LGBT de México ve una "aceptación a medias" del papa a uniones civiles gais

México. Colectivos mexicanos LGBT consideraron este miércoles como una "aceptación a medias" la declaración del papa Francisco, quien se pronunció en favor de las uniones civiles homosexuales.


Fuente: EFE

"Es sorprendente, es un giro a la posición que ha tenido la Iglesia católica, la postura del papa de aceptar las uniones civiles entre parejas del mismo sexo", dijo a Efe el representante de la organización Fuera del Clóset, Ernesto Montes de Oca.

El activista aceptó que la declaración del sumo pontífice es un avance, en términos del discurso que se tiene respecto a la comunidad LGBT dentro de la Iglesia católica, "sin embargo no es suficiente".

"Es una aceptación a medias y la comunidad tampoco deberíamos estar esperando la aceptación de la Iglesia católica, que debería de manejar un discurso de respeto e inclusión a la diversidad y no de aceptación", dijo Montes de Oca.

Para Rubén Maza, de la organización It Gets Better MX en la ciudad de Monterrey, estado de Nuevo León, la declaración de Francisco fue "un tanto moderada o hasta tibia" aunque lo consideró "algo positivo".

"Las personas que formamos parte de la comunidad LGBT tenemos nuestra propias creencias y fe y algunas forman parte de la Iglesia católica y el hecho de que su líder religioso se pronuncie de esta forma es una visión positiva", apuntó.

Para Maza sería importante que el papa "escribiera una carta y la colocara como una cuestión de doctrina o política de la Iglesia y les comunicará a todos los integrantes de la institución su postura".

"Si no lo hace lo único que va a pasar es que se va quedar en buenas intenciones y buenos dichos de un papa que se caracteriza en algunos momentos por ser progresista, pero en otros momentos no", comentó.

En el documental "Francesco" del director Evgeny Afineevsky que se estrenó este día en el Festival de Cine de Roma, el papa Francisco se mostró por primera vez a favor de que pueda haber una ley de uniones civiles para homosexuales.

Montes de Oca destacó que el papa "no lo hace desde la postura de la Iglesia católica sino en una entrevista como parte de un documental (...) y aunque el mensaje es aceptar las uniones, matiza su mensaje diciendo: si pero que no se llame matrimonio".

 

La 17ª marcha TLGBI+ en modo pandemia: Comunidad saldrá a las calles en caravana

La 17ª marcha TLGBI+ se llevará a cabo el próximo miércoles 30 de septiembre a las 17:30. La misma se realizará en modo COVID-19.

En el marco de la pandemia del coronavirus, la ya tradicional marcha se adaptará a una modalidad caravana que tendrá su punto de partida en el Cementerio de La Recoleta (Avda. Mcal López y Avda. Santísimo Sacramento) y concluirá en la Plaza de la Democracia (Nuestra Señora y Estrella).

De esta manera activistas, artistas y personas en general pertenecientes a la comunidad LGBTI+ (Lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, transexuales, intersexuales y más) movilizados en vehículos, bicis, motos y otros medios de transporte visibilizarán una vez más en las calles la precariedad, la violencia y la desigualdad hacia la población.

Precisamente el ninguneo hacia la comunidad se encrudeció aún más durante la pandemia debido a la ausencia de políticas públicas y la discriminación.

Se prevé además intervenciones artísticas en puntos emblemáticos del trayecto como el penal del Buen Pastor, La Escalinata de Antequera y la Plaza Uruguaya.

La organización resalta que se tendrán en cuenta todos los protocolos y las medidas sanitarias establecidos por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. En ese sentido, todas las personas participantes deberán permanecer en sus vehículos con una cantidad máxima de cuatro personas con sus respectivos tapabocas.

Previa a la caravana, la noche del martes 29 de septiembre se realizará una vigilia on line a través de las redes sociales de la Coalición TLGBI del Paraguay, donde con artistas invitados se recibirá el día de la caravana.

La actividad es organizada por la Coalición TLGBI+ es una agrupación de organizaciones civiles y activistas independientes que defiende los Derechos de las personas LGBTI+ y los Derechos Humanos en general.

La conforman Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas; Asociación Panambí, Asociación Escalando, Fundación Vencer, It Gets Better Paraguay (ASOEDHU), Las Ramonas, Grupo de Ecología Social “Ñepyrũ”, Somos Pytyvohara, Transitar, Unidas en la Esperanza (UNES), REPADIS (Red Paraguay de la Diversidad), Unidos por el Arcoiris (Asociación de Familiares y amistades de personas LGBT), y activistas independientes.

MES DE LAS 108 MEMORIAS

El mes de las 108 memorias es un espacio organizado desde hace 11 años por la Coalición TLGBI+, el mismo se encuentra cargado de actividades culturales, académicas y de entretenimiento de acceso gratuito, que debido al contexto, se realizan de forma virtual este año.

El calendario de actividades está disponible en las redes sociales Coalición TLGBI+.

Caber recordar que setiembre es catalogado como el ‘Mes de las 108 Memorias’ en conmemoración de los sucesos acaecidos en 1959, cuando el 1 de septiembre de ese año, en plena dictadura stronista fue encontrado el cuerpo sin vida del locutor Bernardo Aranda, en su casa en llamas.

