En Madrid pagarán 3 millones de euros para matar a 12 mil cotorras argentinas

En la ciudad de Madrid, España, pagarán 3 millones de dólares para matar a 12.000 cotorras argentinas, una especie considerada invasiva que atenta contra la biodiversidad de la zona, señalan.


Fuente: La Nación, ar

Las cotorras argentinas no son bienvenidas en Madrid. Al contrario. Este ejemplar de ave es considerado, para el ayuntamiento de la capital española, una especie “exótica invasora” y por lo tanto han planificado una campaña para terminar con ellas en el otoño boreal de 2020. Se calcula que en dicha ciudad hay una población media de 12.000 ejemplare

Para acabar con estos pájaros verdes de la familia de los loros -de nombre científico Myiopsitta monachus- que atentan contra la biodiversidad de la zona y también contra la salud de los ciudadanos de la urbe, se pondrán trampas, redes y se cerrarán los nidos para que cuando las aves acudan allí a dormir se las pueda cazar con la mano. También se llevará adelante una esterilización de los huevos para que las cotorras no se reproduzcan.

Soria Carreras indicó también que los nidos de estos pájaros pueden ser peligrosos, los que caídos desde una altura de 15 metros pueden llegar a ser mortales”. Además, estos pájaros, llamados también cotorra monje o cotorra verdigris, pueden contagiar enfermedades a otras aves e incluso a seres humanos. En los últimos años, esta especie, “ruidos y gregaria” fue ganando terreno a las especies autóctonas y sacándole espacio a sus nidos.

Los ejemplares que perdieron terreno con la llegada de estas aves son el gorrión, la golondrina y el vencejo.

La invasión a Madrid de esta ave originaria de la selva semitropical del norte de Argentina y del sur de Brasil se produjo de las décadas de los ochenta y noventa cuando se compraban como animales de compañía o mascotas. En 2011 el Ministerio de Agricultura las incluyó en su lista de especies exóticas tropicales, según informa el diario español El País.

Estas pequeñas aves verdes del orden de los Psittaciformes, que pesan entre 120 y 140 gramos, también están causando serios problemas ambientales en Chile, sobre todo en la región metropolitana de Santiago.

 

Transforman al zoológico de Río en el primer parque de conservación de Brasil

Leones, tigres, elefantes, osos, reptiles y cientos de aves dejarán sus jaulas en el zoológico de Río de Janeiro para disfrutar de áreas de integración en un gigantesco parque de conservación, el primero de este tipo en Brasil y uno de los más destacados de América Latina.


Fuente: EFE

Con una inversión de 80 millones de reales (unos 18,6 millones de dólares), el Bioparque de Río abrirá sus puertas en julio cuando los visitantes podrán disfrutar de una experiencia inmersiva sin precedentes.

Además de la fauna propia de la biodiversidad brasileña, el Bioparque tendrá animales que llegarán de otros continentes para hacer parte de una especie de banco genético con el que el proyecto busca promover la investigación y la conservación de las especies.

Tal es el caso de dos parejas de jirafas que llegarán de Sudáfrica y que pueden contribuir con la genética de la especie y con el manejo de esa población en América Latina.

La llegada de los gigantescos animales está prevista para abril y se hará bajo una complicada logística que solo para el transporte requiere de una aeronave de dimensiones especiales y cuyo costo asciende a unos 350.000 dólares.

"En esto de la biodivesidad estamos todos conectados y estamos asociados con el Gobierno de Sudáfrica, con la Universidad de Pretoria para contar un poco esa historia de la jirafa", explicó a Efe Fernando Meneses, director del Bioparque.

De acuerdo con Meneses, el proyecto pretende "hacer un gran banco genético aquí en Brasil y ser un difusor en toda América del Sur de las jirafas y hacer también todo ese trabajo de reproducción".

El nuevo proyecto se basa en el concepto de "encerramiento inverso" donde la prioridad será el bienestar de los animales que podrán disfrutar de espacios más amplios sin dejar de lado la comodidad de los visitantes que podrán circular por pasarelas y túneles.

Y es que este nuevo "zoológico" dejará de tener un carácter meramente expositivo para transformarse en centro de conservación de la biodiversidad, con programas de educación e investigación que adelantará en asocio con entidades y universidades de Brasil y de otros países.

"Es un concepto nuevo que está basado en educación, investigación y conservación y la idea es que podamos traer la biodiversidad no solo de Brasil sino de toda América Latina", señaló Meneses.

