"El juego del calamar", el último fenómeno cultural que llega de Corea del Sur

Seúl, Corea del Sur. Una trama afilada, una alegoría social y escenas de contundente violencia son los ingredientes del éxito de "El juego del calamar", la distópica serie de Netflix que se ha convertido en el último fenómeno global surgido de Corea del Sur.


Fuente: AFP/ Claire Lee

Como en “Parásitos”, que en 2020 se convirtió en la primera producción no inglesa en ganar el Óscar a mejor película, sus protagonistas surgen de las clases más marginadas de la sociedad.

Personas hundidas por las deudas, un precario trabajador inmigrante o una desertora de Corea del Norte compiten en juegos infantiles para ganar 45,6 billones de wones (38 millones de dólares). Si pierden, lo pagan con la vida.

La trama ha demostrado ser enormemente popular entre la audiencia mundial. En apenas unos días tras su estreno el mes pasado, el máximo ejecutivo de Netflix señaló que “era muy probable que se convirtiera en su mayor producto hasta la fecha”.

La serie, escrita y dirigida por Hwang Dong-hyuk, ratifica la creciente influencia de la cultura popular surcoreana, con fenómenos mundiales como el grupo de K-pop BTS o la propia “Parásitos” del realizador Bong Joon-ho.

Para los críticos, más allá del origen de la producción, la explicación de su éxito radica en los temas de la serie y su crítica a los males del capitalismo, universales, especialmente con una pandemia que agrandó la desigualdad.

“La tendencia creciente a priorizar los beneficios sobre el bienestar del individuo” es “un fenómeno que vemos en las sociedades capitalistas de todo el mundo”, dijo a AFP Sharon Yoon, profesor de estudios coreanos en la Universidad Notre Dame de Estados Unidos.

GUERRA Y POBREZA

En febrero, Netflix anunció planes para invertir 500 millones de dólares solo este año en series y películas producidas en Corea del Sur.

“En los últimos dos años, hemos visto como el mundo se ha enamorado del increíble contenido coreano, hecho en Corea”, dijo el codirector ejecutivo de la plataforma, Ted Sarandos.

“Nuestro compromiso con Corea es fuerte. Seguiremos invirtiendo y colaborando con narradores coreanos en un amplio rango de géneros y formatos”, añadió.

La historia del país está repleta de guerras, pobreza y gobiernos autoritarios, ante los que sus artistas han respondido explorando el poder, la violencia y las cuestiones sociales.

Esto ha creado una vibrante escena cultural que, en diferentes formatos, ha llegado a amplias audiencias internacionales.

Al comienzo, los dramas coreanos alcanzaron una enorme popularidad en las televisiones de Asia. Después su cine fue galardonado en numerosas festivales europeos y los grupos de K-pop ganaban seguidores por todo el mundo.

La coronación llegó con el Óscar de “Parásitos”, una negra sátira sobre la desigualdad entre ricos y pobres que explora la cara más oscura de la 12ª economía mundial.

“SANGRIENTA, RARA Y DIFÍCIL”

El director de “El juego del calamar”, Hwang Dong-hyuk, terminó su guión hace una década pero las productoras rechazaban apostar por una historia que consideraban “demasiado sangrienta, extraña y difícil”.

Sus trabajos anteriores habían tratado de cuestiones como el abuso sexual, la adopción entre países o la discapacidad, todos ellos inspirados libremente en hechos reales.

Su primera producción televisiva incluye referencias a traumáticas experiencias colectivas que han quedado grabadas en la memoria del país, como la crisis financiera asiática de 1997 o los despidos de 2009 en el fabricante de automóviles Ssangyong Motor.

“Corea del Sur se ha convertido en una sociedad muy desigual de forma relativamente rápida y reciente, en las últimas dos décadas”, indicó a AFP Vladimir Tijonov, profesor de estudios coreanos en la Universidad de Oslo (Noruega).

La movilidad social se ha vuelto “mucho menos posible” ahora que en 1997 y “el trauma de la creciente desigualdad (...) se vierte en las pantallas”, afirma.

Netflix ofrece la serie tanto en versión doblada como subtitulada en múltiples idiomas, ampliando su audiencia potencial.

