“Érase una vez… Pero ya no”, de Manolo Caro, primera serie musical de Netflix

Madrid. El director mexicano Manolo Caro es el creador y director de "Érase una vez… Pero ya no", la primera serie musical de Netflix España que reinventa los cuentos de hadas a través de una historia fantástica protagonizada por los cantantes Sebastián Yatra, Mònica Maranillo y Nia Correia, confirma este lunes Netflix.

Producida por Rafael Ley, María José Córdova, Carlos Taibo y el propio Manolo Caro, “Erase una vez… Pero ya no” es una producción de Noc Noc Cinema y cuenta la historia de dos amantes que fueron separados trágicamente y deberán encontrarse en otra vida para romper el hechizo que cayó sobre el excéntrico pueblo que habitan.

“Érase una vez… Pero ya no” cuenta con un reparto internacional que está encabezado por el cantante y compositor colombiano Sebastián Yatra y las cantantes españolas, Mònica Maranillo (“La Voz Kids”) y Nia Correia (“Operación Triunfo 2020”).

Completan el reparto de esta nueva ficción musical Rossy de Palma (“Los abrazos rotos”), Asier Etxeandía (“Dolor y gloria)”, Mariola Fuentes (“Alguien tiene que morir”), Itziar Castro (“Vis a Vis”), la actriz chilena Daniela Vega (“Una mujer fantástica”) y la mexicana Mariana Treviño (“La casa de las flores”), entre otros.

Manolo Caro afirma en el comunicado: “Es el anti cuento de hadas, una reinvención con el pensamiento actual de la sociedad alejándonos de falsas ideas sobre la felicidad y de lo que nos dijeron que es el amor. Usando la comedia y la música como principales herramientas nos adentraremos a una hilarante historia de amor en un lejano reino de España”.

“Wonder Girl” será la superheroína latina de DC en una serie de televisión

Los Ángeles (EE.UU.). La franquicia televisiva de DC Cómics está preparando una nueva serie para la cadena The CW sobre "Wonder Girl", que se convertiría en la primera producción del universo de superhéroes protagonizada por un personaje latino.

“El futuro drama de una hora gira en torno a Yara Flor, una latina Dreamer (soñadora) hija de una guerrera amazónica y un dios brasileño. Flor descubre que es Wonder Girl y con sus nuevos poderes debe luchar contra las fuerzas del mal que buscan destruir el mundo”; indicó una exclusiva de la revista Deadline sobre su argumento.

El guion de esta serie correrá a cargo de Greg Berlanti y Dailyn Rodríguez, de origen cubano y responsable de series como “Ugly Betty” y “Queen of the South”.

“Intentaré dar lo mejor de mí”, prometió Rodríguez en su perfil de Twitter tras conocerse la noticia.

La producción está llamada a continuar con las ficciones televisivas del universo DC Cómics tras el inminente final de “Arrow” y “Supergirl”. Los estudios Warner Bros. también participarían en la filmación.

El personaje de Yara Flor (Wonder Girl) es relativamente nuevo y será uno de los protagonistas de los próximos cómics que editará DC, donde toma la identidad de Wonder Woman.

Se trata de un paso más por aumentar la diversidad en el lucrativo universo de las ficciones sobre superhéroes.

Batwoman y Black Lightning, respectivamente, fueron el primer protagonista gay y el primer protagonista afroamericano de una serie de superhéroes de DC, al tiempo que su competidor Marvel estrenaba “Black Panter”, encarnado por el carismático Chadwick Boseman, recientemente fallecido y todo un emblema para la comunidad negra en Estados Unidos.

Lady Di hace su debut en la esperada cuarta temporada de “The Crown”

Veintitrés años después de su trágica muerte, la princesa Diana hace su entrada en la familia real británica... en la esperada cuarta temporada de la serie "The Crown", que Netflix estrena el domingo de la mano de un personaje todavía controvertido.

Una actriz desconocida de 24 años, Emma Corrin, se mete en la piel de la joven Diana, imitando su voz suave y su mirada tímida bajo un espeso flequillo.

Interpretar a quien se convertiría en la “princesa del pueblo” representa “mucha presión”, reconoció Corrin al diario Sunday Times.

Diana aparece como una adolescente ingenua y luego como una prometida solitaria, que mata el aburrimiento patinando en los pasillos del Palacio de Buckingham. Una vez casada, es víctima de la angustia y la bulimia.

Diana Spencer acababa de cumplir 20 años cuando en 1981 contrajo matrimonio con un príncipe Carlos de más de 30, heredero al trono presionado para encontrar esposa.

El hijo mayor de Isabel II aceptó casarse con Diana, pero siguió enamorado de su novia de juventud, Camilla.

Retratado en temporadas anteriores como un joven sensible e incomprendido, Carlos se convierte en un marido frío e infiel, que reprocha la “fragilidad” de su joven esposa.

Carlos “fue probablemente un poco insensible a veces, pero no creo que haya sido nunca arrogante o indiferente, creo que realmente trató de hacer funcionar su matrimonio”, dice a la AFP Penny Junor, autora de la biografía “Carlos, víctima o villano”.

