Penosa imagen del exclusivo rostro asunceno