En su nueva estructura, el Bioparque tendrá varios áreas adaptadas por especies y todas permanecerán en el antiguo espacio del zoológico de Río, ubicado en los jardines de la Quinta de Boa Vista, que otrora fuera el Palacio Imperial y posteriormente albergara el Museo de Arte de Río, consumido por las llamas en septiembre de 2018.

Mientras que en un área estarán integrados hipopótamos, cebras, jirafas y antílopes, en medio de ríos y fuentes, otra reunirá a más de 220 aves de 50 especies diferentes en un ambiente que semejará una selva.

Otro espacio estará dedicado a los animales de sangre fría, como serpientes y caimanes, y los felinos tendrán un entorno natural y donde leones, tigres y jaguares podrán ser observados a través de gigantescos paneles de vidrio.

Uno de los ambientes más esperados es el de los elefantes que ahora contarán con cerca de 8.000 metros cuadrados para circular libremente y que podrán ser observados nadando en una inmensa piscina, a través de un gigantesco panel acrílico.

Actualmente en obras y con más de 100 operarios trabajando a toda marcha para la apertura del parque en julio, este proyecto financiado en su totalidad por la empresa privada tiene prevista una constante actualización hasta 2043 con novedades que se inaugurarán cada tres años para mantener la vigencia y modernidad del parque.

 

El papa recibirá mañana a Lula da Silva en el Vaticano

El papa Francisco recibirá este jueves al expresidente brasileño Lula da Silva en el Vaticano y hablarán de la lucha contra el hambre o sobre las desigualdades, según confirmaron desde el entorno del exmandatario.


Fuente: EFE

El encuentro entre el pontífice argentino y Da Silva se producirá por la tarde, por lo que previsiblemente tendrá lugar en la residencia Casa Santa Marta, donde Francisco vive y mantiene sus reuniones personales fuera del protocolo habitual de palacio.

Lula, que ya está en Roma, consiguió viajar a Italia después de que la justicia de Brasilia aceptara posponer al día 19 de febrero un interrogatorio previsto para ayer, día 11.

La reunión con el papa tendrá lugar gracias a la intermediación del presidente argentino, Alberto Fernández, que visitó el Vaticano el pasado 31 de enero, según informa el Partido de los Trabajadores de Brasil en un comunicado.

El exmandatario brasileño informó el pasado miércoles de su intención de visitar al papa para agradecerle "su dedicación por el pueblo oprimido" y para debatir sobre "la experiencia brasileña en el combate a la miseria".

Pero además quiere agradecer a Bergoglio por "su solidaridad" cuando él pasó por "un momento difícil" en prisión, ya que el papa respondió el pasado mayo a una carta suya para expresarle su cercanía y darle ánimos.

Lula, quien pasó 580 días en prisión y está en libertad provisional, está condenado en dos procesos por corrupción y tiene al menos otras siete investigaciones abiertas en su contra.

El exmandatario fue condenado en tercera instancia a 8 años y 10 meses por corrupción pasiva y blanqueo de capitales, tras haber sido hallado culpable de recibir un apartamento en el balneario paulista del Guarujá a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

El proceso todavía debe ser analizado por la máxima Corte del país, última instancia posible.

La otra pena que pesa sobre Lula es de 17 años y 1 mes de cárcel en un caso muy similar y ya confirmada en la segunda instancia.

 

Promobot, el androide que ayuda a detectar el coronavirus

Promobot es una startup creada en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos. El director de la empresa es el ruso Oleg Kivorkutsev, quien se dedica a la fabricación de robots autónomos para brindar diferentes servicios.

La función del robot instalado en Times Square, Nueva York, es preguntar sobre los principales síntomas del coronavirus e informar sobre cómo evitar su propagación. El androide mide 1.50 m de altura y realiza un cuestionario a todos los que se detienen frente a él.

Una vez completado el cuestionario, el robot analiza la información y decide si es recomendable que la persona vaya o no al médico. Además, aconseja las medidas necesarias para evitar el contagio caso que el individuo presente síntomas sospechosos.

Para Kivorkutsev, el desarrollo del software de este robot es una forma de calmar los nervios y el miedo de la gente debido al brote del nuevo coronavirus. “Si entienden pocas y simples cosas, por ejemplo, qué síntomas tiene el coronavirus, qué deben hacer para prevenirlo, todo estará bien y todos estarán contentos”, indicó a Reuters.

Hasta ahora, cinco personas en la ciudad de Nueva York han sido analizados por sospechas del virus, con cuatro diagnósticos negativos y uno pendiente.

Hasta el momento, hay más de 45.000 casos confirmados y 1.100 muertos en China. Solamente este miércoles se reportaron 94 muertes y 1.638 nuevo contagios.