El Vaticano asegura que su enviado fue expulsado de Nicaragua

El Vaticano dijo este sábado recibir con "sorpresa y dolor" la decisión del gobierno de Nicaragua de retirar el beneplácito al nuncio en Managua desde 2018, "imponiéndole que dejara inmediatamente el país", aseguró en un comunicado.


Fuente: AFP

La Santa Sede calificó de “incomprensible” esa decisión “ya que durante su misión monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag ha trabajado incansablemente por el bien de la Iglesia y del pueblo nicaragüense”.

El nuncio dejó el país el pasado domingo, según pudo saber esta semana la AFP a partir de una fuente diplomática.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, el obispo Carlos Herrera, afirmó el martes en Canal 10 que las relaciones “no eran buenas” entre Sommertag y el gobierno de Daniel Ortega, y que probablemente el papa Francisco le iba a pedir que renunciara.

Pero en su comunicado, el Vaticano afirmó haber recibido “con sorpresa y dolor” la notificación de que el gobierno había retirado su beneplácito al nuncio Sommertag, “imponiéndole que dejara inmediatamente el país” .

Una orden “incomprensible”, explican en su comunicado, ya que el nuncio trabajó “incansablemente” para la Iglesia Católica y el pueblo de Nicaragua, buscando “favorecer las buenas relaciones” entre las autoridades y la Santa Sede.

El Vaticano afirma estar convencido “de que esta grave e injustificada decisión unilateral no refleja los sentimientos del pueblo de Nicaragua, profundamente cristiano”.

El representante permanente del Vaticano llegó a Managua en mayo de 2018, cuando el país era azotado por masivas manifestaciones antigubernamentales, en las cuales la Iglesia Católica fue mediadora para buscar una salida a la crisis.

El nuncio participó como testigo en la segunda etapa de un diálogo, realizado en 2019, que fue suspendido sin resultados.

Las relaciones entre el gobierno y los obispos de la Iglesia católica son tensas, tras las protestas de 2018. El oficialismo acusa al clero de haberse coludido con sus opositores para un golpe de Estado, como califica esas manifestaciones.

Daniel Ortega, de 76 años, fue reelegido por un cuarto mandato en noviembre.

Más de 40 críticos del gobierno fueron detenidos en Nicaragua entre junio y diciembre de 2021, incluidos siete potenciales rivales electorales de Ortega. A este grupo se suman otras 120 personas encarceladas por participar en las protestas antigubermantales de 2018.

Más de 2,5 millones de personas huyeron de la guerra en Ucrania, según la ONU

Más de 2,5 millones de personas han huido de una guerra "sin sentido" en Ucrania y hay otros dos millones de desplazados internos desde que empezó la ofensiva rusa el 24 de febrero, informó la ONU este viernes.


Fuente: AFP

Las agencias humanitarias de la ONU calculaban que a lo largo de los seis primeros meses de guerra, habría unos 4 millones de personas huyendo de Ucrania, pero es probable que se rebasen estas previsiones.

“El número de refugiados que salieron de Ucrania trágicamente alcanzó hoy 2,5 millones. Estimamos también que cerca de dos millones de personas están desplazadas en el interior de Ucrania”, indicó Filippo Grandi, Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU, en un tuit.

“Millones de personas deben dejar sus casas debido a esta guerra sin sentido”, agregó.

De los más de 2,5 millones de refugiados, 116.000 eran nacionales de terceros países, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Polonia es el principal país de acogida de los refugiados. Desde el inicio de la invasión rusa, más de 1,5 millones de personas llegaron a su territorio.

Ante esta afluencia, la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) reforzó su asistencia a Ucrania y a los países vecinos.

“Nos coordinamos también con las autoridades locales para mejorar las condiciones de acogida en los puntos de cruce de las fronteras internacionales donde la gente espera en filas durante horas”, declaró desde la frontera polaca Matthew Saltmarsh, un portavoz de ACNUR, a los periodistas en Ginebra.

“AYUDA VITAL”

ACNUR agradeció la inmensa solidaridad de los ciudadanos de los países vecinos, donde “las autoridades públicas, la sociedad civil y los voluntarios aseguran la acogida y la asistencia [de los refugiados]”.

En el este de Ucrania, como en Járkov (noreste) y Mariúpol (sureste), la situación humanitaria es más dramática. Ambas ciudades viven enfrentamientos y bombardeos desde que inició la ofensiva rusa.

“El acceso a las comunidades afectadas por el conflicto en áreas como Mariúpol y Jarkov sigue siendo muy limitado debido a las actividades militares en curso y la presencia cada vez mayor de minas terrestres, que agravan las necesidades humanitarias todos los días”, indicó Matthew Saltmarsh.

“Hay una necesidad urgente de comida, agua, medicamentos y cuidados médicos, refugios, artículos básicos para el hogar, cobertores, colchones, dinero, material de construcción, generadores y carburante”, precisó.

El portavoz también dijo que la ONU “continúa negociando” para poder llevar en condiciones de seguridad “una ayuda vital”.

Un convoy humanitario salió hacia la ciudad de Dnipró el 10 de marzo para distribuir ayuda en las zonas más afectadas de Mariúpol lo antes posible.

ACNUR también reforzó su presencia en el centro y el oeste de Ucrania, donde las necesidades de la población aumentan. La agencia abrió almacenes en Vínnytsia, Úzhgorod, Chernivtsí y dos en Leópolis (Lviv).

