Prueban vista previa de videos en las notificaciones de WhatsApp: ¿privacidad comprometida?

WhatsApp está analizando la posibilidad de incluir la opción de vista previa de videos directamente desde la barra de notificaciones, lo cual evitaría tener que abrir el mensaje para revisar el contenido enviado al teléfono.

Tal y como ya ha ocurrido en anteriores oportunidades, WABetaInfo nuevamente se ha encargado de dar a conocer una de las novedades que podrían estar siendo incluidas próximamente en la aplicación de mensajería.

De acuerdo a esta cuenta de Twitter, Whatsapp se encuentra realizando las primeras pruebas para incorporar la previsualización de videos en las notificaciones push (que aparecen en la parte superior del teléfono y en la pantalla bloqueada).

Esta función estaría disponible para cualquier usuario iOS que tenga la versión beta 2.18.102.5 instalada en su smartphone, en este caso, en un iPhone.

Las previsualizaciones en las notificaciones permitirían tener una vista previa del contenido del video sin necesidad de tener que desbloquear el teléfono o abrir el mensaje en cuestión, hecho que para muchos usuarios podrían ser comprometedor en lo que se refiere a su privacidad.

El objetivo de la compañía sería simplificar funciones a través de notificaciones con ventanas emergentes y vistas previas, de manera similar a la forma de responder a los mensajes más rápido o generar blogs de imágenes cuando se quiere compartir una gran cantidad.

Un usuario de nombre Carsten Knobloch (@caschy) respondió el tweet de WABetaInfo y confirmó que en el teléfono de su esposa (un iPhone X) ya está habilitada esta nueva función, pese a que ella nunca se suscribió al programa de beta testers. Inclusive, publicó un video corto en el que se observa cómo aparece la vista previa en la pantalla bloqueada.

De momento, aún no se ha confirmado si esta función será desplegada oficialmente o cuánto tiempo podría demorar para llegar a todos los usuarios de la app de mensajería.

 

El primer teléfono flexible de Samsung ya es una realidad

Después de una larga espera y rumores de todo tipo, finalmente Samsung dio a conocer un adelanto del que será su próximo dispositivo revolucionario: el smartphone flexible que -según se especula- llevaría el nombre de Galaxy F y costaría casi 1.800 dólares.

Desde hace bastante tiempo se viene hablando sobre el próximo salto de la telefonía móvil en lo que se refiere al diseño: los smartphones flexibles o plegables.

Si bien algunas compañías como ZTE con su Axon M han tratado de incursionar en esta idea revolucionaria, hasta ahora ninguna de las grandes compañías ha tomado la posta con el lanzamiento de algún producto.

El que parece haberse adelantado en cierta medida al resto de los competidores es Royole, una firma china que presentó al mundo el FlexPai, considerado por muchos como “el primer móvil con pantalla flexible del mundo”.

Si bien la característica principal de este dispositivo es su capacidad para doblarse por la mitad (tal y como la mayoría espera en un teléfono plegable), su diseño no logra convencer del todo a los usuarios y críticos, sobre todo por la experiencia al tenerlo en la mano.

Después de tanta espera y un montón de rumores, finalmente Samsung decidió aprovechar la Conferencia de Desarrolladores celebrada la semana pasada en San Francisco para anunciar oficialmente lo que muchos venían aguardando: su primer teléfono flexible.



Este smartphone fue dado a conocer sólo de manera parcial pues al momento de hacer la presentación se tuvieron que apagar las luces del auditorio para evitar que se vieran algunos detalles de diseño del dispositivo.

La pantalla constará de un panel AMOLED completamente flexible que ha sido bautizado como “Infinity Flex Display” y que ofrecerá una "nueva experiencia a los usuarios”, según manifestó Samsung en un comunicado. Su tamaño será de 4,58 pulgadas en su modo “normal” y aumentando a 7,3 pulgadas al estar desplegado como tablet.

