River le arranca un empate a Boca en la Bombonera

Un gol de penal del colombiano Sebastián Villa a los 41 minutos y uno del creativo argentino Agustín Palavecino en el 67 dejó en tablas (1-1) el superclásico argentino que Boca Juniors y River Plate jugaron este domingo en la Bombonera en cumplimiento de la quinta fecha de la Liga.

Cada equipo terminó con un jugador menos por las expulsiones del peruano Carlos Zambrano en Boca y Milton Casco en River.

Fue un partido de trámite intenso donde Boca no pudo contar con el creativo colombiano Edwin Cardona por una lesión muscular, mientras que River apostó desde el pitido inicial por Agustín Palavecino, flamante refuerzo procedente del Deportivo Cali.

Los porteros Esteban Andrada de Boca y Franco Armani de River fueron decisivos para evitar más goles.

Villa inclinó la balanza para Boca con un penalti originado por una falta de Paulo Díaz sobre Nicolás Capaldo tras una vistosa habilitación de Carlos Tevez de tacón.

Boca tuvo dos opciones para aumentar la ventaja pero Armani estuvo certero y en el minuto 67 un centro de Fabrizio Angileri encontró un golpe de cabeza de Agustín Palavecino para nivelar el resultado.

En la jugada siguiente fue expulsado el peruano Zambrano pero diez minutos después Casco también vio la tarjeta roja.

Sobre el final fue Esteban Andrada que tuvo dos intervenciones para evitar que el visitante lograra un triunfo y garantizó el empate en la Bombonera.

Tras este resultado, Boca mantuvo su invicto y suma nueve unidades en el Grupo B a tres del líder Vélez Sarsfield; mientras que River se quedó en siete puntos lejos del líder de la Zona A: el sorprendente Colón que suma puntaje perfecto de quince enteros.

La ‘Troadioneta’ hace de las suyas en la Toldería

La sorprendente Guaireña de Troadio Duarte se impuso por 0-3 a Guaraní a domicilio y, dependiendo de lo que pase más tarde con Luqueño y Olimpia, podría dormir en la punta de la clasificación. El Legendario encajó su segunda caída al hilo en el torneo local, la tercera incluyendo Copa Libertadores.

Legendarios y guaireños se vieron las caras hoy en el estadio Rogelio S. Livieres por la octava fecha del torneo Apertura 2021.

Los protagonistas ofrecieron un primer tiempo cargado de buenas intenciones, pero minado de juego físico, tanto que la falta de inspiración se hizo evidente por las esporádicas ocasiones que se vieron en las respectivas áreas.

La más clara de los primeros 45 minutos estuvo en las botas del siempre entusiasta Rosalino Toledo. El volante guaireño sacó un puntapié con dirección al ángulo que exigió a fondo al portero argentino Gaspar Servio.

Guaraní asumió el papel de dueño de casa al arrancar la complementaria con un tiro colocado de Josué Colmán que pegó en el palo, pero fue Guaireña quien rompió el cero gracias a un penal sancionado por falta de Àngel ‘Pirayú’ Benítez, ejecutado con maestría por Salustiano Candia (59’).

El gol de Candia caló hondo en los anfitriones. Con amor propio y entrega, el equipo de Gustavos Costas volcó la cancha con dirección al arco visitante en busca del empate, dominando amplios pasajes del partido.

Guaireña sufrió la expulsión -por doble amonestación- de su entrenador, Troadio Duarte, y cuando parecía que se le complicaban las cosas, el fornido Fernando Romero con un frentazo extendió la ventaja (71’).

Desazón total en Guaraní. Costas mandó a Raúl Bobadilla en sustitución de un ausente Fernando Fernández para buscar la épica en los últimos 20’, pero no alcanzó.

Guaireña le puso la guinda con un nuevo penal, esta vez ejecutado por José Verdún (85’). 0-3 y nada que discutir.

Triunfazo del orgullo de Villarrica. Suma 15 puntos, pone tierra de por medio en el promedio y sube a lo más alto de la clasificación, haciendo compañía a Libertad, pero queda expectante a lo que pase después entre Luqueño y el otro escolta, Olimpia (13).

Por su lado, Guaraní acusa su segunda caída al hilo en el torneo local y la tercera en una semana, teniendo en cuenta su presentación ante el Atlético Nacional por Copa Libertadores. Se estancó en la sexta posición con 10 unidades.

Odegaard y Lacazette desactivan la rabona de Lamela

Un gol del noruego Martin Odegaard y otro del francés Alexandre Lacazette desactivaron el golazo de rabona de Erik Lamela, que después terminó expulsado, en la derrota del Tottenham ante el Arsenal en el derbi del norte de Londres (2-1).

Fueron inferiores los de José Mourinho, pero una genialidad de Lamela los mantuvo en el partido hasta que se impuso el fútbol del bloque de Mikel Arteta, quien sorprendió en la previa dejando fuera del once titular a Pierre-Emerick Aubameyang por “problemas de disciplina”.

El Tottenham solo disparó una vez a puerta en la primera parte, pero fue espectacular. Uno de los goles más bonitos en los últimos tiempo en la Premier League que nació de una ocurrencia en milésimas de segundo de Lamela. Un cambio de orientación de Bale lo acomodó Reguilón al área, Moura hizo una dejada y Lamela apareció desde atrás para meter de rabona, entre tres jugadores, uno de los goles más inesperados de los últimos años.

