Estados Unidos supera el medio millón de muertos por COVID-19

Estados Unidos superó este lunes el medio millón de muertos por covid-19, un sombrío récord al que no se acerca ningún otro país del mundo y que se cumple en un momento en el que el Gobierno del presidente Joe Biden está acelerando la campaña de vacunación.


Fuente: EFE

Pasadas las 17.08 hora local del Este de EE.UU. (22.08 hora GMT), el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins registraba 500.071 fallecidos por la enfermedad y 28.174.133 millones de contagios.

Con motivo de este funesto récord, el presidente de EE.UU., Joe Biden, ordenó hoy que las banderas de todos los edificios federales del país, incluida la Casa Blanca, y las instancias oficiales en el extranjero, como las embajadas, ondeen a media asta durante los próximos cinco días en señal de luto.

Biden emitió una proclamación presidencial con esa orden y recordó que esos más de 500.000 fallecidos en un solo año por la pandemia son más que si se suman los estadounidenses muertos en la I Guerra Mundial, la II Guerra Mundial y la Guerra de Vietnam.

El mandatario tiene previsto pronunciar unas palabras en una ceremonia solemne este lunes en memoria de los fallecidos por el covid-19.

Además, la Catedral de Washington DC tocó sus campanadas a las 17.00 hora local (22.00 hora GMT) 500 veces en homenaje al más de medio millón de víctimas mortales.

Ese hito de medio millón de muertos, más que los fallecidos en cualquier guerra de EE.UU. con la excepción de la contienda civil (1861-1865), convierte al país en el más afectado por la pandemia, con más del doble de decesos por la covid-19 que la nación que le sigue, Brasil.

De acuerdo al recuento de Johns Hopkins, Brasil registra 246.504 fallecidos por el covid-19; seguido de México, con 180.107; la India, con 156.385; el Reino Unido, con 120.987, e Italia, con 95.992.

Respecto a los contagios, por detrás de EE.UU. están India, con 11.005.850; Brasil, con 10.168.174; el Reino Unido con 4.138.225; Rusia, con 4.130.447; Francia, con 3.669.346, y España, con 3.153.971.

Dentro de EE.UU., los estados con más fallecidos son California, con 49.439; Nueva York, con 46.917; Texas, con 42.291; Florida, con 30.065, y Pensilvania, con 30.065.

En cuanto a los casos, los estados con un mayor número son California con 3.533.639; Texas, con 2.603.112; Florida, con 1.872.923; Nueva York, con 1.597.969, e Illinois, con 1.175.568.

Biden había pronosticado que en este mes de febrero se superaría el medio millón de fallecidos y que en total morirán más de 600.000.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para el 1 de junio habrán muerto unos 615.000.

 

Bolivia aguarda la llegada de medio millón de vacunas chinas

Bolivia aguarda la llegada de medio millón de vacunas del laboratorio chino Sinopharm que serán transportadas al país en un avión de la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA) enviado en esta jornada al país asiático, informó este lunes el Gobierno nacional.


Fuente: EFE

"Informamos que un avión Boeing 767 de @BoABolivia se encuentra rumbo a Beijing para traer medio millón de vacunas Sinopharm a nuestro país", escribió en Twitter el presidente boliviano, Luis Arce.

El mandatario también agradeció "el apoyo" del presidente chino, Xi Jinping, "para combatir la pandemia".

La aeronave trasladará a Bolivia 500.000 dosis de la vacuna china, 100.000 de ellas donadas por el Gobierno de Xi Jinping y las restantes compradas, por el Ejecutivo boliviano, recordó por su parte el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, también en Twitter.

También traerá 102.400 jeringas, respiradores y otro material donado y supuestamente "abandonado" en China por la gestión transitoria de la expresidenta Jeanine Áñez, según Blanco.

La carga incluirá además medicamentos adquiridos de la empresa china Meheco, agregó el viceministro.

El medio millón de vacunas chinas se suma a los 15,2 millones gestionados con Rusia, con la compañía farmacéutica Serum de la India y mediante la plataforma Covax de Naciones Unidas.

A fines de enero Bolivia recibió un lote de unas 20.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V con el que comenzó la inmunización del personal de la salud.

Más de 10.000 personas ya han recibido la primera dosis de esa vacuna y en estos días se empezó a aplicar la segunda, según el Ministerio de Salud.

Las dosis utilizadas son parte de un lote mayor de 5,2 millones contratado por el Gobierno boliviano, que también adquirió 5 millones de vacunas de la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford a través de Serum.

Las vacunas rusas empezarán a llegar en mayor cantidad en marzo y las de AstraZeneca y Oxford en abril.

