¿Vuelven generales con pañuelo colorado?: Jefe de Armada hizo campaña partidaria

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, al reincorporar por decreto al vicealmirante Carlos Veláz­quez como comandante de la Armada abrió las puer­tas para el retorno de la inje­rencia política dentro de las Fuerzas Armadas, como en tiempos de la dictadura stronista, cuando había una directa intromisión de los personeros del régimen en el sector castrense.


Fuente: La Nación

Veláz­quez es hermano del vice­presidente de la República, Hugo Velázquez, y había abandonado la milicia por más de un año a pedido pro­pio. Sin embargo, fue nom­brado como comandante de la Armada por el jefe de Estado de manera irregular, al pare­cer en violación al estatuto militar.

Sobre esta situación, el gene­ral retirado Carlos Liseras lanzó una voz de alerta por el efecto que puede tener la decisión presidencial en la moral del cuadro activo. “La moral es muy importante. Si se hace una reincorporación que no está acorde con las normas legales vigentes, el personal dentro de las Fuer­zas Armadas se desmoraliza porque no se está cumpliendo con lo que dice la ley. Ante esa figura, el militar en activi­dad cómo va a cumplir la ley si los superiores no lo están haciendo”, advirtió.

Liseras calificó también el hecho de “grave” al no darse cumplimiento a la ley del estatuto militar, la cual establece las etapas que se tienen que respetar necesa­riamente. “En el caso de que no se hayan aplicado las nor­mas legales vigentes, estamos frente a una situación grave ante la falta de instituciona­lidad y más aún cuando esa falta de institucionalidad toca a una institución mili­tar, en la que la carrera o el plan de carrera es fundamen­tal para que se mantenga la moral del personal en acti­vidad”, destacó.

En ese sentido, instó a las autoridades responsables, en este caso al comandante en jefe y al ministro de Defensa Nacional, para que aclaren “profundamente cómo fue el sistema de la vuelta al ser­vicio de un personal ya reti­rado y si se aplicaron o no las normas”.

El general (SR) Alfredo Luis Machuca también habló sobre el tema y lamentó las irregularidades cometidas por el jefe de Estado. “Hay que decir que es irregular porque él (Velázquez) un año y un mes estuvo en la inacti­vidad a su pedido. Por tanto, la única figura que contem­pla nuestra Ley 1.115/97 del estatuto militar es la reincor­poración, y esa reincorpora­ción se inicia con una nota del afectado, y esa nota del afectado no existe”, expresó en declaraciones realizadas al programa “A Punto”, de la radio 970 AM.

Alegó que la nota de pedido “no existe de ex profeso para que no pase por la Junta de Calificaciones de Servicio porque iban a darle la figura de la reincorporación, y eso implica que sí puede ser rein­corporado, pero debe pasar a la cola de la remesa siguiente y eso es lo que no querían”, aseguró.

IRREGULARIDAD DEL DECRETO

El general Liseras, expresi­dente de la Justicia Militar, explicó que en el decreto pre­sidencial no se menciona la reincorporación. “Formal­mente, cuando se va a incor­porar a un personal, en este caso se aplica la palabra reincorpórase a las Fuerzas Armadas. Eso está estable­cido en el artículo 61 del esta­tuto del personal militar y se aplicó la derogación de un decreto por el cual el viceal­mirante Carlos Velázquez había pasado a retiro. O sea, se deroga ese decreto y, al dero­garlo, inmediatamente queda vigente el decreto por el cual él (Velázquez) se incorporó a las Fuerzas Armadas”, mani­festó.

El militar retirado señaló que el mencionado viceal­mirante retornó a las Fuer­zas Armadas de una manera “atípica”. “Es una manera atípica de volver a traerlo a las filas a un personal que pasó al cuadro de la reserva. Lo que pasa es que si se va a utilizar la figura de la incor­poración, que está en la ley, tiene que pasar a la cola de la remesa anterior. Entonces, si pasa a la cola de la remesa anterior, no va a poder lle­gar”, mencionó.

En otro momento se refirió a las facultades que tiene el presidente de la República. “Se está hablando de que la decisión del comandante en jefe fue constitucional para aplicar la vuelta al servi­cio. La Constitución, en su artículo 38, establece taxa­tivamente que: ‘El presidente de la República, en su carác­ter de comandante en jefe, tiene la atribución de remo­ver o nombrar en un cargo a los comandantes de las fuerzas públicas’. Eso signi­fica que el Presidente puede nombrar o remover del cargo al comandante de las fuerzas militares y al comandante de la Policía Nacional. Ahí tiene facultad discrecional, pero los comandantes de los gra­dos inferiores, que son de las fuerzas públicas, necesaria­mente tienen que regirse por el estatuto del personal mili­tar y en este caso no se aplicó la ley mencionada”, reiteró.

TEMOR ANTE NEFASTO PRECEDENTE

Fuentes militares se comuni­caron con la redacción para manifestar su abierto temor ante el precedente que sienta esta promoción del vicealmi­rante Velázquez. Explicaron que para las siguientes elec­ciones, un alto oficial que aspira a un premio de rango principal se declarará perse­guido, renunciará a la carrera, hará proselitismo abierto y descarado y luego será senci­llamente reintegrado ya como alto mando, relegando a todos los militares institucionalis­tas que supieron mantener su neutralidad en actividades políticas.

¿Vuelven generales con pañuelo colorado?