– “Muy afectada” por su infancia –

Por su parte, Diana era una chica “muy afectada” por su infancia: “su madre se fue de casa cuando tenía seis años y creció sin sentirse amada ni deseada”, explica Junor.

La ruptura de su relación, con un telón de fondo de infidelidades, y las entrevistas que dio la princesa provocaron un escándalo que aún hoy sigue causando revuelo.

El nuevo director general de la BBC acaba de anunciar una investigación independiente sobre las prácticas de un periodista de la radiotelevisión pública, Martin Bashir, que en 1995 obtuvo una sonada entrevista con Diana.

Según el hermano de la princesa, el conde Charles Spencer, Bashir presentó documentos falsos para convencer a Diana de que participara en una entrevista en la que lanzó: “Éramos tres en este matrimonio, es demasiada gente”.

En opinión de Junor, la princesa “quería hacer daño a Carlos, pero también era una mujer muy frágil”. “Creo que mucha gente la explotó para sus propios fines, incluyendo la BBC”, afirma.

El trío amoroso es una de las tramas de la cuarta temporada de “The Crown”, ambientada al final de los años 1970 y en los 1980, un período convulso para el Reino Unido en que el IRA asesinó en 1979 a Louis Mountbatten, tío abuelo y mentor del príncipe Carlos, y el país se enzarzó en la guerra de Malvinas con Argentina en 1982.

Un episodio está dedicado a la increíble incursión en el Palacio de Buckingham de un hombre de 33 años, Michael Fagan, frustrado por el desempleo y la separación de su esposa. Logró entrar en el dormitorio de Isabel II, despertando a la monarca que no perdió su legendaria compostura.

La reina vuelve a ser interpretada por Olivia Colman, ganadora del Óscar a la mejor actriz por “La favorita” en 2019.

En la quinta temporada, Colman dará paso a su compatriota Imelda Staunton, la cruel Dolores Umbridge de las películas de Harry Potter, que interpretará a una reina ya anciana.

La estadounidense Gillian Anderson, famosa por “Expediente X”, da vida a la inflexible Margaret Thatcher, la primera jefa del gobierno británico, en una temporada muy ampliamente protagonizada por las mujeres.

Éxito de público y crítica, “The Crown”, cuya primera temporada se emitió en 2016, ha ganado varios premios, entre ellos tres Globos de Oro y diez Emmy, los galardones de la televisión estadounidense.

Setenta y tres millones de hogares en todo el mundo han visto al menos parte de la serie, afirmó en enero Ted Sarandos, director de contenidos de Netflix.

Nicole Kidman apostará de nuevo por las series con “Things I Know to Be True”

Los Ángeles (EE.UU.). Nicole Kidman lleva varios años explorando las posibilidades de la televisión y ahora llegó a un acuerdo con Amazon para protagonizar y producir la serie "Things I Know to Be True".

Basada en la obra teatral homónima de Andrew Bovell, este nuevo proyecto para la pequeña pantalla será un drama familiar que girará en torno a un matrimonio que ve crecer a sus hijos ya adultos.

“Nunca olvidaré la experiencia que fue ver la obra de Andrew en Sídney (Australia) y tener una de esas experiencias teatrales trascendentales”, aseguró Kidman en un comunicado recogido este miércoles por medios estadounidenses.

“La obra de Andrew es exquisita y sus guiones para esta serie son igual de buenos. Con la fe de Amazon, la guía de Jennifer Salke (jefa de Amazon Studios) y un equipo extraordinario de producción, tenemos grandes esperanzas puestas en lo que esto puede ser”, añadió.

Salke, por su parte, aseguró que “Things I Know to Be True” será “un maravillosamente complejo e intenso viaje que explorará lo que hace pedazos a una familia y lo que pone a prueba los mismos vínculos de amor que les unen”.

Desde que triunfó delante y detrás de las cámaras con “Big Little Lies”, la actriz australiana ha encontrado su inspiración en la televisión en los últimos años.

Por ejemplo, la semana pasada estrenó en HBO la serie limitada “The Undoing”, una lujosa producción de suspenso en la alta sociedad neoyorquina que lideró Kidman junto a Hugh Grant, Édgar Ramírez y Donald Sutherland.

Y en estos momentos rueda la serie de Hulu “Nine Perfect Strangers”, en la que está acompañada por Melissa McCarthy, Luke Evans y Michael Shannon.

En un encuentro reciente con los medios en el que participó Efe, la ganadora del Óscar a la mejor actriz por “The Hours” (2002) subrayó que su máxima prioridad ahora es presentar en la televisión y en el cine a mujeres reales, complejas y no estereotipadas.

“El otro día tuve una conversación con un director y me dijo que quería empoderar a las mujeres, que estuvieran empoderadas en la pantalla. Y yo le dije que lo que debería hacer es mostrar a una mujer auténtica, con sus fallos y sus virtudes, con su desorden, sus ideas y sus complejidades”, argumentó.

“Lo que busco ahora son papeles en los que no tengas que tener menos de 40 años para ser protagonista. Eso es algo en lo que Meryl Streep, Jessica Lange, Susan Sarandon, Isabelle Huppert, Charlotte Rampling y otras maravillosas actrices abrieron camino para nosotras. Y de la misma manera nosotras estamos intentando hacerlo para la próxima generación”, añadió.