Ahata Aju: La realidad de los migrantes en un sublime registro "teatro virtual"

La realidad pura y verdadera, bella y dolorosa del desapego para perseguir los sueños toman forma y abren una brecha en la historia del arte escénico paraguayo a través de la obra ‘Aháta Aju: Capítulo Paraguay’, teatro documental dirigido por Fátima Fernández Centurión.


Fuente: Aizar Arar (@AizarArar)

Un bálsamo para el alma podría sonar muy onírico, pero cuando diversas sensaciones se manifiestan y traen recuerdos, generan empatía o incluso despiertan sentimientos. Nuestro espíritu nos encara y aunque sea por unos instantes obtenemos una radiografía de nuestra vida. Cómo reaccionamos a ella es la cuestión, pero sea cual fuere la reacción un vuelco en el corazón es inevitable.

Cuando algo o alguien representa este bálsamo difícilmente se borren de la memoria. Si se trata de una obra de arte, la misma traspasa la eternidad.

Así Ahata Aju o “me voy a venir”, traducida al español para indicar “vuelvo enseguida”, escrita y dirigida por Fátima Fernández Centurión.

La puesta llegó para romper un esquema general sobre la manera de hacer teatro y no tiene que ver únicamente con la virtualidad, también con la forma de contar una trama y los elementos que utiliza para contarla en una plataforma distinta.

La actriz y dramaturga tomó como base una pieza teatral argentina estrenada en el 2016, inspirada en una investigación sobre migrantes. De ahí el capítulo Paraguay.

Si bien, el proyecto estaba también planeado para hacerlo sobre tablas y con público presencial, la pandemia del COVID-19 obligó a replantearlo y “migrarlo” a la virtualidad.

La chef peruana Carolina Ronquillo y la educadora social española Flori Rodríguez son las protagonistas de la puesta en la que plasman los principales puntos de su existencia, los cuales las marcaron y definieron no solo su personalidad, sino su mapa de vida, el mismo que siguieron para llegar a nuestro país.

¿Qué es el hogar? ¿Conocemos realmente su significado? ¿Lo valoramos? Estas preguntas se desentrañan en el espectáculo a través de Ronquillo y Rodríguez, y otras personas también migrantes de distintos ámbitos, mediante inserts de videos que van alternando en escena.

Estas intervenciones resultan interesantes pues aunque difieren en las experiencias de las protagonistas, coinciden en los sentimientos más fuertes: la ausencia y la melancolía del desapego.

“El hogar es para mí todos esos lugares donde me siento bien con las personas que quiero”, expresa Flori.

De manera pintoresca la docente relata las peripecias que pasó para llegar a suelo guaraní, las cuales por supuesto, no fueron siempre agradables.

De manera contundente comparte lo que a su parecer le costó ser migrante. “La ausencia es irreparable, pero también significa crecer y ser fuerte, prefiero la diferencia”.

Caro por su parte, revela momentos duros como el refugio de su padre en la bebida, pero que pudo salir del vicio gracias al arte y el deporte, y otros felices como la “paella criolla” o la presencia de su madre a través de la música, cada domingo en la mañana al escucharla mientras cocina.

“Cuando te alejas de tu tierra te pierdes de momentos… “Las decisiones son duras cuando uno se va a otro lado. Sabe que se va a la nada”, afirma.

Sin embargo, el lado positivo de migrar está también en un nuevo comienzo y el optimismo para de salir adelante pensando en el objetivo y los sueños. “Camino por la plaza y todos son mi familia”, menciona con una sonrisa.

En ese sentido, su compañera aporta un aspecto fundamental, que tiene que ver con la base de todo, la comunicación. “Cuando sales a la calle y comienzas a convivir con la gente es cuando dejas de ser turista”.

Más allá de su fuerte mensaje, Ahata Aju resalta por sus múltiples elementos como sonidos, imágenes y de no ser por el contexto, está claro que también los olores tendrían relevancia, pues en un momento Caro “entra a la cocina”.

Todos los “condimentos” se mezclan y permiten al espectador transportarse al menos por segundos a las vidas de los migrantes, identificarse con ellos y vivir un poco de sus experiencias.

Si bien, varios momentos se perdieron por la conexión en internet, además de ciertas fallas en el sonido, se destaca el gigantesco trabajo de producción de la puesta y el despliegue en escena detalladamente cuidado.

El equipo de realización en su mayoría es el de Nhi Mu, liderado por Fernández Centurión y Selva Fox, y la transmisión se hizo en vivo desde sus instalaciones en el microcentro asunceno.

