Ramón Ayala asumió en lugar de Dionisio Amarilla

El senador liberal efrainista Eusebio Ramón Ayala asumió este jueves la banca dejada por el destituido llanista Dionisio Amarilla.

A una semana de la maratónica jornada en la que le sacaron la investidura a Dionisio Amarilla, la Cámara Alta tomó juramento al reemplazante, Eusebio Ramón Ayala (PLRA).

De esta manera la Cámara Alta vuelve a funcionar con los 45 senadores que establece la Constitución Nacional, pues también hoy se reincorporó el legislador suspendido Paraguayo Cubas, quien el martes pasado cumplió con los dos meses de sanción por el episodio con las botellitas de agua.

En la sesión extraordinaria de hoy quedó conformada la nueva Mesa Directiva que asumirá el 1 de julio próximo.

Como presidente fue electo el liberal Blas Llano y como vicepresidentes primero y segundo quedaron Martín Arévalo y Juan Darío Monges respectivamente.

Los secretarios parlamentarios son Mirtha Gusinky, Hermelinda Alvarenga y Arnaldo Franco.

 

Patria Querida reconoce gestión de Ovelar y rechaza a Llano

Senadores de Patria Querida se retiraron de la sesión extra en la que se eligió a Blas Llano como titular del Congreso y reconocieron la gestión del saliente presidente, Silvio Ovelar.

“En todo momento no se apartó lo que dictan el reglamento y la Constitución Nacional, creemos que eso es muy importante, siempre fue respetuoso de los acuerdos”, declaró el senador de Patria Querida, Fidel Zavala.

Pidió que la gestión de Ovelar sirva como un parámetro para los futuros presidentes que vendrán, en especial al próximo, Blas Llano, quien asumirá el 1 de julio.

Zavala argumentó que su bancada se retira de la sesión extraordinaria para la elección de nuevas autoridades del Congreso, a fin de no formar parte de ningún tipo de acuerdo.

Durante la votación nominal, Blas Llano fue electo con 24 votos a favor, tres abstenciones y cuatro ausencias. El periodo va de julio de este año a julio del 2020.

 

Blas Llano es el nuevo presidente del Congreso

Con el acompañamiento de los colorados y los liberales llanistas, el senador Blas Llano fue elegido como el presidente del Congreso Nacional para el periodo legislativo 2019-2020 que iniciará el próximo 1 de julio. La vicepresidencia primera quedó para el colorado oficialista Martín Arévalo y la vicepresidencia segunda, para el cartista Juan Darío Monges.

En la sesión preparatoria de este jueves para la elección de la Mesa Directiva, Blas Llano (PLRA) tuvo 24 votos frente a Desirée Masi (PDP), quien tuvo el acompañamiento de 13 legisladores. Hubo tres abstenciones y cuatro ausentes.

La senadora liberal María Eugenia Bajac fue quien propuso a Llano como presidente de la Cámara de Senadores, al destacar sus 30 años de política y calificarlo de verdadero líder. Enrique Bacchetta, vocero de los colorados, también apoyó al nominado.

El efrainista Salyn Buzarquis propuso a Desirée Masi y alegó que sería la primera mujer en presidir el Senado. “Es una deuda pendiente que tenemos como sociedad, no hablamos de una persona por el hecho de ser mujer, sino que es valiente, coherente”, dijo.

A su vez, Masi cuestionó la alianza entre los sectores colorados y se preguntó cuál será el pacto de gobernabilidad que se dará al Gobierno de turno.

Antes de la elección de las nuevas autoridades, los congresistas del Partido Patria Querida se retiraron de la sesión por no estar de acuerdo con las negociaciones previas, mientras que los de Hagamos se abstuvieron de elegir a alguno de los candidatos para la Presidencia.

ACOMPAÑADO POR UN AÑETETE Y OTRO DE HC

Posteriormente, fue elegido el colorado Martín Arévalo, también con 24 votos, para desempeñarse como el vicepresidente primero. La vicepresidencia segunda quedó para el cartista Juan Darío Monges, quien recibió la misma cantidad de votos que el anterior. Mirtha Gusinky, Arnaldo Franco y Hermelinda Alvarenga fueron electos secretarios parlamentarios.

Los congresistas que hicieron uso de palabras destacaron la buena gestión del titular del Congreso, Silvio Ovelar, especialmente por haber hecho respetar el reglamento de la Cámara Alta. El único que no coincidió fue el senador Paraguayo Cubas, quien lo cuestionó por no sancionar a los políticos raboneros.

 

Termina su suspensión y vuelve Payo-show: ahora es periodista

Tras cumplir la sanción de 60 días de suspensión, el senador Paraguayo Cubas volvió a ocupar este jueves su banca y prometió regular su comportamiento.

El senador Paraguayo Cubas generó una situación extraña antes del inicio de la sesión preparatoria para la elección de la próxima Mesa Directiva de la Cámara Alta. Este jueves volvió el polémico político al ruedo tras cumplir los 60 días de suspensión por sus improperios lanzados durante las sesiones del Senado.

El legislador primeramente charló con la prensa y reconoció que no puede controlar su “lengua”, pero prometió que tratará de regularse, ya que muchos niños lo siguen y emulan sus peculiares actuaciones.

“Yo voy directamente al precipicio o al Edén en CDE, reconozco que no puedo controlar mi lengua. Los niños me abrazan y me preguntan cosas en la calle, como por qué no tengo pelos… por ellos voy a regular un poquito”, dijo al respecto.

Como primera medida ya presentó un proyecto de resolución para sacarle el título de honorable a la Cámara de Senadores y anunció que solicitará la pérdida de investidura del colorado Javier Zacarías Irún.

El momento llamativo de la jornada se dio cuando también hizo de periodista y comenzó a entrevistar a Silvio Ovelar con los demás comunicadores. En ese sentido preguntó -a los gritos- a cuántos legisladores raboneros sancionó. “Estoy en mi carácter de periodista y responda mi pregunta”, dijo. Sin embargo, el titular del Congreso no respondió el cuestionamiento.

Payo se presentó en el ámbito parlamentario con un celular en mano, haciendo una transmisión en sus redes sociales, y con el micrófono del canal Lobo.