Esclerodermia: enfermedad que causa pérdida de la funcionalidad en el cuerpo

La esclerodermia es una enfermedad autoinmune, condición que provoca que las defensas del organismo no actúen, atacándolas. La patología puede afectar la piel, el tubo digestivo y sobre todo los pulmones, produciendo un endurecimiento progresivo de estos órganos que van perdiendo su funcionalidad.

La Dra. Yanira Yinde, jefa Interina del Dpto. de Reumatología del Hospital de Clínicas, indicó que como son enfermedades autoinmunes no se conoce la causa, no es contagiosa, ni hereditaria, pero sí hay mayor frecuencia en una misma familia. Se da a menudo en mujeres entre 30 a 50 años de edad, aunque existen casos en más jóvenes, incluso en niños.

La característica principal de la esclerodermia es el endurecimiento de la piel, se va perdiendo elasticidad, quedando dura y el paciente no pueda realizar ciertos movimientos. Asimismo, se reduce la boca, se pierden las arrugas, hay alteraciones cutáneas que son muy evidentes. Otra particularidad es que en ocasiones puede afectar solo los dedos, el torso o el rostro.

Así también otro rasgo que acompaña a esta patología es el síndrome de Raynaud, siendo un aviso de manifestación de la esclerodermia. “Este síndrome tiene una característica muy visible que cuando la persona toca algo frío con las manos cambian de color, primeramente, blanco, luego azul y roja, es algo muy llamativo y no duele”, explicó la profesional

Otra derivación es el endurecimiento del tubo digestivo. Al paciente le cuesta ingerir y como consecuencia no hay buena absorción de alimentos, hay pérdida de peso, diarrea o estreñimiento. La complicación más grave que finalmente puede llevar al óbito del paciente, es el pulmonar, el órgano se endurece, hay primeramente como una inflamación y luego una fibrosis pulmonar progresiva.

La esclerodermia es una enfermedad relativamente rara, en el Hospital de Clínicas se tratan casos como centro de referencia y uno de los pocos que realiza todos los estudios de diagnóstico. Un trabajo de investigación realizado en un periodo de cinco años, desde el año 2014 a 2019, registró 40 pacientes con la patología.

La Dra. Yinde mencionó que se tiene tratamiento para ir mitigando la patología, pero lastimosamente en el mundo entero no existe un procedimiento definitivo.

El Dpto. de Reumatología tiene habilitado la teleconsulta para dar seguimiento a los pacientes y en caso de necesidad se le cita al paciente. Para agendamiento los interesados pueden contactar al 0986- 2770200.

 

Salud emite recomendaciones para buena efectividad del Home Office

El Ministerio de Salud emitió una serie de recomendaciones dirigidas a aquellas personas que realizan el trabajo desde casa por la pandemia del COVID-19.

La cartera sanitaria indicó que para los que trabajan desde casa, es muy fácil distraerse e incluso aprovechar para solapar tareas hogareñas con las laborales. "Todo esto afecta nuestra concentración durante la jornada laboral".

Como primer punto, Salud señala que "estar en casa no es estar siempre en pantunflas" y que se debe encarar la jornada laboral con energía, sacarse el pijama y no olvidar desayunar rico.

Asimismo, se recomienda respetar el horario de trabajo tal como si estuvieras en la oficina y minimizar distracciones para entrar en "modo offline".

También es necesario contar con un espacio cómodo y con buena iluminación. "La comodidad de la silla es super importante".

El modo Home Office ya venía siendo practicado por varias empresas, pero se aceleró debido a la pandemia del COVID-19, como recomendación sanitaria para evitar contagios masivos en las oficinas.

 

Trabajar cuatro días a la semana podría reducir significativamente emisiones de CO2

El cambio a una semana laboral de cuatro días podría reducir las emisiones anuales de gases con efecto invernadero del Reino Unido en una cuarta parte en cuatro años, afirma un informe publicado este jueves.


Fuente: AFP

El estudio, elaborado por los investigadores de Platform para la asociación 4DayWeek, afirma que la transición de una semana laboral de cinco días a una de cuatro, sin pérdida de salario, "podría reducir la huella de carbono del Reino Unido en 127 millones de toneladas al año de aquí a 2025", es decir, en un 21,3%.

Esto equivale a más de toda la huella de carbono de Suiza, afirma.

La propuesta llega en un momento en que los sucesivos confinamientos contra el coronavirus, con muchas personas trabajando desde sus casas, ha suscitado un mayor interés por la flexibilidad laboral y la conciliación familiar. Algunas empresas han hecho ya pruebas de semanas de cuatro días.

"¡Creo que esto es algo que todos podemos apoyar!", tuiteó la oenegé Greenpeace UK en reacción al informe, mientras que la diputada del Partido Verde Caroline Lucas celebraba "una idea a la que le ha llegado su hora".

El informe sostiene que una semana más corta supondría un ahorro de energía por el menor uso de equipos de oficina y la reducción de los desplazamientos en coche.

Un horario más corto permitiría llevar un estilo de vida más saludable, con menos consumo de comida rápida y menos necesidad de atención médica, lo que reduciría el uso de equipos de alto consumo energético, agrega.

"Al liberar un día a la semana para actividades no laborales, también se dispone de más espacio mental", subraya.

En la actualidad, la media de la semana laboral en el Reino Unido es de 42,5 horas, señala el grupo 4Day Week que analiza una disminución hasta 32 horas en 2025.

En Escocia, el independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP), que gobierna la región, también está estudiando la posibilidad de pasar a una semana laboral de cuatro días. Su líder, Nicola Sturgeon, defiende que esto promovería un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal y un mayor nivel de empleo.

Su programa electoral para las legislativas regionales de principios de mayo prometía crear un fondo de 100 millones de libras (141 millones de dólares) para ayudar a las empresas que lo deseen a poner en práctica esta medida.

 

Problemas de erección y pérdida del deseo sexual: secuelas post COVID-19 en el hombre

El doctor Gustavo Codas, médico urólogo, explicó que ya atendió a casos de pacientes con afectación testicular tras padecer COVID-19 moderado o grave. Sostuvo que podría ser una situación temporal, pero no descartó que se trate de un problema definitivo.

En conversación con Radio Ñandutí, el doctor Gustavo Codas, señaló que hasta el momento atendió a pacientes con afectación aparentemente pasajera tras superar el COVID-19. “Todavía no se sabe si puede haber un daño definitivo, pero en algunos casos es probable que se tengan daños definitivos en cuanto a afectación testicular”, expresó.

Explicó que en algunos casos, el COVID-19 deja como secuela la disminución de la testosterona. “El hombre por suerte tiene la capacidad de renovar el stock de espermatozoide cada 72 a 74 días. Por lo tanto, después de un tiempo eso podría volver a la normalidad”, puntualizó.

Agregó que está en estudio aún si se produce una esterilidad definitiva en el varón o la misma pueda estar “altamente comprometida”.

Por otra parte, mencionó que también hay casos de dificultades en la erección o deseo sexual, así como también síntomas del priapismo (erección involuntaria, continua y molestosa).

El especialista subrayó que cada caso tiene relación al grado de afectación del COVID-19 en ese paciente.