Mundo

El papa pide a los jóvenes "soñar en grande" y dar ejemplo sin clericalismo

Roma. El papa Francisco dijo hoy que una Iglesia cerrada y clerical es "un escándalo" y pidió a los jóvenes "soñar en grande" y dar ejemplo en el mundo, durante un encuentro con chicos y chicas de toda italia reunidos en el Circo Máximo de Roma.

Fuente: EFE

Francisco presidió un acto con ambiente festivo al que asistieron más de 50.000 jóvenes que han llegado a Roma en una peregrinación organizada de cara al XV Sínodo de Obispos, que el próximo octubre abordará el tema de la juventud y las nuevas vocaciones.

Por ello, el pontífice respondió a tres preguntas, una de ellas sobre los "frecuentes escándalos" de la Iglesia y el modo en que esta puede presentarse como creíble.

"El escándalo es una Iglesia formal, que no da ejemplo, una Iglesia cerrada, que no sale de sí", dijo el pontífice, que animó a dar ejemplo, "ir hacia los otros, más allá de las fronteras que dan seguridad".

En este sentido alertó del clericalismo, el modo de vivir clerical que afecta también a los fieles y que, según denunció, "es una perversión de la propia Iglesia".

"La Iglesia, sin ejemplo, es solo humo", subrayó.

El pontífice señaló que si los cristianos, sean fieles, laicos o miembros del clero, "no aprendemos a escuchar los sufrimientos y los problemas, a estar callados, dejar hablar y escuchar, no seremos jamás capaces de dar una respuesta positiva".

Otros dos jóvenes preguntaron sobre sus futuros profesionales y el papa les animó a "soñar en grande", con valentía e involucrando a las personas que les rodean.

Pero les pidió rechazar "las pastillas que hacen soñar", pues esas "arruinan la vida", y les advirtió sobre los sueños "de la comodidad y del bienestar", que en su opinión "adormecen a la juventud y hace que se quede en el sofá".

Una joven le preguntó, emocionada, por qué la sociedad prima la carrera profesional a la formación de una familia y el papa señaló que "no se debe" retrasar el amor por otros intereses.

"Arriesgad en el amor, pero en el verdadero, no en el entusiasmo maquillado de amor. El amor es fiel, si hay infidelidad es un amor enfermo o pequeño, que no crece", subrayó.

 

Mundo

Argentina rechaza legalizar aborto y no podrá volver a debatirlo hasta 2019

Buenos Aires.- El Senado de Argentina descartó dar sanción definitiva al proyecto de ley para legalizar el aborto y la iniciativa, que era considerada por diversos sectores un "debate histórico", no podrá ser presentada nuevamente para su tratamiento parlamentario hasta el próximo año.

Fuente: EFE

La sesión parlamentaria, que duró más de 16 horas y era foco de fuerte interés internacional, dejó patente las fuertes divisiones en el seno de cada grupo político, ante una iniciativa que buscaba despenalizar cualquier aborto hasta la semana 14 de gestación, y no solo en los actuales supuestos por violación y peligro de salud de la madre.

De los 71 legisladores presentes, 31 votaron a favor y 38 en contra, y dos se abstuvieron de votar el texto de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que ya había sido aprobado el 14 de junio por la Cámara de Diputados pero que se encontró hoy con la oposición de la de Senadores.

“Es una pena que no hayamos podido abordar un consenso, porque el problema va a seguir existiendo, exactamente como existía antes de abordar la discusión. Es necesario hacer un esfuerzo para poder darle una respuesta”, dijo en su intervención la expresidenta y senadora opositora Cristina Fernández sobre los abortos clandestinos que se realizan en el país y las víctimas que se cobran.

En América Latina, sólo en Cuba, Uruguay y México Distrito Federal las mujeres pueden abortar de forma gratuita y libre, en el primer caso antes de las diez semanas y en los dos últimos antes de la semana duodécima.