Brian Hu, profesor de cine en la Universidad de San Diego (EEUU), dijo que el hecho de ser un éxito en casi 100 países demostraba que no estaba hecha solamente para una audiencia occidental.

“Las audiencias occidentales han asociado largamente producciones extranjeras con descripciones de pobreza y esto se ha convertido en una forma de menospreciar al resto del mundo”, dijo a AFP.

“Lo que es único de ‘Parásitos’ y ‘El juego del calamar’ es que, aunque muestran pobreza y desigualdad de clases, lo hacen de una forma que realza la modernidad técnica y cinematográfica de Corea”, indicó.

 

La diva de la TV argentina Mirtha Legrand se recupera de una dolencia cardíaca

Mirtha Legrand, legendaria actriz de 94 años y animadora de la televisión en Argentina, se recupera de una operación cardíaca practicada este jueves, informó el sanatorio de Buenos Aires donde quedó internada.


Fuente: AFP

A la diva de los almuerzos y las cenas con entrevistas en la pantalla chica, se le realizaron “estudios en el servicio de cardiología y se encontró una obstrucción coronaria, que se resolvió con la colocación de dos stents”, dijo la clínica en un comunicado en redes sociales.

“Se encuentra recuperándose en una habitación de unidad coronaria para su mejor control. Está en excelente estado de ánimo acompañada por su familia”, se agregó en la declaración.

Legrand protagonizó casi 40 películas, muy populares en Latinoamérica en las décadas de 1940 y 1950. Intervino en decenas de obras teatrales.

Pero la cima de popularidad la alcanzó cuando se volvió una aguda e irónica entrevistadora de políticos, artistas y referentes de la sociedad, invitados a sus encuentros gastronómicos televisados.

 

La Tv paraguaya y el SNT cumplen 56 años

Este miércoles 29 de septiembre se cumplen 56 años de la televisión en Paraguay, con un aniversario más del Sistema Nacional de Televisión (Canal 9).

Un día como hoy en 1965, a las 19 hs, se inauguraba Canal 9 con la transmisión en vivo, marcando así un hito histórico para el país. La conducción estuvo a cargo de Ricardo Sanabria, quien fue así el primer locutor televisivo.

Inicialmente, la programación arrancaba a las 19:00 y finalizaba a las 00:00. La imagen era en blanco y negro y los recursos principales eran únicamente dos cámaras.

Por aquel entonces, las transmisiones se realizaban desde el octavo y noveno edificio del IPS (Pettirossi y Herrera).

Durante la transmisión se emitió un documental a cargo del periodista Rodolfo Schaerer Peralta. Desde entonces, gran cantidad de figuras pasaron por el medio que fue fundado como Canal 9 Tv Cerro Corá.

A 56 años de su nacimiento, Canal 9 sigue siendo uno de los medios televisivos más vistos, el cual se consolidó por su alcance y cobertura de grandes acontecimientos.

Entre los programas más destacados se encuentra ‘La Mañana de Cada día’, el más longevo de la televisión nacional, actualmente conducido por Chiche Corte, Gisella Cassettai, Aníbal Espínola, Edwin Storrer y Freddy Almirón. En él se llevó a cabo un festejo emotivo, recordando a hechos y personas que pasaron por el medio.

 

"El Repasador" lideró franja horaria televisiva en agosto, revela Metro Media

El programa nocturno del Trece, ‘El Repasador’ se posicionó nuevamente como el más visto en su franja horaria en el mes de agosto, según la firma Metro Media.

El espacio conducido por Julián Crocco logró una vez más ser líder en el horario del prime time en la televisión nacional.

De acuerdo a Metro Media, ‘El Repasador’ logró el 66,01 en audiencia dejando atrás a la competencia con amplia diferencia.

El programa que cuenta con un panel conformado por Eduardo Pipó Dios, Hugo Vera y Nelson Valenzuela y Maricel Thomen, ofrece un análisis sobre temas trascendentes de la sociedad, con la opinión de cada uno de sus participantes-

El mismo se emite de lunes a viernes por Canal 13, a las 22:00.