El vecino país también se beneficiará con una donación de 92.430 dosis de la vacuna Pfizer y 900.000 de AstraZeneca garantizadas mediante el Mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El presidente Arce aseguró el fin de semana que "muy pronto" comenzará el programa general de vacunación contra el covid-19 que, a su juicio, será la solución "definitiva" a la pandemia.

La inmunización es uno de los componentes del plan gubernamental contra la pandemia, que también incluye las pruebas masivas para detectar casos y una coordinación con los gobiernos subnacionales.

Bolivia acumula 11.441 muertes y 242.292 contagios desde marzo de 2020, cuando se detectaron los primeros casos de covid-19 en el país.

El Gobierno nacional considera que el país se encuentra en una fase de "desescalada" de la segunda ola registrada desde fines de diciembre.

 

Cómo ayudar a tus hijos a aceptar el aburrimiento y por qué puede ser bueno

Algunos especialistas consideran que el aburrimiento puede esconder algo bueno ya que es potencialmente la chispa que necesitan para ser creativos.


Fuente: BBC News Mundo

¿Tenemos que dejar que se aburran?

"¡Estoy aburrido!".

"No sé qué hacer…".

"¡Qué aburrido es esto!".

Durante los confinamientos, los niños han gozado de un tiempo casi ilimitado para estar frente a las pantallas mientras los padres hacían malabares para entretenerlos lejos de ellas y cumplían al mismo tiempo con sus obligaciones laborales.

Y a pesar de ese ingente esfuerzo por parte de la familia, hay muchos niños para quienes los confinamientos son frustrantes y aburridos.

Sin embargo, algunos especialistas consideran que el aburrimiento puede esconder algo bueno.

"Uno pensaría que los niños de la era de internet ya no saben qué es el aburrimiento, pero las investigaciones muestran que los niños están más aburridos que nunca", explicó al programa de la BBC Bitesize el doctor Sandi Mann.

Este profesor de psicología en la Universidad de Central Lancashire y autor de "The Science of Boredom: Why Boredom is Good" (La ciencia del aburrimiento: por qué el aburrimiento es bueno) recuerda que los niños de ahora "tiene un nivel muy alto de estimulación, que reduce su umbral de aburrimiento".

Esto significa que necesitan más estimulación para no aburrirse, mientras que las generaciones anteriores aprendieron a usar herramientas diferentes y más allá de la red.

Para la académica Teresa Belton, el aburrimiento es potencialmente la chispa que necesitamos para ser creativos.

"Cuando los niños no tienen nada que hacer, ahora encienden inmediatamente la televisión, la computadora, el teléfono o algún tipo de pantalla. El tiempo que dedican a estas cosas ha aumentado", dice.

"Pero los niños necesitan tener tiempo para imaginar y para seguir sus propios procesos de pensamiento o para asimilar sus experiencias a través del juego o simplemente observando el mundo que los rodea".

Entonces, ¿de verdad hay que dejar que se aburran?

El doctor Mann tiene 3 consejos para los padres:

1.Sí, deja que se aburran

"Creo que tenemos mucho miedo de que si nuestros hijos se aburren, estemos fracasando como padres, pero en realidad creo que es al revés y estamos fracasando como padres si no dejamos que se aburran", dice.

2.Limita el tiempo de pantalla y las computadoras

"No confíe únicamente en los dispositivos que utilizan elementos pasivos para reducir su aburrimiento. Necesitan un tiempo de aburrimiento real donde lo único que tienen para entretenerse es su propia imaginación y creatividad".

El especialista cree que en esta era digital, eso es algo que hemos perdido

3. Proporciónales herramientas

Dales ropas para que se disfracen u objetos para hacer manualidades. Cualquier cosa que puedas encontrar por ahí.

"Necesitan hacerlo de forma activa; necesitan usar su propia imaginación. Esto los hace más tolerantes con el aburrimiento, les ayudará a poder concentrarse más y a desarrollar su propia creatividad"

El doctor teme que si los niños no pueden tener un tiempo de inactividad, su creatividad se apaga".

La experiencia de una madre

La maestra de escuela primaria Monica Saunders tiene tres hijas de 15, 13 y 5 años. Está de acuerdo con el enfoque del Dr. Mann.

"Ha llevado semanas encontrar una rutina que funcione para todas. Les dejé encontrar su propia manera de hacerlo y ellas mismos crearon sus propias rutinas diferentes".

Saunders cuenta como animó a sus hijas a utilizar este tiempo de confinamiento para encontrar algo que les guste hacer y para lo que normalmente no tendrían tiempo.

"Las redes sociales son excelentes para mantenerse en contacto con amigos, pero han comenzado a aburrirse y han comenzado a encontrar otras cosas que hacer", dice.

"Lo bueno de esto es que ha conseguido que tengan más recursos para la vida diaria. Incluso yendo por zonas que conocen bien, normalmente mirarían mapas en sus teléfonos para saber si iban por el camino equivocado".