Acnur subrayó la importancia de recibir apoyo internacional en forma de dinero metálico para ayudar a la población, ya que muchas tiendas únicamente aceptan ahora esta forma de pago.

La ONU estima que el conflicto podría desplazar hasta 6,7 millones de personas en Ucrania.

Expertos piden prudencia ante la retirada de las mascarillas en Brasil

Investigadores de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), un referente en estudios sobre la salud en Brasil y América Latina, pidieron este viernes a las autoridades "prudencia" en la flexibilización de medidas contra la covid, tras la liberación del uso de las máscaras en varias ciudades del país.


Fuente: EFE

Al menos 9 de las 27 capitales regionales del país ya permiten que sus habitantes se retiren las mascarillas en lugares al aire libre, entre ellas Río de Janeiro, que desde la semana pasada también liberó su uso en espacios cerrados.

Según el documento que recoge el análisis de los expertos, el que ahora se pueda acceder a espacios cerrados sin máscara puede causar impacto en el Carnaval de Río, que por la pandemia aplazó sus majestuosos desfiles del sambódromo para finales de abril.

Esto, porque pueden aumentar los casos y las hospitalizaciones, ya que si bien la vacunación ha avanzado bastante en el país, “necesita ir más allá”.

El análisis no se centra exclusivamente en Río, como pionera en la liberación de máscaras en lugares cerrados. También advierte sobre la flexibilización del tapabocas en lugares abiertos, pues allí también se registran aglomeraciones, y sobre la necesidad de seguir respetando el espacio físico, algo que ya prácticamente no se ve.

Para los expertos, este tipo de decisiones hacen que la gente pierda el interés en vacunarse y así se corre el riesgo de un retroceso en las mejoras obtenidas con la desaceleración de la pandemia.

“Facilitar medidas como el distanciamiento físico o abandonar el uso de las mascarillas de forma irrestricta contribuye a un posible aumento de casos, hospitalizaciones y muertes, y no nos protege de una nueva ola”, explicaron los investigadores.

En ese sentido, señalaron que las próximas semanas serán cruciales para entender los nuevos escenarios de la covid-19 en relación al control en la dinámica de transmisión.

“El aumento de casos, incluso entre los vacunados, incrementa la demanda de hospitalizaciones y posiblemente las muertes. Con la situación actual, lo ideal es volver al patrón que se tenía desde el inicio de la pandemia, cuando recomendábamos encarecidamente el uso de máscaras, la higiene de manos y evitar aglomeraciones”, enfatizaron.

Después de que la ómicron causara una nueva ola de contagios en Brasil, pero no elevara al mismo ritmo el número de muertes en el país, varios alcaldes y gobernadores decidieron liberar a los habitantes de las máscaras que han tenido que utilizar en los últimos dos años..

Desde que llegó al gigante suramericano, dos años atrás, la covid ha dejado unos 655.000 muertos y cerca de 30 millones de positivos en el país.

Aunque los promedios de contagios se ubican actualmente en unos 50.000 casos diarios y la media de muertes está en cifras de mayo de 2020, con unas 500 víctimas fatales cada día, Brasil continúa como el segundo país con más fallecidos por el virus, y el tercero en número de positivos, después de Estados Unidos e India.

Suiza prohíbe sobrevolar su territorio para transportar armas

Suiza, fiel a su doctrina de neutralidad militar, prohibió que sobrevuelen su territorio a los que deseen aportar un apoyo armamentístico a las tropas en Ucrania, anunció este viernes el gobierno.


Fuente: AFP

 

“En relación con la agresión rusa contra Ucrania, el Consejo Federal decidió (…) que las solicitudes de sobrevuelos sobre el territorio suizo de las partes en conflicto y otros Estados con el fin de aportar un apoyo militar a las partes, incluso a través de la entrega de material bélico, no serán aceptadas”, indicó el Ejecutivo en un comunicado.

Esta decisión no se refiere al sobrevuelo de aeronaves militares de las partes en conflicto o de otros Estados con fines humanitarios o médicos, incluido el transporte aéreo de heridos.

Según la ley de neutralidad, Suiza no puede participar en una guerra entre otros estados.

Históricamente, la neutralidad desempeñó un papel importante en la formación del Estado suizo y se menciona en documentos que datan de 1647, explicó la Confederación en un folleto sobre la neutralidad publicado después de la invasión rusa de Ucrania.

La “neutralidad militar permanente” de Suiza fue reconocida internacionalmente en una declaración de las principales potencias europeas (Rusia, Inglaterra, Prusia, Austria y Francia) en el Congreso de Viena en 1815.

Desde la creación del estado federal suizo en 1848, ha sido un componente importante de la política de seguridad suiza y de la política exterior, un concepto ampliamente aceptado por la población, según encuestas.

El derecho a la neutralidad, que ha sido codificado en las Convenciones de La Haya del 18 de octubre de 1917, define los derechos y las obligaciones de un Estado neutral como el Suizo.

El más importante consiste en la inviolabilidad del territorio del Estado neutro.

Entre las obligaciones principales figuran abstenerse de participar en la guerra, asegurar su propia defensa, garantizar la igualdad de trato de los beligerantes por la exportación de material de guerra, evitar suministrar mercenarios y rechazar poner a disposición su territorio a los contendientes.