Fashion Week en Londres cumple 40 años en medio de crisis económica

Diseñadores, “influencers”, compradores y famosos se reúnen desde el viernes en el 40º aniversario de la Semana de la Moda de Londres, intentando olvidar la sombría coyuntura económica del Reino Unido y del sector

Fuente: AFP

Sobre pasarelas físicas o virtuales, alrededor de sesenta talentos emergentes e iconos de la moda como Burberry presentarán sus colecciones otoño/invierno 2024 en todo Londres, e intentarán transmitir la audacia y la energía de esta capital multicultural.

A diferencia de las semanas de la moda de París y Milán, que dan protagonismo a casas de renombre, la “Fashion Week” de Londres tiene fama de ser una vitrina para jóvenes diseñadores, como la ucraniana Masha Popova o la británico-nigeriana Tolu Coker, que abrirán el baile el viernes.

El fin de semana dejará paso a nombres más conocidos como JW Anderson, declarado diseñador del año 2023 por Vogue; Richard Quinn, Ahluwalia o Simone Rocha, invitada por Jean-Paul Gaultier para su colección de alta costura primavera/verano de 2024 en París hace unas semanas.

- Período de crisis -

Esta 40ª edición no se desarrolla en el mejor de los contextos para la industria de la moda británica. Tras el brexit, que penalizó el comercio con Europa, el Reino Unido atraviesa una dura crisis de poder adquisitivo provocada por la inflación desde hace casi dos años, poniendo en dificultades a las casas jóvenes.

Las nuevas marcas cuestionan cada vez más la conveniencia de invertir miles de libras en desfiles, como Dilara Findikoglu que, el pasado septiembre, sorprendió al anunciar la cancelación de su desfile por motivos económicos.

Esta industria emplea a casi 900.000 personas en el Reino Unido y contribuye con 21.000 millones de libras (unos 26.300 millones de dólares) a la economía británica, según el British Fashion Council (BFC), que organiza el evento.

Sin embargo, el sector vive un período “delicado”, señaló la directora del BFC, Caroline Rush, en una entrevista con la AFP.

Pero “lo que nos enseñan 40 años de retrospectiva es que es en los períodos más difíciles económicamente cuando observamos la creatividad más increíble”, añadió.

En 1984, una carpa instalada frente al antiguo Commonwealth Institute, en el oeste de Londres, acogió la primera edición de la Semana de la Moda británica.

Sin ser tenida en gran consideración en sus inicios, la Semana de la Moda de Londres despegó gracias a diseñadores legendarios y rebeldes como Vivienne Westwood o John Galliano, que pusieron a la ciudad en el mapa de la moda.

Después llegó la era “Cool Britannia”, a finales de los años 1990, una período de euforia cultural en el que Stella McCartney y Matthew Williamson vistieron a las supermodelos Kate Moss y Naomi Campbell.

- Laboratorio de talentos -

Desde entonces, la semana londinense ha perdido su poder de atracción, con la marcha de diseñadores y casas de renombre, que ahora prefieren desfilar en París, como Alexander McQueen, Victoria Beckham y Stella McCartney.

Pero su programa de patrocinio NEWGEN, del British Fashion Council, que ha facilitado el surgimiento de muchos diseñadores jóvenes, ha confirmado la posición de Londres como laboratorio de talentos.

Y aunque es menos influyente que las de París y Milán, la más joven de las cuatro grandes “semanas de la moda”, en un cuarteto que completa Nueva York, Londres se distingue por su reputación de ser más libre y radical.

Esta edición de aniversario quiere situarse bajo el signo de una mayor diversidad e inclusión, tanto en los cuerpos, la edad o el color de piel de los modelos, como en las colecciones, con creadores e inspiraciones del Caribe, Irán o Etiopía.

Burberry ya ha empezado a generar expectación por la tercera colección del creador inglés Daniel Lee, que se presentará el lunes.

Desde hace varios días, los grandes almacenes Harrod’s se visten de azul, el nuevo color característico de esta marca, desde los uniformes de los porteros hasta la fachada de la institución, que celebra su 175º aniversario.

Políticos, futbolistas, y “Señores del Centenario” en el club sexual de Montanaro

Empresarios, políticos, figuras mediáticas y altos nombres del club Centenario integran la lista de la cofradía sexual, The Royal Duck. La periodista y presentadora, Norath Alfonso, lanzó picantes comentarios sobre el tema.

Invitada al programa televisivo de Latele, Polémica en el Bar, la farandulera Norath Alfonso, habló acerca de la polémica del momento, el Operativo Duck Sex y el club sexual The Royal Duck encabezado por el empresario Luis Augusto Montanaro, al cual pertenecen personas de la alta sociedad.

