"Los viernes son púrpura" en la Casa Bicentenario de las Artes Visuales

La obra teatral “Los Viernes son Púrpura” se estrena este fin de semana en La Casa Bicentenario de las Artes Visuales Ignacio Soler. Las funciones son viernes 30 y sábado 31 de julio a las 20:00 y el domingo 1 de agosto, a las 19:00.

La puesta llega de la mano de la compañía Develop Teatro, cuyos responsables aseguran que hacen teatro por necesidad. “Buscamos generar material escénico y por ello conformamos un equipo integrado por profesionales que trabajan tanto dentro como fuera del escenario”, expresan.

Con dirección de Aldo Valdéz y protagonizada por Natan Melamed y Cecilia Torres, la trama presenta a Yayah, quien fue víctima de un secuestro y sufre trastorno de estrés postraumático, a raíz de ello se ve obligada a tomar sesiones psicoterapéuticas. Luego de tratar con varios psicólogos, conoce a Francesco, con quien decide seguir su terapia.

El espectáculo que abordará varios temas entre ellos, la salud mental, cuenta con música original compuesta por Gabriel Cáceres (cellista) y Salma Gómez (guitarra). La producción es de Camila Ortiz con vestuario de Emiko Zarate y Luciano Lambiase en el sonido.

Las entradas tienen un costo de 35.000 Gs. siendo adquiridas de manera anticipada. En puerta, el valor es de 50.000 Gs.

El acceso a la obra es por La Casa de la Música ‘Agustín Pio Barrios Mangoré’ (Cerro Corá entre EEUU y Tacuary).

 

A través del arte docentes paraguayos promueven sostenibilidad

Docentes formados como líderes de cambio presentaron canciones y obras de teatro de títeres en las comunidades de Loreto – departamento de Concepción, y Ko´ē Rory – departamento de Caaguazú, con el objetivo de movilizar la comunidad hacia el pago de tarifas por el servicio de provisión de agua potable y hacia el correcto lavado de manos con agua y jabón.

Estas actividades se enmarcan en los procesos de “Activar / Sostener” del enfoque de Arte Social para el Cambio de ComportamientoTM de la Fundación One Drop. Las mismas fueron desarrolladas por el grupo de arte social Porandu.

Los docentes participantes pertenecen a comunidades que actualmente se encuentran encarando la construcción de sus sistemas de agua. Por ello, las obras de teatro y obras con títeres desarrolladas abordan esas experiencias, a la vez que movilizan la comunidad hacia el comportamiento de pago de tarifa por el servicio de provisión de agua potable, profundizando en el conocimiento del funcionamiento del sistema.

“Cada obra teatral mostraba el funcionamiento y complejidad de los sistemas de agua, saneamiento e higiene (ASH) y cómo el pago de la tarifa es fundamental para el manejo de los mismos” aseguró Mariel Andersen, coordinadora de arte social del proyecto Y Kuaa.

De este modo, se busca fortalecer la apropiación de los usuarios hacia la infraestructura ASH a la que están accediendo a la vez que se colabora con la adopción de nuevos comportamientos que buscan la sostenibilidad de dichos sistemas.

Estas obras fueron desarrolladas tras varias jornadas de talleres, donde se profundizaba acerca de los comportamientos sostenibles a través de herramientas de arte social como dinámicas lúdicas y participativas, poesías, canciones, entre otras.

“En los talleres se reflexionaba acerca de la importancia de contar con agua tratada y la utilización del agua en el lavado de manos con agua y jabón en los momentos clave. El proceso se dio desmenuzando, preguntando, analizando y practicando” aseguró Roberto Penayo, uno de los artistas facilitadores del proceso.

Finalmente, estas actividades contribuyeron a abrir una puerta más para los docentes, con una metodología de aprendizaje que conmueve y emociona, ya que como Líderes de Cambio a través del arte social transmitirán hábitos sostenibles a sus alumnos y a toda su comunidad.

PROYECTO Y KUAA

Implementado por la Fundación Moisés Bertoni y el Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (SENASA). Forma parte del Programa Lazos de Agua, del Banco Interamericano de Desarrollo, The Coca-Cola Foundation, FEMSA y Fundación One Drop.

Y Kuaa cuenta además con el financiamiento del Programa de Reducción de la Pobreza del Fondo Especial Japonés del Banco Interamericano de Desarrollo, BID Lab y la Cooperación Española.

 

Estrenan versión audiovisual de la obra teatral "Patriotitas"

Este jueves 29 de julio a las 19:00 se estrenará la versión audiovisual de la obra teatral “Patriotitas”. La misma puede ser apreciada desde la virtualidad, a un costo de 30.000 Gs.

Escrita por el autor Moncho Azuaga y dirigida por Rodrigo y Leticia Sosa, la puesta migra al audiovisual para llegar al público a través de plataformas digitales desde celular, la computadora o la TV.

“La escuelita, guardapolvos, tizas, pizarras, pupitres, avioncitos y el descanso vuelven a alegrar el espíritu de hoy con los recuerdos del ayer. La tradición de las fiestas patrias. El calendario escolar de festejos se mezclan con la poesía, el canto, el baile y el teatro exaltando el amor a la nación y a la escuela y estimulando la recuperación de los valores patrióticos”, indica la trama de la obra.

La tradicional escuela General Díaz es el lugar donde se lleva a cabo esta historia, lugar emblemático de la ciudad de Asuncion y del barrio del mismo nombre.