“Están las mujeres que cuentan con recursos que pueden acceder a un medico para que las atiendan, y están las otras, las que parece que no interesan y que no tienen valor y que muchas veces en soledad toman la peor de las decisiones y terminan internadas”, agregó por su parte Luis Naidenoff, del frente gobernante Cambiemos.

Fue el senador oficialista Mario Fiad, presidente de la comisión de Salud, quien abrió el debate en la mañana del miércoles, cuando expresó su negativa al proyecto y advirtió que “el derecho a la vida está por convertirse en el más débil de los derechos”.

Sostuvo además que el proyecto es “claramente violatorio de la Constitución nacional” y los tratados internacionales suscritos por Argentina.

Por su parte, el presidente de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, el opositor Pedro Guastavino, se mostró a favor de la iniciativa para combatir la clandestinidad “que pone en riesgo la vida” de las mujeres que abortan.

El proyecto, que por años fue impulsado sin éxito por fuerzas de izquierda y grupos feministas, comenzó a tratarse en el Congreso este año luego de que el presidente Mauricio Macri habilitara el debate al dejar en libertad de acción a los parlamentarios del frente gobernante Cambiemos.

“La importancia de esta votación va mucho más allá del tema específico que intenta dirimir. Nos plantea como sociedad un escenario pacífico para promover y realizar cambios. Pero, además, nos obliga como individuos a comprometernos a aceptar que hay otros que piensan distinto”, dijo hoy Macri a través de Facebook.

Más allá de la semana 14 de gestación, el aborto se garantizaba en el proyecto rechazado para el caso de que el embarazo haya sido producto de una violación, en caso que estuviera en riesgo la vida o salud de la mujer o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto.

El proyecto permitía la objeción de conciencia de los profesionales de salud, pero no de las instituciones médicas que se nieguen a practicar abortos.

Uno de los principales argumentos de quienes apoyan que el aborto sea “seguro, legal y gratuito” es que en Argentina se producen supuestamente unos 500.000 abortos clandestinos al año, una cifra que han objetado numerosos especialistas que comparecieron en la Cámara Alta.

Según expuso recientemente en el Senado el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien abiertamente se posicionó a favor del proyecto, en 2016 hubo 245 muertes maternas en el país, 43 de ellas por abortos.

Las organizaciones “provida” consideran que el aborto es “un fracaso social” y avasalla el derecho a la vida del niño por nacer y piden a los parlamentarios que respeten “las dos vidas” reforzando las políticas públicas de educación sexual y la asistencia a las madres embarazadas.

Los colectivos que representan a ambas posiciones se concentraron durante toda la jornada en los alrededores del Congreso, con multitudinarias movilizaciones, una vigilia marcada por la lluvia y los pañuelos verdes -a favor del proyecto- y celestes -en contra del aborto-.

Al no ser aprobado, el proyecto no podrá ser presentado nuevamente para su tratamiento hasta las sesiones del próximo año.

 

Mundo

Día clave en Argentina: Senado debate si legaliza el aborto

El Senado de Argentina inicia este miércoles el debate de un proyecto de ley para la legalización del aborto, dos meses después de su aprobación en la Cámara de Diputados, mientras miles de mujeres, a favor y en contra de la norma, se concentran en los alrededores del Parlamento.

Fuente: EFE

La sesión será intensa y larga y la votación, reñida, como ya ocurrió el pasado 14 de junio, cuando la Cámara Baja terminó dando el visto bueno a la iniciativa que establece que toda persona gestante tiene derecho a interrumpir su embarazo durante las primeras 14 semanas tras un debate que se extendió casi 24 horas.

Pese a que, en esta ocasión, se espera que la sesión sea algo más corta al tratarse de 72 senadores (frente a 256 diputados), lo más probable es que la votación tenga lugar en la madrugada del jueves, ya que primero los legisladores deben abordar qué dictamen se aborda en el recinto, algo que no pudieron determinar al finalizar el debate en comisión por una disputa sobre el procedimiento.