De acuerdo a la mediática, muchos autoridades políticas forman parte del mencionado club. “Hay un conocido un político liberal… tiene tres mujeres y son sus sumisas y lo más triste es que usa plata del Estado para pagar a las chicas”, sostuvo Alfonso.

Así también, el ámbito deportivo no queda exento de este club, desde futbolistas, técnicos y empresarios deportivos: “Había uno que tuvo problemas con la esposa porque se metió con la prima con consentimiento”, acotó la comunicadora.

Norath apuntó también que hay un grupo interno dentro del Royal Duck: “Son señores del Centenario, así se catalogaba el grupo”, refiriéndose al exclusivo club social asunceno. Así también, acotó además que hay otros clubes similares al.

Luis Augusto Montanaro se encuentra detenido, imputado por lesión del derecho a la comunicación y a la imagen por comercializar material explícito vía plataformas. Esto tras la denuncia de su expareja por haber compartido sin su consentimiento numerosas imágenes y videos de carácter sexual.

Te puede interesar: ‘Contrato Montanaro’: sexo a cualquier hora, estándar de belleza y otras exigencias


“María Pacurí” en versión de niños y niñas en el Ignacio A. Pane

Este martes 23 de julio tendrá lugar la primera zarzuela interpretada por niños y niñas, “María Pacuri’i”. La función será en el Teatro Municipal “Ignacio A. Pane” de Asunción (Pdte. Franco entre Chile y Alberdi), a las 20:00.

De la puesta participarán el Elenco Infantil EMD Luque, el coro de niños y niñas de Luque y la Orquesta Académica del CMML, bajo la dirección del Mtro. Edgar Siro González.

María Pacuri’i es la carismática protagonista de la obra, cuya presencia ilumina la vida de quienes la rodean. Trabajadora y llena de alegría, la joven simboliza la lucha y el sacrificio personal por el bienestar de sus seres queridos.

Su espíritu y determinación inspiran a otros personajes como Doña Luisa y Antonio, mostrando cómo una sola persona puede influir positivamente en una comunidad entera.

Enfrentando desafíos con valentía, María Pacuri’i encarna la esperanza y el amor incondicional, convirtiéndose en un faro de luz en esta encantadora zarzuela para toda la familia.

Las entradas electrónicas tienen un costo de Gs. 50.000 a través de la página web: Tuti.

Te puede interesar: La Sole y Miguel Narváez regalaron novedosa versión de la “Galopera”



‘Contrato Montanaro’: sexo a cualquier hora, estándar de belleza y otras exigencias

Tras la detención del empresario Luis Montaro, se filtraron documentos que él mismo supuestamente hacía firmar a sus parejas. El contrato estipulaba derechos y obligaciones en cuanto a la índole sexual, convivencia y relacionamiento.

El supuesto contrato que Luis Augusto Montanaro hacía firmar a sus parejas correspondía a un acuerdo marco de relacionamiento entre las partes, donde se establecían derechos y obligaciones consensuados, confidenciales y sujetos a límites.

Uno de los puntos del acuerdo señala que Montanaro pasaba a denominarse como el “Amo” mientras que su pareja “Sumisa”. El documento aclara que el hombre llevará las responsabilidades de proveer los recursos financieros y encargado de las finanzas del hogar.

La posición de administrador financiero le daba a cambio una serie de privilegios, como la compañía de la señora en todo momento que el hombre requiera, salvo cuestiones médicas, sexo a cualquier hora del día, sin ninguna limitación.

Puede interesar: Detectan cocaína camuflada en desodorantes en el aeropuerto

Por su parte, la señora debía tener un trato respetuoso hacia el hombre, no interrumpirlo mientras hable, servirlo y complacerlo en todo momento a través de halagos y cumplidos positivos. Además de garantizar el orden del hogar, en cuanto a limpieza y suministro de alimentos y bebidas.

Asimismo, el contrato indica que la señora no debe hablar de los temas domésticos de forma diaria, sino en una reunión semanal previamente agendada por el hombre. No podía cuestionar tampoco las medidas disciplinarias establecidas por Montanaro.

Lea también: Cliente fue descubierto ‘in fraganti’ robando botella de whisky en un Biggie

En cuanto a la vestimenta, la señora solo debe llevar ropa que el señor haya aprobado, con una renovación de atuendos de acuerdo al presupuesto acordado. Sobre la cuestión física, la mujer tiene la obligación de mantener un índice de masa corporal menor a 25, con una figura y apariencia física de manera impecable.

Otros puntos como compartir ubicación por seguridad al salir de la casa, comportamiento, educación y clase en actividades públicas, además del derecho y obligación de entrenar cuatro veces a la semana, con un entrenador personal dispuesto por el señor.