Un golazo que recordó a un Lamela mucho más joven que utilizó el mismo recurso en un partido de la Europa League en 2015. Ni siquiera Reguilón se podía creer lo que acababa de hacer el argentino, mientras corrían a celebrar el tanto.

Sin embargo el fútbol pronto impartió justicia. El Arsenal había merecido mucho más y ya se había topado con el palo en un lanzamiento de Smith Rowe desde fuera del área. Soares también vio la madera en un disparo desde segunda línea y no fue hasta un rechace cuando el Arsenal igualó el partido.

Una gran jugada de Kieran Tierney por la banda la culminó dentro del área Odegaard, con un remate que tocó en Toby Alderweireld para despistar a Hugo Lloris.

El Arsenal era superior y el Tottenham estaba como perdido. Sin balón se diluía Bale, quien se fue a los 57 minutos sustituido por Mousa Sissoko, solución de Mourinho para tratar de recuperar el centro del campo.

Además, la lesión de Heung-min Son restaba colmillo a un Tottenham que en cierto punto empezó a firmar el empate. Pero su racanería e impotencia fue castigada.

Davinson Sánchez se llevó por delante a Lacazette dentro del área y Michael Oliver, pese a que Mourinho negaba desde el banquillo, señaló la pena máxima. El VAR confirmó la decisión del colegiado y Lacazette engañó a Lloris.

El Tottenham se fue del partido y Lamela manchó su rabona cuando fue expulsado por doble amarilla en un espacio de siete minutos. Con la marcha del argentino se hundieron las opciones de remontada de los ‘Spurs, más aún cuando anularon el empate por fuera de juego a Kane y cuando el delantero lanzó al palo en el descuento, y el Arsenal avanzó hacia su primer triunfo en el derbi del norte de Londres desde diciembre de 2018.

Los de Arteta se quedan décimos, con 41 puntos, mientras que el Tottenham se descuelga de la lucha por la Champions League y es séptimo con 45 unidades.

Gremio viaja a Quito con suplentes tras golear en el partido de ida

El Gremio brasileño viajó este domingo a Quito, en donde el martes se medirá al Ayacucho peruano en partido de vuelta por la fase dos de la Copa Libertadores, con un equipo repleto de suplentes y juveniles, tras haber goleado por 6-1 el pasado miércoles en el partido de ida en Porto Alegre.

Como el conjunto brasileño puede clasificar a la próxima fase de la Libertadores incluso perdiendo por cuatro goles de diferencia en Quito, el técnico del Gremio, Renato Gaúcho, le concedió vacaciones de dos semanas a doce de sus jugadores, casi todos los titulares.

Los principales perderán no sólo el partido por la Libertadores sino también algunos por el Campeonato Gaúcho (regional), pero el entrenador explicó que están agotados tras un exigente Campeonato Brasileño, que concluyó hace pocas semanas, y luego de haber caído en la final de la Copa do Brasil ante el Palmeiras hace sólo una semana.

El propio Renato Gaúcho solicitó una semana de vacaciones, desistió del viaje a Ecuador y mandó en su lugar a su auxiliar, Alexandre Mendes.

De la delegación que embarcó rumbo a Quito en la mañana de este domingo también fue excluido a última hora el centrocampista chileno César Pinares, una reciente contratación de gran actuación en la goleada del pasado miércoles y que fue reservado para ser el referente en los partidos por el Campeonato Gaúcho en que no estarán los titulares.

Tras la goleada por 6-1 en Porto Alegre, el Gremio se medirá al campeón peruano en Quito debido a que, por las restricciones impuestas por Perú por la pandemia de la covid, el partido no pude ser disputado en su territorio y los dirigentes del Ayacucho prefirieron llevarlo a la altura de la capital ecuatoriana.

La gran mayoría de los 20 jugadores que viajaron a Quito son jóvenes procedentes de las divisiones juveniles del equipo tricolor y ya mostraron servicio este sábado, cuando brillaron en la victoria por 2-1 sobre el Esportivo por el Campeonato Gaúcho.

Entre los pocos con experiencia figuran el lateral izquierdo Bruno Cortez, los centrocampistas Thaciano y Darlan, y el delantero Ferreira. Los tres primeros fueron titulares el sábado y Ferreira no pudo ser alineado por sanción.

Entre los titulares a los que les fueron concedidas vacaciones destacan el delantero Diego Souza, autor de tres goles en el partido de ida; el zaguero argentino Walter Kannemann, el volante Maicon, el creativo Allison y el portero Vanderlei.

El vencedor del duelo entre el Gremio y el Ayacucho tendrá que medirse en una fase tres de la Libertadores al que se imponga entre el Independiente del Valle ecuatoriano y el Unión Española chileno para definir a uno de los clasificados en la fase de grupos de la competición.

La posible alineación del Gremio en Quito es la siguiente: Brenno; Vanderson, Rodrigues, Ruan y Bruno Cortez; Darlan, Thaciano y Lucas Araújo; y Guilherme Azevedo, Léo Chú y Ferreira.

También forman parte de la delegación que viajó a Ecuador el portero Adriel, el lateral Felipe, el zaguero Emanuel, los centrocampistas Bitello, Fernando Henrique, Pedro Lucas y Jhonatan Varella, y los delanteros Leo Pereira y Ricardinho.