Juan Carlos Vera. La posible unificación de ambos movimientos figura entre los temas tratados.

“Se los veía muy cercanos al presidente Marito y a Horacio, realmente como dos hermanos que estaban sentados uno al lado del otro y había un ambiente de mucha calidez”, comentó a Gen el gobernador de Guairá Juan Carlos Vera.

El pilar del encuentro fue mantener la unión del Partido Colorado, mediante el fortalecimiento de la Gobernabilidad de la actual administración, a fin de llegar con buenas chances para los próximos comicios generales.

Los dirigentes acordaron dejar de lado las persecuciones internas y las peleas insulsas para que la operación cicatriz tenga éxito y permita a la ANR mantenerse en el poder.

También se planteó la posibilidad de unificar ambos movimientos y fusionarlos bajo una nueva denominación que sería “Concordia Colorada”, algo que deberá ser aprobado en próximas reun

En cuanto a la reactivación económica, los 13 gobernadores colorados (Añetete y Honor) pidieron ser incluidos en el plan Ñapu´ä y que además se dé prioridad a las empresas locales para la ejecución de obras públicas.

La reunión superó las cuatro horas de duración y además de los asuntos políticos la ocasión fue propicia para un asado “con verduras”.