Aproximadamente cuatro mil instituciones educativas del país cerrarían secciones