Este teléfono contará con dos pantallas, una exterior para usarse como cualquier smartphone, y una interior, que sería la que contaría con la capacidad de desplegar las funciones de tablet.

De acuerdo a las especulaciones, este dispositivo podría llevar el nombre comercial de Samsung Galaxy F (de flexible) y tendría un costo estimativo de 1.770 dólares, convirtiéndose de esa manera en el teléfono más costoso hasta ahora vendido por la compañía.

Cabe mencionar que el dispositivo exhibido al público la semana pasada fue sólo un prototipo que la firma surcoreana decidió mostrar para dar un pequeño adelanto de lo que se viene en el 2019, por lo que no se descarta que puedan realizarse ciertos cambios en el diseño final.

 

Apple lanza sus renovados Macbook Air, iPad Pro y Mac Mini

Apple agrandó su familia de dispositivos con el lanzamiento de la nueva MacBook Air, el renovado ordenador compacto Mac Mini y la esperada tablet iPad Pro. Con mejoras en el hardware y varios cambios de diseño, estos gadgets pretenden dar pelea en el mundo de la tecnología.

En su más reciente keynote realizada esta semana en la ciudad de Nueva York, la compañía de Cupertino se encargó de completar los nuevos lanzamientos de esta temporada, teniendo en cuenta el anterior evento en el que fueron dados a conocer los nuevos iPhone X.

En esta oportunidad el protagonismo fue cedido a sus ordenadores y tabletas con puestas al día del MacBook Air y el iPad Pro, las cuales incorporan pantallas de mayor tamaño y más calidad, un camino que ya recorrió el teléfono marca insignia de la empresa.

IPAD PRO

El renovado iPad Pro ha sido diseñado con el objetivo de eliminar tanto como sea posible todo aquello que ocupe espacio y no sea propiamente pantalla. Así se explica que Apple haya prescindido por primera vez desde que creó su primera tableta en 2010 del botón Home con el Touch ID, lo que, junto a una reducción sustancial de los marcos, ha permitido aumentar la pantalla.

De las dos versiones que se sacarán al mercado, la pequeña tiene una pantalla de 28 centímetros (dos más que el modelo anterior) y 11 pulgadas, manteniendo sus mismas dimensiones totales, mientras que la grande presenta una de casi 33 centímetros y 12,9 pulgadas.

La empresa con sede en Cupertino también ha incorporado a sus nuevas tabletas otra característica reciente del iPhone: el sistema de reconocimiento facial Face ID, que crea un mapa tridimensional de la cara del usuario para que solo este pueda desbloquearlo o realizar ciertas operaciones.

Los nuevos iPad Pro disponen del chip A12X Bionic, una CPU de ocho núcleos, una GPU de siete núcleos, 1 TB de almacenamiento y una batería que, según la compañía, tiene una autonomía de 10 horas de uso continuado.

En lo que respecta a la cámara, cuenta con una frontal de 7MP con modo retrato y una principal de 12MP con apertura f/1.8 capaz de grabar vídeo en 4K a 60 fps, a lo cual se le suman cuatro altavoces distintos.

Junto a esta nueva tablet también se anunció el renovado Apple Pencil, un lápiz táctil que tendrá la capacidad de sujetarse al cuerpo del iPad Pro mediante imanes y, como agregado extra, se podrá cargar de forma inalámbrica.


MACBOOK AIR

El otro dispositivo lanzado fue el ordenador portátil superligero MacBook Air que incorpora una pantalla Retina IPS de alta densidad de píxeles con 33,8 centímetros (13,3 pulgadas), un grosor de 15,6 milímetros y un peso de solo 1,25 kilogramos. En este caso, los marcos se han reducido para poder ampliar la pantalla sin incrementar las dimensiones del equipo.

El portátil adopta por primera vez el Touch ID, consistente en un sistema de reconocimiento de huellas dactilares que permite la autentificación del propietario de aparato para su bloqueo o desbloqueo. Así también, dispone de 2 puertos USB-C, un puerto Jack para auriculares y una batería que permite hasta 13 horas de reproducción seguidas de películas en iMovie, según Apple.

