Amazon desvela su apuesta de USD 1.000 millones: la precuela de “El señor de los anillos”

Los Angeles, Estados Unidos. El afamado director Stanley Kubrick dijo una vez que la trilogía de novelas de culto de J.R.R. Tolkien "El señor de los anillos" era imposible de adaptar al cine.


Fuente: AFP/Andrew Marszal

Es difícil imaginar lo que Kubrick habría pensado de la nueva apuesta megamillonaria de Amazon “El señor de los anillos: Los anillos del poder”, una serie televisiva de 50 horas basada en las áridas notas al pie publicadas al final del tercer libro.

La serie, que se estrena el viernes en todo el mundo por Prime Video, el canal de streaming de Amazon, aspira a capitalizar el enorme atractivo generado por las novelas de Tolkien, que continúan figurando entre las más apreciadas de todos los tiempos, así como por las adaptaciones cinematográficas de Peter Jackson, ganadoras de un Óscar.

“El señor de los anillos: Los anillos del poder” es una de las apuestas centrales de Amazon para poder ser competitiva en la “guerra del streaming” que se libran Netflix, Disney+ y HBO Max. Esta última acaba de lanzar la precuela de “Juego de tronos”.

La nueva serie está financiada por el multimillonario fundador de Amazon, Jeff Bezos, aficionado de Tolkien.

La magnitud del desafío es enorme, considerando que esta precuela está protagonizada por héroes y villanos a los que apenas se hace referencia en la trilogía de Tolkien y sus anexos y apéndices y que tanto sus creadores como sus actores son en gran medida desconocidos.

“Es bastante angustioso: estamos montando algo que hasta ahora no se ha visto y a partir de muy poco elementos”, dijo a la AFP Sophia Nomvete, que interpreta a la princesa Disa, la primera enana negra representada en la pantalla en el mundo de Tolkien. “El estrés es evidente. Queremos que esto salga bien”, dijo a la AFP el mes pasado.

NUEVOS PERSONAJES
“Los anillos del poder” está ambientada en la “Segunda Edad” de Tolkien, en la Tierra Media, miles de años antes de los acontecimientos de “El hobbit” y “El señor de los anillos”.

Aunque un puñado de personajes de las películas de Jackson vuelven a estar presentes en la serie de Amazon, no están Frodo, Gollum ni Aragorn.

La mayoría aparecen en la pantalla por primera vez, y algunos incluso fueron creados completamente desde cero.

“La primera temporada apunta solamente a establecer personajes y presentar otros nuevos (…), dando vida al mundo bastante esquelético que Tolkien recién mostró en la Segunda Edad”, dice Maxim Baldry, cuyo personaje, Isildur, fue visto brevemente, luchando contra Sauron al comienzo de la trilogía de Jackson.

Ahora, interpreta a una versión más joven de este héroe trágico.

“Es un verdadero regalo poder explorar los inicios de alguien, averiguar de qué está hecha esa persona, entender quién es realmente”, afirmó un entusiasta Baldry.

“MARAVILLOSAMENTE LOCO”
Cuando los creadores de la serie, Patrick McKay y J.D. Payne, presentaron su concepto a Amazon después de que esta comprara los derechos en 2017, contaban con unos pocos antecedentes en sus currículos.

“Queríamos encontrar una mega épica tolkieniana. Y Amazon estuvo maravillosamente loco como para decir ‘sí, vamos a hacerlo'”, contó McKay en la Comic-Con.

En el estreno del martes en Londres, Bezos admitió que “algunas personas” cuestionaron la decisión de convocar a “este equipo relativamente desconocido”. “Pero vimos en él algo especial”, destacó, según la revista Variety.

Las primeras críticas han sido en general positivas. El fastuoso vestuario, los decorados, los efectos visuales fueron particularmente elogiados, así como la actuación central de Morfydd Clark como Galadriel.

La revista Time destacó, en cambio, que “está repleta de bellas imágenes y de estereotipos ya superados”.

“SECRETISMO”
La serie ha sido considerada como la más cara de la historia de la televisión.

