Solo 9 de 80 diputados acompañan plan para rajar a Ibáñez del Congreso

Hasta el momento tan solo 9 de 80 diputados acompañan el pedido de pérdida de investidura de José María Ibáñez, quien hace unos días consiguió que la justicia lo libere del caso conocido como “caseros de oro”. Para presentar el pedido formal se necesitan 20 firmas.

Los diputados nacionales Sebastián García, Rocío Vallejo y Sebastián Villarejo (PPQ), Kattya González y Norma Camacho (PEN), Tito Ibarrola y Carlos Rejala (Hagamos), Celeste Amarilla (PLRA) y Jorge Brítez (Cruzada Nacional) son los que, a la fecha, acompañan la propuesta de pérdida de investidura de José María Ibáñez.

Según lo establecido por la Cámara de Diputados, se necesitan al menos 20 firmas para presentar el pedido formal en mesa de entrada y posteriormente tratarlo en el pleno, por lo que aún sigue necesitándose la confirmación de otras 11 personas.

En entrevista con Radio La Unión, el diputado Tito Ibarrola manifestó que como partido “Hagamos” tomaron la postura de acompañar “todos aquellos pedidos que se relacionan a parlamentarios que tengan alguna cuestión que dirimir con la justicia”, tal y como ocurre con el caso Ibáñez.

“Estamos con el clamor de la ciudadanía, nos debemos a nuestros seguidores y afiliados, por eso decidimos acompañar el pedido de pérdida de investidura”, expresó el parlamentario.

El mismo sostuvo que sus colegas del Partido Patria Querida (PPQ) ya cuentan con el documento que será eventualmente presentado ante la Cámara de Diputados para aquellos que quieran leerlo y adherirse al pedido.

“Hay mucho descrédito de la clase política, hay que modificar esa percepción no apañando ningún hecho de corrupción o delito que cometan los colegas”, puntualizó Ibarrola, quien sostuvo que el caso Ibáñez afecta la imagen de la Cámara Baja.

Hasta el momento, el panorama para una eventual pérdida de investidura se mantiene complicado por la falta de acompañamiento de otros parlamentarios. Además estos nueve diputados, la bancada A del PLRA en Diputados (con 17 liberales efrainistas) confirmó que analizará la posibilidad de acompañar la propuesta.

Tras la promulgación del proyecto de ley que reglamenta el artículo 201 de la Constitución Nacional sobre la pérdida de investidura (conocida como “ley de autoblindaje”), de ahora en más se necesitan 30 votos en la Cámara de Senadores y 53 votos en Diputados para desaforar a un legislador. Anteriormente solo se requería de una mayoría simple de 23 votos en el Senado y 41 votos en Diputados para cumplir con este trámite.

 

Tras hacer jurar a dos que no fueron electos, Lugo se muestra bravucón: no tiene miedo, dice

El senador del Frente Guasu, Fernando Lugo, se pronunció a través de sus redes sociales en relación a la decisión que había tomado en su carácter de presidente del Congreso, convocando a juramento a personas que no fueron electas por voto popular.

En su página oficial de facebook, el senador Lugo aseguró tener la firmeza y tranquilidad de saber que las decisiones tomadas fueron “en defensa de la institucionalidad” de la República, ante los “intentos de atropellos”.

“La presión, las amenazas y los intentos de persecución judicial en mi contra, no socavarán mi firme voluntad de seguir defendiendo los intereses mayoritarios de nuestro pueblo”, indicó Lugo.

Dijo que cuando decidió entrar al campo de la política, sabía de que no sería una tarea fácil, y que esto, significaría muchas veces, enfrentarse contra “poderosos grupos” políticos y económicos. Sin embargo, resaltó el apoyo y afecto que recibe cada día, que le dan fortaleza a no renunciar a sus convicciones.

Por último sostuvo que desde el Frente Guasu seguirán luchando en defensa de los derechos del pueblo.

 

Ligan al cuñado y 'custodio' de Portillo en crimen de policía y a narco: "No es mi problema"

Néstor Osmar Medina, esposo de Celia Portillo (hermana del parlamentario Carlos Portillo) saltó al tapete tras versiones provenientes de Argentina, en donde se lo liga a la supuesta participación del mismo en el asesinato de un policía y el tráfico de drogas.

