Francisco Ayala, sobre vehículos incautados que se encontraban depositados en la Oficina Regional de la SENAD