Un documento realizado de manera colaborativa por la ciudadanía a iniciativa de la organización Economía Feminista refleja que, en este momento, 37 senadores están en contra del proyecto aprobado en la Cámara Baja, 26 lo apoyan, 2 se abstienen y 7 no se han pronunciado.

La cifra de legisladores que darían su visto bueno a la iniciativa asciende a 31 si esta se modifica y se reduce el plazo para interrumpir un embarazo de 14 a 12 semanas, se incorpora la objeción de conciencia y no se penaliza a los médicos que se nieguen a practicar un aborto.


Mientras se desarrolla la sesión, que arrancará a las 9.30 horas local (12.30 GMT) a pesar de que en principio estaba prevista para las 10.30 (13.30 GMT), los alrededores del Congreso permanecerán rodeados de miles de personas.

Un lado de la plaza se teñirá del celeste que caracteriza al autodenominado movimiento "pro vida" -contrario a la legalización- y el otro acogerá a quienes están a favor, con los ya emblemáticos pañuelos verdes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que desde hace 13 años impulsa este proyecto.

A ambos lados se celebrarán charlas, conciertos, talleres y todo tipo de actividades en las que se espera congregar a miles de mujeres.

En una rueda de prensa celebrada esta semana, las integrantes de la Campaña anunciaron que esperan convocar al doble de manifestantes que en la movilización del pasado junio y alcanzar los dos millones de personas gritando a favor del aborto legal, seguro y gratuito en Argentina.

Según estimaciones oficiales, en el país austral se practican 354.627 abortos al año, es decir, 41 por hora.

Además, Unicef calcula que nacen anualmente casi 3.000 bebés de niñas de entre 10 y 14 años y, para Amnistía Internacional, el aborto clandestino es la principal causa de muerte materna en 17 de las 24 provincias. EFE

 

Mundo

Condenan a prisión a exvicepresidente argentino Amado Boudou por cohecho

Buenos Aires. La Justicia argentina condenó hoy al exvicepresidente argentino Amado Boudou (2011-2015) a cinco años y 10 meses de prisión por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública en la presunta compra irregular de la imprenta de dinero Ciccone.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 4 de Buenos Aires, integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel, María Gabriela López Iñiguez y Jorge Gorini, ordenó su detención inmediata y estableció una multa de 90.000 pesos (unos 3.200 dólares) y la “inhabilitación especial perpetua” para cargos públicos.

Los magistrados también impusieron una pena de 5 años y medio de cárcel para José María Núñez Carmona por considerarlo “partícipe necesario” de esos delitos y una de 4 años y medio para Nicolás Ciccone, exdueño de la empresa, como “autor penalmente responsable” de cohecho activo.

También ordenaron la prisión preventiva para ambos, aunque, en el caso del segundo, bajo la modalidad de domiciliaria.

Los magistrados dieron así por acreditado que Boudou y su socio Núñez Carmona adquirieron la empresa quebrada Ciccone Calcográfica mientras el primero era ministro de Economía (2009-2011) con el fin de contratar con el Estado la impresión de billetes y documentación oficial.

Según la investigación judicial, la compra se realizó a través de la sociedad The Old Fund de Alejandro Vandenbroele, supuesto testaferro de Boudou, que hoy fue condenado a dos años de cárcel en suspenso y a tareas comunitarias no remuneradas.

Además, el tribunal estableció una pena de tres años de cárcel para Rafael Resnick Brenner, por entonces jefe de asesores del Fisco, y una de dos años y medio para Guido Forcieri, entonces jefe del gabinete de asesores en el Ministerio de Economía, ambas también en suspenso.

Durante sus últimas palabras en el juicio, el exvicepresidente se declaró víctima de una persecución por haber querido “transformar la realidad” del país y aseguró que la acusación de cochecho “no tiene ningún asidero ni ningún vínculo con la prueba porque no existió”.