Doctor Federico Schrodel, sobre caso del brasileño que se sacó los ojos