Gotas de paz

Lunes de la trigésima cuarta semana del tiempo durante el año

469 -“Les aseguro que esta pobre viuda ha dado más que nadie”.Lc 21, 3

¿Cómo es posible que unas moneditas valgan más que muchos millones? Para Jesús no es importante el valor absoluto de una donación sino el cuánto cuesta para la persona que la realiza. Lo importante es que lo donado sea sentido y signifique un verdadero desprendimiento. Un millonario que hace una gran donación puede no ser tan estimado por Jesús si la suma donada no le hace ninguna falta ya que la verdadera caridad no es dar lo que sobra. Decía Madre Teresa: “Amar es dar hasta que duela”. Dar lo que sobra es interesante, pero aún no es un acto de amor. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Presentación de la Virgen María: 21 de noviembre

522 - “Todo aquel que hace la voluntad de mi Padre es mi hermano, mi hermana y mi

madre”. Mt 12, 50

La fiesta de la presentación de la Virgen María en el templo que hoy celebramos nos

recuerda una vez más que la grandeza de esta mujer no está solo en que haya sido

escogida por Dios, sino también en que ella siempre supo ser su discípula. Desde su

núcleo familiar, ella fue introducida en el servicio del Señor; por eso fue presentada en el

templo. También nosotros somos llamados a conocer la voluntad de Dios y vivirla

concretamente, pues no nos salvarán los títulos ni los cargos ni tampoco las amistades,

sino solamente el cumplir lo que Dios nos pide. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Viernes de la trigésima tercera semana del tiempo durante el año

464 - “Mi casa será una casa de oración”. Lc 19, 46

Aunque Jesús nos haya enseñado que debemos adorar a Dios en espíritu y en verdad, él

también demostró que el templo material es importante pues favorece el encuentro con

Dios. En todas partes podemos entrar en diálogo con Él: en nuestro cuarto, delante de un

lindo paisaje, en nuestro santuario-hogar…, pero existen lugares donde Su presencia se

puede sentir con más fuerza, esto es, en los templos consagrados, espacios sagrados

donde el Omnipotente obra maravillas en sus fieles. Estos lugares santos deben ser

visitados, cuidadosamente, respetados y reverenciados, pues en ellos Dios puso su

escalera y el cielo toca a la tierra. ¡Pruébalo! Paz y bien.

 

Gotas de paz

Jueves de la trigésima tercera semana del tiempo durante el año

463 - “Si tú hubieras comprendido en este día el mensaje de paz… ”. Lc 19, 42

Jesús se entristece porque Jerusalén no entendió que él traía el más auténtico y

profundo mensaje de paz. Muchas veces, también nosotros, con el corazón obstinado y

endurecido por las cosas del mundo, por las ganancias y los placeres, nos olvidamos de

ser constructores de paz. Por eso, también sobre nosotros se desatan conflictos, peleas,

luchas de poder y solo entonces nos damos cuenta de lo importante que hubiera sido

conducir diferentemente nuestra historia. Hermano, hermana, hoy es el día de la gracia.

Si te das cuenta de que estás caminando hacia la guerra, aún es tiempo de cambiar la

dirección. ¡Coraje! Paz y bien.

 

Gotas de paz

Miércoles de la trigésima tercera semana del tiempo durante el año

462 - “Hagan producir estas monedas de plata hasta que yo vuelva”. Lc 19, 13

Todos recibimos de Dios muchos dones y cuando los utilizamos para el bien se

multiplican. De hecho, hay personas que son una luz en las comunidades: siempre están

sirviendo y ayudando. Otros son como parásitos, pues nunca colaboran con nada.

Cuando vuelva el Señor o cuando nos vayamos a su encuentro, nos pedirá cuentas de

los dones recibidos. A los que produjeron les recompensará abundantemente, pero a los

que escondieron esos dones les amargará la eternidad. Aún es tiempo, mi hermano,

descubre los dones que Dios te dio y ponlos al servicio de la comunidad. Verás que ellos

se multiplicarán y serás mucho más feliz. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Martes de la trigésima tercera semana del tiempo durante el año

461 - “Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que alojarme en tu casa”. Lc 19, 5

Qué interesante la historia de Zaqueo. Jesús sabe que en el corazón de este gran

pecador existe una insatisfacción y, sin preconceptos, va a su casa, entra en su

intimidad, hace sentir el amor de Dios y genera en él una gran conversión. Zaqueo se

dispone a dar la mitad de sus bienes a los pobres y a devolver cuatro veces más de lo

que robó. Esto nos dice una vez más que tenemos que ir al encuentro de los

pecadores, pues la experiencia de amor y de acogida es lo que puede darnos la

fuerza para cambiar el rumbo de nuestra existencia. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Lunes de la trigésima tercera semana del tiempo durante el año

460 - «Jesús le preguntó: “Qué quieres que haga por ti?”. Y el ciego respondió: “Señor,

que yo vea de nuevo”». Lc, 18, 41

La visión es uno de los sentidos más importantes. Existen muchos ciegos corporales,

pero una persona puede ser también ciega espiritualmente. Ejemplo de esto tenemos

cuando la persona jamás reconoce el bien que los demás hacen, cuando cree que ella es

la única en el mundo que tiene derechos, cuando la rabia y el rencor impiden ver al otro

como realmente es o cuando por los celos y envidia solo ve los defectos. Sin embargo,