El hecho desencadenó la persecución y tortura de 108 hombres homosexuales, pues ante la sospecha de que la víctima era homosexual, se dedujo que los autores del crimen también lo eran y por lo tanto todos los gays estaban involucrados. De ahí la famosa lista de “Los 108 y un quemado”.

La prensa y la sociedad hacían referencia a una supuesta “logia de amorales”, que habría cometido el crimen. A partir de ahí aumentaron las detenciones arbitrarias hacia las personas LGBTI+.

El brutal hecho culminó el 30 de septiembre, con la publicación de ‘La carta de un amoral’ (terminó designado a la comunidad LGBTI+ por aquel entonces) en el diario El País. La misma era anónima pero fue una demostración de que a eso que llamaban “logia de amorales” tenían el derecho de expresarse y por primera vez se habló de Derechos Humanos de forma pública en plena dictadura.

 

Marcharán en el día de la visibilidad lésbica

En todo el mundo, además de las fechas conmemorativas de las luchas por los derechos LGTBI, también se celebran específicamente días de la visibilidad lésbica para dar a conocer hechos de la historia que muestran las reivindicaciones.

En Paraguay, el 16 de septiembre de 1993, un grupo de lesbianas en el penal Buen Pastor de Asunción reclamó justicia e igualdad de derechos. Así se generó la primera protesta pública de reivindicación de derechos de las lesbianas frente a las autoridades que visitaban el penal aquel día. Eran mujeres que no tenían miedo de nombrarse lesbianas, que no tenían vergüenza de pedir el derecho a las visitas íntimas con sus parejas y reconocer que había discriminación hacia ellas.

Por primera vez la prensa no las llamó “las tortilleras o marimachos”, sino que eran “Lesbianas en pie de guerra”, como lo denominó en el pie de la foto EL DIARIO, en su publicación del día siguiente.

Esta fecha clave para la historia LGTBI fue posible a la investigadora Clyde Soto del Centro de Documentación y Estudios (CDE), quién escribió artículos sobre esta temática en 1993 y en 1996.

Una de las figuras claves de esta protesta y reivindicación de derechos fue “Chana”, Feliciana Coronel, vocera del reclamo colectivo. Chana se reconocía como lesbiana. Era chacariteña, cerrista y además tocaba la guitarra. Fue una de las que impulsó la lucha por el derecho a las visitas íntimas para las lesbianas en los ’90.

Para Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas, es importante reconocer y hacer visibles las historias que no se cuentan, que no son oficiales, porque son las que construyen puentes entre generaciones. “La reivindicación de derechos tiene que ver con una lucha histórica y no con una moda pasajera”, indican.

Esta fecha se enmarca en lo que el movimiento LGTBI paraguayo denomina el “mes de las 108 memorias”, que arranca en septiembre con la recordación del asesinato del locutor Bernardo Aranda, la posterior persecución y la aparición del primer manifiesto por los derechos el 30 de septiembre de 1959. Esta es la razón por lo que la marcha por los derechos LGTBI se realiza todos los años alrededor de esta fecha.

Este año es la 17ª marcha por los derechos LGTBI y se realizará una caravana para reivindicar un año más de “revolución y resistencia”, como indican en su lema de 2020.

 

Personas trans privadas de libertad tendrán un pabellón exclusivo

Con el objetivo de disminuir la discriminación que sufren las personas privadas de libertad trans, el Ministerio de Justicia -a través de la Dirección General de Establecimientos Penitenciarios y la Dirección de Atención a Grupos Vulnerables- habilitará un pabellón en la Penitenciaría Padre Juan Antonio de la Vega que albergará de manera exclusiva a las personas transgénero.

El sistema penitenciario cuenta actualmente con 37 personas trans que se encuentran distribuidas en las distintas sedes penitenciarias del país.

Víctor Manuel Benítez Salinas, Director de Atención a Grupos Vulnerables, remarcó que existe mucha discriminación por la preferencia sexual y que eso se acentúa dentro de las penitenciarías. "Es por eso que estamos trabajando en este proyecto, que busca disminuir de manera considerable la discriminación por la inclinación sexual que tiene cada uno", afirmó.

El proyecto prevé habilitar un pabellón en la Penitenciaría Padre Juan Antonio de la Vega que esté destinado exclusivamente para ese sector del colectivo LGTBI.

"Realizamos un recorrido por la penitenciaría en compañía del director Tomás Bolaños para conocer el lugar que albergará a las personas trans. Ahora vamos a poner a consideración de la Dirección de Obras Penitenciarias para que se pueda acondicionar el lugar, porque el objetivo es trasladar aquí a todas las personas transgénero que se encuentran privadas de libertad", sostuvo Benítez.

Mediante la iniciativa también se podrá implementar programas de reinserción dirigidas a ese grupo a través de la Dirección de Bienestar y Reinserción Social, según destacó además.

La iniciativa cuenta con el acompañamiento del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), de la Fundación Panambí y de la Red Paraguaya de la Diversidad Sexual (REPADIS).