En cuanto a las prestaciones, incorpora un microprocesador de Intel i5 de octava generación, con hasta 16 GB de memoria RAM y una SSD más rápida que la del modelo anterior de hasta 1,5 TB.


MAC MINI

El tercer lanzamiento del gigante tecnológico fue una actualización de su modelo de ordenadores pequeños Mac Mini, el cual no había sido renovado desde el año 2014.

Este dispositivo cuenta con una memoria RAM de hasta 64 GB, cinco veces más rápido que su predecesor, un procesador Core i3 de cuatro núcleos de 3,6 GHz y unidad SSD de 128 GB. Fue fabricado al 100 % con aluminio reciclado, como en el caso del MacBook Air.

Así también, incluye 4 puertos Thunderbolt/USB tipo C, Ethernet, Gigabit Ethernet y HDMI 2.0, además de puerto Jack para auriculares.


 

Apple y Samsung, multadas por incurrir en “obsolescencia programada”

Apple y Samsung recibieron millonarias multas luego de ser acusadas de impulsar “prácticas comerciales injustas” en lo que se refiere a las actualizaciones de sistema de algunos teléfonos. Muchos consideran que esta es la primera vez que se penaliza la llamada “obsolescencia programada”.

La Autoridad Garante de la Competencia y del Mercado (AGCM) de Italia impuso fuertes sanciones a las dos principales fabricantes de teléfonos de la actualidad: Samsung y Apple.

La compañía surcoreana ha sido penalizada con una multa de 5 millones de euros, mientras que la empresa de Cupertino deberá pagar un total de 10 millones de euros.

De acuerdo al comunicado del organismo, se ha determinado que ambas compañías “han llevado a cabo prácticas comerciales injustas por obligar a los consumidores a descargar algunas actualizaciones en sus teléfonos móviles que causaron graves disfunciones y redujeron significativamente su funcionamiento, acelerando así su sustitución por productos más recientes”.

En tal sentido, se las acusa de “proponer insistentemente” la descarga de actualizaciones de software que algunos modelos de teléfono no podían soportar correctamente y “sin informarles adecuadamente ni proporcionarles una forma efectiva de recuperar la plena funcionalidad de sus aparatos”.

Según la AGCM, las dos compañías tecnológicas violaron los artículos 20, 21, 22 y 24 del Código de los Consumidores de Italia, razón por la cual han sido sancionadas con la máxima multa “debido al tamaño y la gravedad de sus conductas”.

En lo que se refiere a Samsung, ha sido acusada de impulsar a los usuarios del Galaxy Note 4 a instalar un nuevo firmware concebido para los modelos Note 7, pero sin informar que podía provocar fallos en el teléfono que tendrían un alto coste de reparación debido a que los terminales ya estaban, en su mayoría, fuera de garantía.

Por su parte, Apple fue señalada por supuestamente “sugerir de manera insistente” a los usuarios del iPhone 6 que instalen el nuevo sistema operativo iOS 10 -el cual estaba optimizado para su siguiente modelo- sin informarles de la alta demanda de energía y de posibles inconvenientes como apagados súbitos. Posteriormente, la firma se encargó de habilitar una nueva actualización pero sin avisar que su instalación podía reducir la velocidad de ejecución y la funcionalidad de los equipos.

En el caso de Apple, la autoridad garante italiana decidió imponerle una sanción más elevada porque, además de todo lo señalado anteriormente, no informó correctamente a los usuarios de la duración de las baterías de litio de sus teléfonos y ciertos factores que contribuyen a su deterioro.

Varios sitios especializados consideran ésta como la primera decisión en el mundo que penaliza la llamada “obsolescencia programada”, una práctica por la cual las compañías fabrican productos con una vida útil limitada a fin de obligar al usuario a adquirir otros más nuevos y desechar los viejos.