Senado suspende por 60 días a Payo, quien sale a armar el contraataque 'a su manera'

El senador Paraguayo Cubas fue suspendido por 60 sin goce de sueldo, por los últimos incidentes que protagonizó en la sede del Congreso Nacional.

El pedido de sanción a Paraguayo Cubas fue realizado por el senador Juan Carlos Galaverna, luego de que Payo en la sesión de la semana pasada haya tratado de “ladrón e insecto” al presidente del Congreso Nacional, Silvio Ovelar.

No contento con eso, Payo el martes protagonizó un bochornoso episodio en la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde derramó agua a un comisario, al ministro del Interior Juan Ernesto Villamayor y al senador Fernando Lugo.

Durante el debate de la fecha, antes de la votación de la sanción, Cubas derramó también agua al senador Galaverna.

Finalmente y tras un largo debate, 35 senadores votaron a favor de su suspensión, 2 por el rechazo, 7 abstenciones y 1 ausente.

“A partir de este momento usted queda suspendido como senador”, le informó el titular del Congreso, Silvio Ovelar.

Cubas fue suspendido por 60 días, sin goce de dietas.

Payo anunció que presentará una acción de nulidad y dijo que mientras seguirá trabajando desde su domicilio.

 

VIDEO| Congreso paraguayo, Payo derrama agua a Calé, y éste: "Maricón... hijo de puta"

El senador Paraguayo Cubas, en plena sesión ordinaria de la Cámara Alta, derramó agua a su colega colorado, Juan Carlos Galaverna.

El senador Galaverna se disponía a realizar su intervención en la sesión. Pero, Cubas se molestó y se levantó a increparlo.

“¿Por qué este viejo decrepito va a hablar?”, lanzó el senador Cubas.

Galaverna ocupó su banca y el senador Payo Cubas se paró frente a él, agarró una botella de agua y tomó unos tragos. “Ni se te ocurra”, le dijo Galaverna, advirtiéndole que no le tire agua como lo hizo días atrás con el senador Fernando Lugo, comisarios y el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor.

Pese a la advertencia, Payo le derramó el agua. Calé se levantó como para pegarlo, pero fue atajado por los demás colegas.

“Maricón de cuarta, hijo de mil puta”, respondió Galaverna.

Todo esto ocurrió al momento en que los senadores debatían la posible sanción al senador Paraguayo Cubas, por sus últimas inconductas en el Congreso Nacional.

 

Calé demolió campaña de ABC Color para devolver la terna

El senador oficialista Juan Carlos “Calé” Galaverna destrozó la campaña de ABC Color para devolver la terna de candidatos para la Corte Suprema de Justicia y adelantó su voto a favor del postulante Alberto Martínez Simón, que ya tiene el voto llanista y del Partido Patria Querida.

El senador Paraguayo Cubas propuso este jueves que se devuelva la terna de candidatos (Alberto Martínez Simón, Emilio Camacho y Rubén Darío Romero) al Consejo de la Magistratura.

Al respecto, el legislador oficialista Calé Galaverna manifestó su apoyo a Martínez Simón, pese a que no comparte ninguna relación de amistad con el mismo, según alegó.

“La Cámara es soberana, puede decidir lo que mejor le parezca mientras no viole el marco constitucional. Pero debemos recordar que el criterio de rechazo y devolución de la terna al Consejo de la Magistratura no es idea original de este Senado, es una campaña originada por un medio que prefiero no mencionar. (ABC Color) empezó (a publicar) a favor de Romero y terminó fulminando a ese candidato, cuestionó todo el tiempo a Camacho y en la recta final descubrió que Martínez Simón es cartista y lo pretende presentar como un acosador cuando claramente no lo es”, indicó.

Señaló que el candidato en cuestión supera por basureada en puntaje a los otros postulantes. En ese sentido detalló que Martínez tuvo un promedio de 4,87 en la facultad de Derecho, fue mejor alumno y obtuvo la medalla de oro. Mientras que Camacho posee 3 y Romero ni siquiera llega a esa calificación.

Sin embargo, Calé Galaverna le cuestionó que no posee partido político.

CAMPAÑA DE ABC COLOR

En los últimos días, el diario ABC Color impulsó una fuerte campaña contra la terna, específicamente contra el camarista Alberto Martínez Simón, uno de los ternados para la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Llamativamente este magistrado condenó a directivos de la Editorial Azeta (diario Abc Color) a pagar a Francisco “Pancho” de Vargas (+) la suma de G. 350 millones, más los inte­reses devengados desde la promoción de la demanda.

La misma fue dictada en el 2005 y se debió a una publi­cación del medio en cues­tión, de fecha 8 de abril del 2003, en su formato impreso y digital referente a una supuesta coima que habría sido abonada en el Aeropuerto Guaraní de Minga Guazú que salpicó a De Vargas.

El sonado caso, que tuvo mucho destaque en esa época, fue a parar a manos de los miembros del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), del que formaba parte Francisco de Vargas.

El material periodístico expresa además que el monto que habrían recibido los integrantes del JEM rondaba los US$ 90.000, e incluso también se habló de US$ 200.000, que era la cifra que supuestamente se manejaba en el Parlamento. De Vargas integró el JEM que el 7 de abril del 2003 resolvió remover al fiscal Alejandro Nissen del cargo de fiscal; sin embargo, él negó categóricamente que la resolución fue tomada a raíz del pago de la supuesta coima, tal como lo afirmó Abc Color.

 

Sesiones del Primer Mundo frente a la batalla campal en congreso paraguayo

Las discusiones airadas, llegadas tardías de los legisladores, sesiones que se retrasan o levantan por falta de quórum, peña con canto y guitarra y uso de la plenaria para debatir cuestiones personales y no proyectos de leyes forman parte de las sesiones de los representantes del pueblo, en ambas cámaras. En el Primer Mundo, la historia es otra.

Arrojar agua, botellas y vasos, lanzar improperios, gritos y amenazarse con cinto en mano a sus colegas son alguno de los espectáculos protagonizados en el recinto en la Cámara de Senadores por parte del senador Payo Cubas.

Las discusiones aireadas, llegadas tardías de los legisladores, sesiones que se retrasan o levantan por falta de quórum, peña con canto y guitarra y uso de la plenaria para debatir cuestiones personales y no proyectos de leyes forman parte de las sesiones de los representantes del pueblo, en ambas cámaras.

La moción de orden no existe ni en la Cámara Alta ni en la Baja y sus respectivos presidentes son sobrepasados por los demás integrantes del pleno.


Mientras, en el Primer Mundo, los espectáculos son frenados a la primera y es el caso de la presidenta del Congreso español Ana Pastor que llamó la atención a los legisladores ya que en las últimas sesiones de las plenarias realizaron espectáculos, gestos o palabras y portaron carteles pidiendo libertad para los presos políticos poniéndose de pie cada uno en su banca.

Pastor recordó a sus colegas guardar la compostura recordándoles que en la sede de la soberanía nacional, las ideas se defienden con la palabra y que mientras ella sea presidenta la cámara a su cargo no será contaminado con esos términos.

A la segunda llamada, los legisladores españoles, bajaron los carteles, tomaron asiento y guardaron silencio.

El pleno de la Cámara de Senadores también analizará hoy si sanciona (con suspensión de 60 días sin goce de sueldo) al congresista Paraguayo Cubas, quien en la sesión de la semana pasada trató de ladrón e insecto al presidente del Congreso, Silvio Ovelar, y el martes pasado arrojó agua y vasos a policías, custodios e incluso sus propios colegas legisladores.