Actúan Leticia Panambi Sosa, Gabriela Cañete, Felipe Jara, Rodrigo Sosa, Alcides Silva, Ivonne Spinzi, Blas Arrua, Moncho Azuaga, Charlie Mazacotte y otros actores entre ellos niños y niñas de la comunidad.

Los pases virtuales tienen un costo de 30.000 Gs. y pueden ser adquiridos a través del teléfono (0971)990322 por transferencias bancarias a la cuenta de Visión Banco 12432068 a nombre de Leticia Sosa o a través de giros.

Una vez realizado el pago, al espectador o espectadora se le enviará un link a través del cual podrá visualizar el espectáculo. El mismo tendrá 48 horas para poder visualizar “Patriotitas”.

La producción general es de Panambi Espectáculos y contó con cámaras y la Edición de Techapyrâ Producciones.

La obra cuenta con el apoyo del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes (FONDEC).

 

"Hemingway": La vulnerabilidad del hombre y el mito, en escena

La puesta teatral “Hemingway” finalizó una exitosa temporada en Arlequín Teatro, permitiendo conocer un poco más sobre el fallecido escritor y periodista estadounidense Ernest Hemingway, y dejando en alto el talento paraguayo que demuestra una vez más estar a tono para grandes puestas en escena.


Fuente: Aizar Arar (@AizarArar)

En la oscuridad del encierro, el más profundo de todos, aquel que habita en la propia mente; los fantasmas del pasado, las victorias y los anhelos convergen en una lucha de poderes, generando pensamientos que definen el ser y por ende sus consecuencias. Leves o terribles, depende del preponderante.

Pero el que resulte “vencedor” de los conflictos internos está fuertemente arraigado al contexto externo, las personas y situaciones que influyen de cierta o de gran manera en determinadas etapas de la vida, principalmente en los momentos cruciales. Allí surge la acción.

Con texto de la dramaturga Maritza Núñez Bejarano basado en datos biográficos el joven actor, director y dramaturgo Diego Mongelós es capitán del barco que reflotó la vida de Ernest Hemingway para el público paraguayo, en teatro. Su tripulación, una fusión de escuelas y generaciones en escena, encabezada por Pablo Ardissone en la piel emblemático novelista, junto a Ariel Galeano, Joaquín Díaz Sacco, Ariell López Sabino y Jorge Torres.

Con solidez e imponente presencia, Ardissone hace gala de su profesionalismo y talento de cuna en actuación entonando a medida a un ansioso y alucinado Hemingway, sometido a tratamientos de electroshock a causa de su depresión severa.

Más allá de la excelente caracterización, Ardissone logra encarnar los demonios y las alegrías que subyacen detrás de cada emblemático texto del cuentista, plasmando una magistral interpretación que ya es parte de la historia de las tablas paraguayas.

Con ritmo dinámica y una energía que denota nostalgia y perturbación, Pablo se apodera del espacio escénico y obliga al espectador a no perder de vista ni uno solo de sus movimientos. En ellos se aprecia completamente el estado por el que atraviesa Hemingway en los distintos momentos de la obra.

Ariel Galeano es el músico y poeta estadounidense, Ezra Pound, amigo de Hemingway y con quien compartió amistad y sintió una fuerte conexión a través de sus obras. Ariell López Sabino, por su parte, el soldado que salvó la vida al escritor, por casualidad, al interponerse entre él y unos proyectiles en la Primera Guerra Mundial, el 8 de julio de 1918.

Jorge Torres regresó a la actuación tras 7 años de ausencia, para encarnar a Clarence Edmonds Hemingway, padre de Ernest. Uno de los momentos resaltantes de la obra recaen en él, pues junto a Ardissone, como padre e hijo, desentrañan una parte fundamental de los orígenes del escritor donde la muerte es el tema, no solo por el diálogo sino porque ambos tienen en común el suicidio.

Joaquín Díaz Sacco es el enfermero que atendió a Hemingway en sus últimas horas de vida. El histrión lleva también gran parte del peso de la obra, pues se encarga de impulsar la interpelación del novelista consigo mismo, sus alucinaciones y recuerdos.

El enfermero se destaca por su rol punzante con respecto a su paciente, cuestionando pero al mismo reflexionando con él. Es a través de él que la identidad de Ernest se “arma y desarma” como un rompecabezas, dando lugar a un recorrido amplio recorrido por su mente.

A las buenas actuaciones se suman la escenografía llevando directo a a la habitación de la ‘Clínica Mayo’ de Minnesota en 1960, donde se encontraba internado Hemingway.

La cama, las máquinas de escribir tanto del protagonista como de sus compañeros en escena durante toda la obra, el juego de luces y sonidos en los episodios de electroshock así como el vestuario a cargo de Alejandra Ardissone son el perfecto complemento de la inquietante atmósfera que requiere la puesta.

Lo interesante de “Hemingway” es que va más allá de solo la historia de uno de los principales escritores del siglo XX, para navegar por aguas más turbias, aquellas que fluyen dentro de la mente humana, con sus luces y sombras, con sus bloqueos y aperturas. Con la grandeza del ser y sus debilidades.

Diego Mongelós con asistencia en dirección de Mario González Martí, creó un espectáculo bello que induce al análisis y a la reflexión, que estimula a empatizar no con una personalidad y símbolo de la cultura literaria, sino con un ser humano, ambiguo, vulnerable e inspirador. Exitoso e inmortal por su obra y vida.