En conversación con RM Noticias, el controvertido parlamentario dijo desconocer la veracidad de tal información, al tiempo que negó que el mismo sea su guardaespaldas. A continuación la entrevista,

- Portillo : 'Es totalmente falso las acusaciones sobre mi cuñado Néstor Osmar Medina, el no es funcionario de la cámara de Diputados ni mucho menos es mi "custodio" eso se puede averiguar fácilmente por que hay un acceso a la información pública.

- ¿ Supuestamente tu cuñado tiene antecedentes por homicidio y tráfico de drogas ?

- Portillo : 'Si eso es verdad ya no es problema mío, nadie elije a los parientes y cada uno es dueño de sus actos, eso a mi no me afecta.

- ¿ Es cierto que tu cuñado estuvo preso 10 años en Argentina por matar a un Policía en un enfrentamiento ?

- Portillo : ' Eso desconozco, yo lo que quiero aclarar es que mi cuñado Néstor Osmar Medina esposo de mi hermana Celia Portillo no trabaja en la Cámara de Diputados , no es mi custodio y no tengo secretaria que andan tras mio todos los días.

- Portillo : ' Esa (que fue su custodio) fueron las acusaciones de varios medios de prensa y es totalmente falso. Para terminar quiero decir que ya no estoy más para la joda. Este periodo estoy para trabajar, El periodo anterior fue el más productivo.

 

El día en que Giuzzio y Wiens indujeron "amistosamente" a capo narco para enlodar a adversarios

El nombramiento de Arnaldo Giuzzio como próximo titular de la Secretaría Nacional Antidrogas (cuando asuma el gobierno de Mario Abdo) reflotó un archivo explosivo. Es el caso en el que el exsenador opositor se vio envuelto en una "oscura" reunión con el narcotraficante Ezequiel de Souza.

En diciembre del 2014 Giuzzio, el Técnico Superior en Teología Arnaldo Wiens y el ex titular de la Senad, Luis, Rojas, mantuvieron una reunión secreta con el narcotraficante.

En la misma grabaron “amistosamente” al delincuente, que comenzó a hablar de supuestos pagos de coimas a diversos actores de la política, así como autoridades de diversas localidades y a periodistas.

Llamativamente Giuzzio, Wiens y Rojas mantuvieron en secreto durante siete meses la grabación. Pero una filtración, hizo entonces que los medios pidan explicaciones a los implicados.

Los senadores Wiens y Giuzzio adujeron que el comisario Gilberto Fleitas tenía la grabación y que el ministro (de entonces) Francisco de Vargas estaba enterado de su existencia. El comisario negó haber recibido el audio.

¿Guardaron la grabación porque se manchaba a amigos o aliados políticos? ¿Se ocultó para eventuales aprietes a adversarios? ¿No se publicó por intereses personales de los legisladores Wiens y Giuzzio?, fueron algunas de las interrogantes que saltaron al tapete.

Tras el escándalo que azotaba al Congreso, en la persona de dos de sus senadores, el 22 de junio de 2015 la cámara alta ordenó una sesión reservada para analizar la cuestión. Pero como en reiteradas ocasiones las mayorías coyunturales determinó que la tormenta pasara y tanto Arnaldo Giuzzio como Wiens, zafaron del asunto.

El exviceministro de seguridad de la época, Javier Ibarra, había declarado en rueda de prensa que el titular de la Senad (Luis Rojas), tenía una misión concreta y personal para participar de la “amistosa entrevista” con el narco De Souza.

“Es categórico que es utilizado por Luis Rojas por fines políticos (…) Si este señor no hace lo que dice, él mismo le va a matar. Lo manipula para lo que le beneficia, es capaz de hacer cualquier cosa”, declaró el viceministro del Interior, en comunicación con Unicanal.

Con la nominación de Giuzzio al frente de la Senad, Abdo Benitez suma designaciones de altos funcionarios con oscuros y polémicos antecedentes. La mesa está servida para nuevos ataques a la “selección” de Marito.