Amazon desembolsó 250 millones de dólares por el pago de derechos, y otros 465 millones solo para la primera temporada. Partiendo de la base de que habrá cinco temporadas, es de prever que el costo final supere largamente los 1.000 millones de dólares.

El secretismo que rodea a esta aventura es también superlativo. A tal grado llega, que los actores desconocen por completo el destino de sus personajes.

“¡Ni idea! Ni siquiera sé qué pasará en la próxima temporada”, dijo Megan Richards, que interpreta a Poppy Proudfellow, un personaje de la raza Harfoot, ancestros de los hobbits.

Daniel Weyman, que encarna a un misterioso hombre identificado como “el forastero”, se aferra a que los creadores de la serie saben lo que hacen. “Conocen su arco argumental”, dijo a la AFP.

Disney+ retira en Hong Kong un episodio de “Los Simpson” que menciona a China

Hong Kong, China. Un episodio de "Los Simpsons" con una referencia a "campos de trabajos forzados" en China no puede encontrarse en la plataforma de streaming Disney+ desde Hong Kong, donde crece el temor a la censura.


Fuente: AFP

Este centro de finanzas internacional gozó de una amplia libertad artística y cultural comparado con China continental, pero las autoridades reprimieron la disidencia tras las protestas prodemocracia de 2019, también en el cine.

El episodio afectado es el segundo de la 34ª temporada de la serie estadounidense, que incluye la siguiente frase: “Contemplen las maravillas de China. Minas de bitcóin, campos de trabajos forzados donde los niños hacen teléfonos inteligentes y romance”.

El episodio “One Angry Lisa”, que se emitió por primera vez el pasado octubre, no aparece en Disney+ usando una conexión desde Hong Kong pero, en cambio, está disponible en los otros países, confirmó AFP.

Es la segunda vez en tres años que este servicio de streaming retira de su catálogo en Hong Kong un episodio de “Los Simpson” con sátiras hacia China.

El otro capítulo censurado mostraba a la familia Simpson en la plaza Tiananmen de Pekín (lugar de una mortífera represión en 1989 contra estudiantes prodemocracia), donde se encontraba un cartel con la señal: “En este lugar, en 1989, no ocurrió nada”.

El gobierno de Hong Kong y Disney no comentaron de inmediato sobre este nuevo caso.

El gigante Televisa cumple 50 años con una evolución marcada por lo digital

Ciudad de México. Hace 50 años nació uno de los conglomerados de telecomunicaciones más grandes de México y Latinoamérica, Televisa, un tradicional gigante que ahora ha evolucionado hasta competir en la oferta de una experiencia multimodal, en medio de la digitalización y el auge del “streaming”.


Fuente: EFE

HISTORIA

Televisa surge en 1973, con la fusión de Televisión Independiente de México y Telesistema Mexicano. La apuesta era la televisión vía satélite (Televisa), después de más de 20 años de establecerse como el segundo canal comercial de contenidos latinoamericano.

“Los objetivos de la nueva empresa fueron: enriquecer la programación y diversificar las fuentes de ingreso por medio de la exportación, promoción de espectáculos y apoyo a las transmisiones gubernamentales, brindando, al mismo tiempo, diversión entretenimiento y cultura”, señala Televisa en su sitio oficial.

EVOLUCIÓN

Hoy, la empresa extendió sus horizontes con una estrategia de diversificación con dos líneas de negocio: entretenimiento, con sus contenidos en radio, tele, cine y eventos, así como en telecomunicaciones con servicios de telefonía móvil y de banda ancha.

Para ello, hizo una fusión con Univision, en la que prácticamente Televisa se vuelve un operador de telecomunicaciones y no un generador de contenidos multimedia.

“En el último año se concretó TelevisaUnivision y Televisa quedó como empresa de telecomunicaciones, principalmente. Le quitaron algunas partes que quizá hace 10 años no nos hubiéramos imaginado”, expuso a EFE Efrén Páez, analista senior de Digital Policy & Law (DPL), consultora de telecomunicaciones.

Páez considera que esto fue parte de “una evolución” como respuesta a la complejidad del mercado actual, donde incluso Televisa ha buscado ser la compañía preponderante con su reciente propuesta de fusión a Megacable, que le daría casi un 90 % del pastel de consumidores entre las compañías de telecomunicaciones instaladas en México.