Jesús puede sanarnos de todas nuestras cegueras si verdaderamente lo queremos, pues

“el peor ciego es aquel que no quiere ver”. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Viernes de la trigésima segunda semana del tiempo durante el año

455 - “El que trate de salvar su vida, la perderá; y el que la pierda, la conservará”. Lc 17,

33

El evangelio siempre nos alerta acerca del peligro del egoísmo, pues este nos encierra

en nosotros mismos y, aunque su objetivo sea obtener lo mejor para el propio individuo,

acaba desfigurándonos y hasta llevándonos a la asfixia. Nuestra vida tiene sentido y

crece cuando somos capaces de salir de nuestras jaulas egoístas e ir al encuentro de los

hermanos que sufren o de aquellos que necesitan nuestra ayuda. Hacer el bien a los

demás es como oxigenar nuestro ser, es rejuvenecer, pues al final somos nosotros los

que ganamos, nos embellecemos y encontramos la paz. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Jueves de la trigésima segunda semana del tiempo durante el año

454 - “El reino de Dios no viene ostensiblemente, porque el Reino de Dios está entre

ustedes”. Lc 17, 20-21

En la cultura de la visibilidad, todos estamos muy preocupados con la apariencia y con la

publicidad. A veces queremos que Dios actúe del mismo modo. Sin embargo, el Dios de

la encarnación prefiere la discreción, prefiere empezar por abajo. Así es el Reino de

Dios, presente ya entre nosotros cuando, en las pequeñas cosas, actuamos como Él

quiere: con disponibilidad, con caridad, con un buen consejo, con algún voluntariado o en

una renuncia en favor de alguien. El Reino de Dios ya está entre nosotros cuando somos

concretamente sensibles con los que necesitan. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Presentación de la Virgen María: 21 de noviembre

522 - “Todo aquel que hace la voluntad de mi Padre es mi hermano, mi hermana y mi

madre”. Mt 12, 50

La fiesta de la presentación de la Virgen María en el templo que hoy celebramos nos

recuerda una vez más que la grandeza de esta mujer no está solo en que haya sido

escogida por Dios, sino también en que ella siempre supo ser su discípula. Desde su

núcleo familiar, ella fue introducida en el servicio del Señor; por eso fue presentada en el

templo. También nosotros somos llamados a conocer la voluntad de Dios y vivirla

concretamente, pues no nos salvarán los títulos ni los cargos ni tampoco las amistades,

sino solamente el cumplir lo que Dios nos pide. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Viernes de la trigésima tercera semana del tiempo durante el año

464 - “Mi casa será una casa de oración”. Lc 19, 46

Aunque Jesús nos haya enseñado que debemos adorar a Dios en espíritu y en verdad, él

también demostró que el templo material es importante pues favorece el encuentro con

Dios. En todas partes podemos entrar en diálogo con Él: en nuestro cuarto, delante de un

lindo paisaje, en nuestro santuario-hogar…, pero existen lugares donde Su presencia se

puede sentir con más fuerza, esto es, en los templos consagrados, espacios sagrados

donde el Omnipotente obra maravillas en sus fieles. Estos lugares santos deben ser

visitados, cuidadosamente, respetados y reverenciados, pues en ellos Dios puso su

escalera y el cielo toca a la tierra. ¡Pruébalo! Paz y bien.

 

Gotas de paz

Jueves de la trigésima tercera semana del tiempo durante el año

463 - “Si tú hubieras comprendido en este día el mensaje de paz… ”. Lc 19, 42

Jesús se entristece porque Jerusalén no entendió que él traía el más auténtico y

profundo mensaje de paz. Muchas veces, también nosotros, con el corazón obstinado y

endurecido por las cosas del mundo, por las ganancias y los placeres, nos olvidamos de

ser constructores de paz. Por eso, también sobre nosotros se desatan conflictos, peleas,

luchas de poder y solo entonces nos damos cuenta de lo importante que hubiera sido

conducir diferentemente nuestra historia. Hermano, hermana, hoy es el día de la gracia.

Si te das cuenta de que estás caminando hacia la guerra, aún es tiempo de cambiar la

dirección. ¡Coraje! Paz y bien.

 

Gotas de paz

Miércoles de la trigésima tercera semana del tiempo durante el año

462 - “Hagan producir estas monedas de plata hasta que yo vuelva”. Lc 19, 13

Todos recibimos de Dios muchos dones y cuando los utilizamos para el bien se

multiplican. De hecho, hay personas que son una luz en las comunidades: siempre están

sirviendo y ayudando. Otros son como parásitos, pues nunca colaboran con nada.

Cuando vuelva el Señor o cuando nos vayamos a su encuentro, nos pedirá cuentas de

los dones recibidos. A los que produjeron les recompensará abundantemente, pero a los

que escondieron esos dones les amargará la eternidad. Aún es tiempo, mi hermano,

descubre los dones que Dios te dio y ponlos al servicio de la comunidad. Verás que ellos

se multiplicarán y serás mucho más feliz. Paz y bien.