"Pero debido a que hay muchas menos actividad en redes sociales están comenzando a encontrar otras cosas: jugaron a las preguntas el fin de semana y ellas mismas prepararon las pruebas".

"También pasaron mucho tiempo en el jardín pensando en pistas que normalmente no tienen la paciencia o el tiempo para preparar".

Hay que decirle a los niños: "El aburrimiento es bueno para ti, ¡disfrútalo mientras puedas!".

 

La OMS denuncia que algunos países ricos socavan el reparto global de vacunas

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, denunció este lunes que algunos países ricos están socavando el reparto global de vacunas del covid y les instó a replantearse las revisiones al alza de sus acuerdos con las farmacéuticas.


Fuente: EFE

En una rueda de prensa virtual junto al presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, explicó que cuando los países ricos revisan sus contratos para comprar más vacunas esto repercute negativamente en los estados que participan en el Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (Covax), que pueden recibir menos dosis o más tarde.

Tedros agradeció las recientes promesas de los países del G7 para aportar 7.500 millones de dólares (6.188 millones de euros) al Covax, pero advirtió que no basta con financiación.

El dinero de por sí "no sirve para nada" si en los primeros compases de la campaña de vacunación, cuando las dosis que se pueden producir y comercializar no satisfacen la demanda global, los países de renta alta acaparan todas las partidas.

"Las ayudas son importantes, pero a la vez quiero apuntar los retos a los que nos enfrentamos. Incluso con el dinero. Si no podemos comprar vacunas, el dinero no sirve para nada. Algunos países industrializados están comprando más dosis y en consecuencia los contratos con Covax se están viendo afectados", afirmó.

Instó a los países ricos a plantearse si al actualizar al alza sus contratos con los productores de las vacunas - como han hecho recientemente EEUU y la Unión Europea (UE), aunque Tedros no citó a ninguno en concreto - no están "poniendo en cuestión toda la iniciativa Covax".

Deben analizar, "antes de pedir más dosis a los productores", si su decisión "no tiene efectos negativos en las vacunas de Covax", agregó el director general de la OMS.

Steinmeier aseguró en este sentido: "los recursos financieros son necesarios, pero no son vacunas".

SOLIDARIDAD, ÉTICA E INTERÉS

Tedros apeló a la "solidaridad" y a la "ética", pero no solamente. Se trata, argumentó, de proteger "al conjunto del mundo", porque la pandemia sólo se podrá vencer cuando se venza "globalmente. "Las islas de felicidad no van a durar mucho", agregó.

Steinmeier apuntó en este sentido que "no es razonable vacunar sólo a los vulnerables de un país", sino que contra el Sars-CoV2 hay que actuar "globalmente": Por "humanidad" y "moral", pero "también en nuestro propio interés".

"Una campaña de vacunación global es interesante para todos, incluso para los países ricos. Socavar Covax no sólo es un problema para los no inmunizados, también lo es para los países donde la población ya ha sido inoculada", explicó el responsable de la OMS apuntando a posibles variantes para las que las primeras vacunas no sean efectivas.

Tedros reconoció que los gobiernos están comprometidos, en primer lugar, con su ciudadanía, pero señaló que hay que explicar que no sólo basta con inmunizar a las personas de un país, es "mejor proteger a todo el mundo".

AUMENTAR LA PRODUCCIÓN

Frente a este problema, el director general de la OMS pidió un "aumento significativo" de la producción de vacunas "tan rápido como sea posible" para "poder volver a la normalidad".

Abogó por la cooperación entre farmacéuticas (con la licencia de fórmulas autorizadas, por ejemplo), pero evitó posicionarse sobre la propuesta de eliminar las patentes de forma excepcional para la covid y lograr así una producción masiva y barata.

Steinmeier apuntó además otro ángulo del denominado nacionalismo de las vacunas, pues la pandemia se ha convertido a su juicio en un "momento geopolítico" donde algunos países - en referencia a Rusia y China - están repartiendo dosis a otros países con objetivos políticos, algo que podría tener "enormes consecuencias para nuestro futuro".

Covax es una alianza dirigida por la OMS, la alianza para las vacunas GAVI y la Coalición para la Promoción de Innovaciones a favor de la Preparación ante Epidemias (CEPI) con el objetivo de garantizar el acceso equitativo a las vacunas contra el coronavirus. Hasta el momento ha adquirido 330 millones de dosis en nombre de 140 países.

Los países del G7 anunciaron este viernes 7.500 millones de dólares (6.188 millones de euros) para Covax, encabezados por las aportaciones de EEUU (2.000 millones de dólares) y Alemania (1.500 millones de euros o 1.818 millones de dólares).