DIVERSIFICAR LAS INVERSIONES Y DAR TRANQUILIDAD

En este sentido, el analista de DPL consideró que este nuevo brazo se creó para dar “cierta tranquilidad a los accionistas”, con una empresa que deja de lado la producción y distribución de los contenidos y se centra solo en la expansión de redes, tecnología, de fibra, de red de cable, y otra empresa satelital, entre otras.

Páez abundó que el resultado en el último año, con base en sus estados financieros, ha sido algo “aceptable” y expresó que su principal reto a futuro será mantener su posición con respecto a otras empresas de medios y de telecomunicaciones que hoy buscan ofertar una mayor experiencia multimodal en distintas plataformas.

ACTOR IMPORTANTE

Para Jesús Romo, analista de la consultora GlobalData, Televisa ya es “un actor importante” en el sector de telecomunicaciones y ha afianzado sus contenidos a un sector de habla hispana en los Estados Unidos fundamentalmente, lo que da sentido a su alianza con Univision.

Romo coincidió en que su principal reto es diferenciarse de los demás competidores, pues tendrá que saber cómo potenciar sus distintas aristas y ofrecer una experiencia multimodal, en el que su cliente pueda ver contenido de pago en su casa, salga con datos móviles y pueda seguir su programación en línea.

Y que todo, al mismo tiempo, llegue en la misma facturación.

“Es cómo sacarle más valor, pero también balancear el cómo mantener o no perder la atención del usuario en sus distintas plataformas, o bien distintos canales”, acotó.

El analista de GlobalData también señaló que en la actualidad ofrecer este tipo de suscripciones con diversos servicios incluidos es una tendencia que también se replica en la región latinoamericana y que se suma a los esfuerzos de la compañía ofrecer distintas soluciones al cliente.

Además, Romo expresó que las plataformas digitales han sido “un tema” para todos los grupos de multimedios, lo cual llevó a Televisa a tomar esta decisión de fusionarse con Univision.

Esto porque el mercado de Estados Unidos “es una parte muy importante de su operación en materia de contenidos”, pero no tanto en México y Latinoamérica donde ha perdido presencia por estas aplicaciones tecnológicas.

Charlie Cox dará vida a un “Daredevil” menos sangriento para Disney+

Los Ángeles (EE.UU.). El actor Charlie Cox retomará su personaje de Matt Murdock para la serie "Daredevil: Born Again" de Disney+, en una versión menos sangrienta que la que hizo con Netflix en 2015.


Fuente: EFE

Mi instinto es que en Disney+ (Daredevil) será oscuro pero probablemente no será tan sangriento. (A la gente que espera que la serie copie a Netflix) Yo diría, ya lo hemos hecho”, mencionó el actor de “Stardust” (2007) en una entrevista ofrecida al semanario musical británico NME.

El actor explicó que aunque su personaje funcionaba mejor para público “más maduro”, le intrigaba la forma en la que podría atraer a un público joven teniendo como base lo que funcionó del primer trabajo liderado por Drew Goddard.

Cox confesó que la mayor parte del año próximo la dedicará al rodaje de esta serie de Disney+ que tendrá 18 capítulos, lo que lo convierte en el proyecto más largo de Marvel para la plataforma.

“Me dijeron, ‘vamos a rodar en 2023’ y yo dije, ‘genial, ¿cuándo?’, y me respondieron,’todo 2023′. Empiezo a rodar en febrero y termino en diciembre“, puntualizó el actor de 40 años.

Cox dio vida a Matt Murdock (Daredevil) por primera vez en la serie de tres temporadas de Netflix (2015-2018), pero no fue hasta agosto de 2022 que tuvo su primera aparición aprobada por el Universo Cinematográfico de Marvel en la serie “She Hulk: Abogada Hulka”.

En 2018 Netflix la canceló después de haber terminado también con series como “Iron Fist” y “Luke Cage”, un año antes de que fuera lanzada Disney+ y fueran retiradas de todas las plataformas las producciones realizadas por el gigante del entretenimiento.

El actor estrena el próximo 26 de diciembre la miniserie “Traición” en Netflix.