“Pensaba que planeaba un viaje, pero el viaje me planeaba a mí”, acota Flori y precisamente esa frese encaja con Fátima Fernández Centurión, cuya constante búsqueda en el arte la venido preparando para encarar desafíos su trayectoria artística, desde obstáculos sociales y políticos, hasta la concepción de proyectos que se alejan del prototipo convencional del teatro.

“Para mí sigue siendo resistencia”, aseguró recientemente Fátima sobre Ahata Aju, lejos de considerarlo como una reinvención, termino ‘popularizado’ en estos siete meses de pandemia.

Fátima ya había mencionado lo mismo sobre “Amor de Cuarentena”, propuesta uruguaya transgresora de ficción exclusiva para WhatsApp, con mucha repercusión internacional y que en Paraguay no fue la excepción.

Ahata Aju está disponible este fin de semana en la plataforma Passline.com, pero merece varias funciones más y con público presente, el teatro documental mayor interés y Fátima Fernández Centurión, todas las puertas abiertas para encabezar productos audiovisuales y teatrales.

 

La zarzuela paraguaya Corochiré disponible en Passline

La zarzuela paraguaya “Corochiré” regresa a escena de manera virtual a través de la plataforma Passline.

Escrita de manera conjunta por el compositor Juan Carlos Moreno González y el dramaturgo Manuel Frutos Pane, la obra se estrenó originalmente el 15 de agosto de 1958 en el Teatro Municipal “Ignacio A. Pane”, de mano de la Compañía de Comedias del Ateneo Paraguayo bajo la dirección de Fernando Oca Delvalle.

Esta versión es producida por el elenco artístico “Anástasi”, encabezado por José Santiago Mazó Benitez y fue grabada en el Teatro Latino.

La trama principal es contada a través de varios símbolos poéticos y trata de un joven llamado Corochiré, hijo de Librada, quien itinerando entre dos mundos, busca a su amada Ka’a Jary’i y en el trayecto vive un sinfín de aventuras de la mano de su hidalgo compañero Sotero con quien conoce a pintorescos y macabros personajes de la mitología guaraní.

Los tenores Carlos Lezcano y Misael Centurión, y las soprano Teresa Jiménez, Amambay Narváez y Jacqueline Recalde, encabezan el elenco.

Las funciones serán vía streaming por la plataforma http://www.passsline.com.

Los pases pueden ser adquiridos a través de Billetera Personal, Tigo Money, Tarjeta de Crédito y Débito, Pago Express y transferencias bancarias.

 

"Covip Fest": El lado humorístico de la cuarentena, en Red UTS

El show de humor “Covip Fest” está disponible en la plataforma RED UTS. El mismo se centra en situaciones que giran entorno a la pandemia del coronavirus, pero desde un punto de vista humorístico.

Desde el confinamiento, decretos, fases, situaciones sociales y políticas hasta hoy utilizando el humor en una mezcla de monólogos, música, y sketches con participación de invitados VIP, forman parte del espectáculo.

Covip Fest promete divertir con humor, música y situaciones donde, de acuerdo a la producción, el público se sentirá plenamente identificado.

La propuesta está liderada por los actores y capocómicos Gustavo Cabaña y Sandra Molas, junto al también histrión Ariel León y la modelo Gabi Wolscham.

Los protagonistas están respaldados por un gran equipo de artistas y humoristas conformado por Marcos Pérez, Nelson Aguinagalde, Diego Roura, Beatriz Barrios, Mila Marichal y Jesús Closs.

Los pases para el show tienen un costo de 36.000 GS.

 

La ficción on line "Inundadas" llega a Red UTS

La obra de ficción on line “Inundadas” llega a la plataforma RED UTS este viernes 2 de octubre. La misma aborda con humor la problemática las inundaciones en barrios precarios.

Dirigida por César Portillo, la puesta es una tragicomedia que plantea las vicisitudes de un populoso barrio de Asunción.

De acuerdo a los productores, el público podrá identificarse con los personajes y sus sueños, además de sus vivencias y cómo se ingenian para salir adelante.

El elenco está conformado por Katia García, Gustavo Corvalán, Beatriz Barrios, Fabu Olmedo, Daniel Willigs, Jazmín Mernes y Héctor González como ‘Cerika’.

La asistencia de dirección es Ariell Lopez y María Delmar Rejala. Las entradas tienen un costo de 25.000 Gs. y están en venta a través de la Red UTS.