Militares descontentos con esta designación temen que se vuelva a la época de los oficiales con pañuelo colorado. Se que­jan porque los opositores “aliados” al gobierno de Mario Abdo Benítez no abrieron la boca para cuestionar este atropello.

Indican que podría ser tarde cuando se advierta que detrás de este episodio relacionado con el vicealmirante Carlos Velázquez, hoy comandante de la Armada por parentezco de un hermano político que hoy es vicepresidente de la República, podría escon­derse el resurgimiento del militarismo como tendencia política en el Paraguay.

 

Eligen a Bacchetta como nuevo presidente del JEM

En sesión ordinaria del Jurado de Enjuiciamiento (JEM), fue electo como nuevo presidente del ente el senador colorado, Enrique Bacchetta. En la Vicepresidencia lo acompañará el diputado liberal Eusebio Alvarenga.

Enrique Bacchetta había sido designado el pasado 5 de julio como miembro titular del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, en representación de la Cámara de Senadores, junto a su colega Fernando Silva Facetti.

Bacchetta retornaba al Jurado luego de que en el 2015 había sido destituido, tras una supuesta rencilla política en el interior del Partido Colorado.

El senador colorado reemplazará a Cristhian Kriskovich, quien ocupa el cargo desde diciembre del 2017. La vicepresidencia será ocupada por el diputado liberal Eusebio Alvarenga.

La nueva mesa directiva del Jurado asumirá funciones el próximo 20 de noviembre y estarán en el cargo por el periodo de un año.


 

Hermano del vice hizo arenga política y ahora vuelve a la Armada

El vicealmirante Carlos Veláz­quez, hermano del vicepresi­dente de la República, Hugo Velázquez, realizó una abierta campaña política a favor del Partido Colorado. Ahora el Gobierno lo reincorporó a la Armada.


Fuente: La Nación

En varias fotografías y videos de la época de la campaña electoral interna del Partido Colorado, se ve al flamante nuevo comandante de la Armada participando de actividades político-par­tidarias a favor de una fac­ción colorada, en este caso de Colorado Añetete, que lidera el propio presidente Mario Abdo Benítez.

En las gráficas y videos obtenidos por La Nación, se lo puede ver al vicealmirante Velázquez compartir actos políticos con su hermano Hugo Velázquez, hoy vice­presidente de la República.

En un audiovisual, inclusive, el militar hace una arenga de tinte político cuando dice lo siguiente: “Había sido tene­mos que meternos en la polí­tica para poder ayudarles a nuestros camaradas”.

Este breve discurso lo hizo ante un grupo de gente, donde se encontraban excamaradas y exofi­ciales de las tres armas de las Fuerzas Armadas, así como familiares de estos y seguidores de la Lista 4.

 

La comitiva de Abdo: escoltada por gentilhombres, Marly va al Vaticano y posa junto al Papa

Si bien no figuran en los registros de la comitiva oficial, la exmodelo Marly Figueredo y su esposo, el senador Rodolfo Friedmann, acompañaron el séquito que llevó el presidente Mario Abdo Benítez a Roma, Italia, al encuentro con el papa Francisco en el Vaticano.

Llamó la atención la presencia de la exmodelo Marly Figueredo en la comitiva que acompañó hoy al presidente Mario Abdo en la audiencia con el Papa Francisco.

La misma fue, tal como establece el protocolo, totalmente vestida de negro y además estuvo custodiada por su esposo, el senador colorado abdista Rodolfo Friedmann, quien tampoco figura en los registros dados a conocer por la Presidencia sobre los integrantes de la comitiva especial.

También, la misma fue escoltada por los gentilhombres, personas que históricamente despachaban al rey con un pliego de importancia para darle noticia de algún buen suceso, como la toma de una plaza o el arribo de una escuadra. En el caso del Vaticano, la labor de estos consiste en acoger y acompañar a las diversas personalidades que vienen a encontrarse con el Sucesor de Pedro.

En sus historias del Instagram, la exmodelo compartió instantáneas de su recorrido por las calles de Roma, degustando sus famosas pastas y conociendo los sitios históricos. En cambio, Friedmann -quien justamente hoy cumple años- prefirió no publicar ninguna fotografía o video.

Muchos ciudadanos criticaron que la comitiva haya incluido a personas que no ocupan ningún cargo en el Estado, pero que de igual manera supuestamente hayan viajado con dinero del pueblo.


COMITIVA

En este encuentro con el Sumo Pontífice, el jefe de Estado además estuvo acompañado de su esposa, la Primera Dama de la Nación, Silvana Abdo, y ministros del Poder Ejecutivo, como el canciller Luis Alberto Catigliioni; de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi; de Industria y Comercio, Liz Cramer; así como por el ministro Director General del Ceremonial del Estado, Embajador Federico A. González; y la ministra asesora jurídica de la Presidencia de la República, Mónica María Seifart de Martínez.

Asimismo, forman parte de la delegación, la ministra Secretaria Ejecutiva de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) María Epifania González de Rodríguez; el edecán naval del Presidente de la República, Cap. DCEM Mayor Rubén Espínola; la coordinadora General de la Oficina de la Primera Dama, Rocío Kanonnikoff; y el jefe de seguridad del dignatario, Mayor DCEM Aníbal Díaz.

En ninguna parte se mencionó de manera oficial a la pareja del Guairá.