Ya comen en España, ¿y muy pronto en Paraguay? Grillos con sabor a cebolla, langostas, 'sevo'i'

Era cuestión de tiempo, según expertos en alimentación: los insectos comienzan a instalarse en las góndolas de supermercados del primer mundo, como alternativa (de alto contenido proteico) que suplante los snack y complementos nutritivos de platos tradicionales.

“Yo estoy ‘amenzando’ con comer. Conozco compatriotas que ya probaron el grillo (frito) y dicen que son ricos, ahora los sevo’i (lombrices) te voy a deber, no me atrevo y no creo que llegue a atreverme a comer”, explica a HOY Rubén S. Gimenez, connacional radicado hace diez años en Madrid.

El mismo señala que la “onda” ya se practicaba en algunos restaurantes con menú exóticos, pero que ahora aparecen masivamente en supermercados de las principales ciudades de España.

En un reciente documento oficial, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) explicó que muchas especies de insectos tienen tantas proteínas como la carne y que su producción de bajísimo costo, es será una solución eficiente (¿y sabrosa?) para combatir el hambre en seres humanos, e incluso animales.

De momento, dicen los compatriotas en la madre patria, pareciera que los que explotan el negocio quieren hacerlo con el formato de snack (picadas) pero que a juzgar de que la tendencia va prendiendo en la sociedad española, se puede vaticinar que irán teniendo nuevas presentaciones y usos alimenticios.

Se estima que la “onda” de comer insectos, se instale próximamente en sudamérica, habida cuenta la gran cantidad de inmigrantes que están radicados en España, y suelen transmitir y “absorber” costumbres y gustos culinarios.

 

Restaurantes paraguayos de España amplían su oferta gastronómica

Los restaurantes paraguayos no están exentos de la universalización que se vive a nivel mundial en materia gastronómica. En España, los connacionales buscan perfeccionarse en platos ibéricos para ampliar su oferta de manera a que los extranjeros, después de probar una comida autóctona, se interesen en degustar nuestro menú.

El conocido chef paraguayo Gabriel Garay fue contratado por el restaurant La Cabaña (calle Palencia, 15, Madrid) para ampliar su oferta gastronómica. De ofrecer exclusivamente platos paraguayos, ahora incluirá en su menú las delicias españolas que son amplias e incluso variadas, dependiendo de la región de donde provienen.

Garay, en contacto con HOY Digital, expresó que el restaurant pretende atraer clientes extranjeros y no solo connacionales a su local. Comentó que la asesoría no es estrictamente gastronómica ya que incluye capacitación en vajillería, decoraciones, entre otros aspectos que forman parte del “todo” en un local de comidas.

La idea básicamente es que la comida extranjera esté mezclada con la paraguaya de manera a que los comensales se les pueda despertar esa curiosidad que les permita degustar los platos típicos paraguayos.

Damien Dauzet, secretario del Club de la Cultura y Gastronomía Paraguaya en España, indicó que para la dueña del local gastronómico Rosana Paiva, su intención no es simplemente servir comida y alegrar paladares sino también difundir la gastronomía de nuestra patria.

“Muchos son los españoles o extranjeros que al ver platos desconocidos preguntan para saber más. Están los que se van a lo seguro pero siempre hay quienes, por gusto a nuevas experiencias o simplemente por curiosidad, ceden a la tentación de probar nuestros platos”, explicó.

Expresó que la gente no va a comer a un restaurante solo para no tener que cocinar porque de ser así, la comida a domicilio tendría mucho más peso. “Lo que busca la gente es toda una experiencia: estar en un buen ambiente y que se le sirva de forma amable y atenta”, sostuvo.

Con este tipo de iniciativas, la comida paraguaya va encontrando su lugar en la gastronomía española. El punto de quiebre se produjo en noviembre pasado cuando se llevó a cabo el evento “La Ruta de la Sopa Paraguaya”, donde participaron seis bares paraguayos en Madrid que concursaron por ofrecer el mejor plato.

 

La comida se podrá disfrutar al aire libre con la feria “Tata”

De los creadores de Paladar, Frutijazz y Guarará, llega Tata, la feria gastronómica de fuego al aire libre, que nace con la intención de devolver el respeto al fuego y de ofrecer un espacio de comunidad en torno a la cocina.

Se realizará por primera vez el domingo 10 de junio, de 10 horas a 23 horas, en el Centro Ecuestre La Matilde, Luque (a tres minutos del aeropuerto internacional Silvio Pettirossi, en dirección a Limpio).

Esta feria tiene por objetivo volver al origen de la cocina: el fuego, donde todo empezó, y juntar a cocineros, comensales y expositores en un gran día de cocina al aire libre.

El evento ofrecerá un día de campo en familia sin salir de la ciudad. El lugar elegido es una amplia granja ubicada a pasos del aeropuerto internacional Silvio Pettirossi, rumbo a la ciudad de Limpio, con estacionamiento incluido, donde todo girará en torno al fuego, con numerosas opciones ofrecidas por diferentes cocineros y restaurantes, espacios y actividades para chicos y grandes, música y conversaciones en torno al fuego.

Las entradas tendrán un precio de Gs. 20 000 y podrán ser adquiridas a través de Red UTS o en puerta el día del evento. Niños menores de 12 años, no abonan. El costo de los platos que ofrecerán los stands rondará entre Gs. 5000 y Gs. 35 000.

 

Campaña para aprovechar la naranja hái plantea un postre: el kosereva

En el marco de la campaña lanzada por el periodista de radio y televisión Gustavo Fretes, se plantea al dulce de kosereva como forma para aprovechar la naranja hái. Este postre es típico de la cultura paraguaya y su sabor agridulce cautiva a los paladares.

El kosereva es un postre típico de Paraguay que se prepara de la cáscara de la naranja hái. “Las naranjas están a punto de madurar y algunas inclusive ya cayeron al suelo. Este postre era antiguamente preparado por nuestras abuelas y deleitaban a los comensales. El nombre del dulce deriva del español ‘conserva’ y tiene un sabor agridulce que además aporta proteínas y es un buen digestivo.

Fretes expresó que en el marco de la campaña fueron con Rafael Riquelme, un joven cocinero que ya preparó otros postres como mermelada y tarta de kosereva.

“Esta vez se usa la cáscara de la naranja hái y no la pulpa. Es muy fácil. Se usa lo que le llamamos casquitos y se despeja con un pela papa o cuchillo la primera cáscara de la fruta a fin que no sea muy agrio. Después ya se introduce en el recipiente, se le agrega miel de caña o miel negra, clavo de olor, azúcar y agua hasta casi cubrir los casquitos. Eso se deja hervir y uno notará como los casquitos toman color y adquieren su forma ideal. Después ya depende de cada uno si desea acompañar con chantilly o queso paraguay”, expresó el chef.

La receta, para siete personas, incluye 700 gramos de cascos de apepu; 400 cc de miel de caña; 250 g de azúcar; y tres clavos de olor. La pulpa de naranja hái que no se utiliza en esta receta se puede exprimir o licuar y realizar un delicioso jugo o una mermelada.