La OMS no descarta propagación del ébola desde RD del Congo

La Organización Mundial de Salud (OMS) no descartó un riesgo de transmisión regional e internacional del virus del Ébola tras una nueva epidemia de esta fiebre hemorrágica en el noroeste de la República Democrática del Congo.


Fuente: AFP

La reaparición de este virus en la ciudad de Mbandaka ha causado dos muertos desde el 21 de abril. A fecha de 27 de abril, “267 contactos han sido identificados”, según la OMS, que juzga “difícil de evaluar la envergadura de la epidemia”.

“El riesgo de propagación regional e internacional de esta epidemia no está excluido porque la ciudad de Mbandaka bordea con el río Congo y dispone de conexiones fluviales y terrestres con la capital Kinshasa, la República de Congo, la República Centroafricana y Angola”, indica la OMS en un comunicado.

Además, añade la OMS, Mbandaka dispone de conexiones aéreas con Kinshasa y la provincia de Ubangi del Sur, que limita con República Centroafricana y República del Congo.

Aun así, la OMS califica por ahora de “moderado” el riesgo a nivel regional y “débil” en el plano internacional y desaconseja imponer restricción a los viajes o al comercio con RD Congo.

En cambio, el riesgo de propagación dentro de ese país se considera “elevado” debido a la presencia de reservorios de animales y huéspedes intermedios, a la frecuencia elevada de epidemias de ébola en el país, de factores ambientales y de un sistema de salud debilitado por epidemias de cólera, sarampión y covid-19.

Identificado por primera vez en 1976 en RD del Congo, entonces llamada Zaire, el virus del Ébola se transmite al hombre por animales infectados. La transmisión entre humanos ocurre a través de líquidos corporales.

Sus principales síntomas son fiebre, vómitos, hemorragia y diarreas.

Desde su identificación en 1976, RD del Congo ha experimentado 14 epidemias de ébola.

La deforestación, agravante de las históricas inundaciones en el sur de Brasil

La deforestación destinada en buena medida al cultivo de soja contribuyó a la gravedad de las inundaciones devastadoras en el sur de Brasil, porque la vegetación nativa desempeña un papel clave en la retención del agua, coinciden expertos, que piden reconstituirla.

Fuente: AFP

La deforestación destinada en buena medida al cultivo de soja contribuyó a la gravedad de las inundaciones devastadoras en el sur de Brasil, porque la vegetación nativa desempeña un papel clave en la retención del agua, coinciden expertos, que piden reconstituirla.

El estado de Rio Grande do Sul vivió en las últimas semanas un desastre climático inédito, con zonas urbanas y rurales arrasadas por ríos que se desbordaron debido a los grandes volúmenes de lluvia.

Fue el cuarto y peor evento climático extremo que vive la región en menos de un año, un fenómeno que científicos relacionan con el calentamiento, pero también con la deforestación sufrida en las últimas décadas en la región.

“Tenemos un componente global de cambio climático, y uno regional, que es la pérdida de vegetación nativa. Esta aumentó la intensidad de las inundaciones”, afirma a la AFP el biólogo Eduardo Vélez, de MapBiomas, un consorcio climático de oenegés y universidades brasileñas.

Entre 1985 y 2022, Rio Grande do Sul, un motor de la economía brasileña gracias a su actividad agropecuaria, perdió 3,6 millones de hectáreas de vegetación nativa, un 22%, según un estudio de la red liderado por VélezLa vegetación, mayoritariamente arbustos, retrocedió en beneficio de las tierras de cultivo, especialmente de soja, de la que Brasil es el primer productor y exportador mundial.

También se deforestó para extender los campos de arroz o la silvicultura, basada en el monocultivo de árboles como pino y eucalipto para su explotación económica, indica el estudio publicado este mes en base a datos recopilados por satélite.

500 llamadas y 1.300 mensajes en un día: obsesivo acoso de una joven a su médico

Kawara Welch, de 23 años, ha sido detenida después de ser buscada por la Policía desde marzo de 2023.

Kawara Welch, una artista plástica de 23 años que acosó a su médico con constantes mensajes y llamadas, fue arrestada este mes en el municipio de Uberlandia, en el estado brasileño de Minas Gerais, por la Policía, que la buscaba por acoso desde marzo de 2023.

La historia comenzó en 2018 cuando el doctor —cuya identidad no ha sido revelada— la trató por una depresión. Un año después, Kawara empezó a perseguir al médico y este dejó de atenderla. Sin embargo, la tajante medida no dio resultado, pues el acoso aumentó.

“Me envió 1.300 mensajes en un día. Y más de 500 llamadas en un solo día. Cambié tres o cuatro veces mi número de celular, pero dejé de cambiarlo, porque vi que era totalmente inútil. Tenía una facilidad increíble para encontrar mi nuevo número”, explicó el médico al programa Fantástico de O Globo.

La joven llamaba constantemente a la esposa y al hijo del médico, le perseguía por la calles y entró varias veces por sorpresa en su consulta. La Policía la detuvo en una ocasión y quedó en libertad tras pagar una fianza.

“Momentos de horror”

“Hubo momentos de horror, en los que entré en pánico, porque aparecía o hacía algo inesperado”, explicó el doctor.

La defensa de Kawara afirma que mantenían una relación. “Ella no puede alejarse de él, porque siempre la persigue, diciéndole que la ama y poniendo a su familia como obstáculo”, afirmó el abogado.

Sin embargo, el doctor, que la denunció 42 veces, niega este extremo. La Policía también piensa que no hubo ninguna relación. “Creemos que no existió. Y, aunque la hubiera, de ninguna manera justifica este tipo de acción, este tipo de conducta”, aseguró Rafael Faria, el comisario que investiga el caso.

En sus investigaciones, los agentes encontraron montajes falsos en las redes sociales realizados por Kawara junto al médico. La Policía también intenta esclarecer cómo logró enviar mensajes desde 2.000 números de celular diferentes.


Diputado británico vuelve al Parlamento tras amputación de cuatro extremidades

Un parlamentario conservador británico recibió el miércoles una gran ovación en su regreso al Parlamento, siete meses después de sufrir una amputación de sus manos y piernas debido a un shock séptico.

Craig Mackinlay fue trasladado de urgencia al hospital en septiembre pasado después de sufrir una sepsis, complicación muy grave de una infección que puede provocar insuficiencia orgánica, lo que hizo que pasara 16 días en coma inducido antes de que le amputaran las cuatro extremidades en diciembre.

El disputado describió su regreso como un “día emotivo”, disculpándose por romper las reglas parlamentarias al usar zapatillas de deporte, ya que sus zapatos no se ajustaban bien a sus pies ortopédicos, y por no llevar chaqueta al no poder adaptarse bien a sus nuevos brazos.

En una entrevista a la BBC, el diputado de 57 años, que se describe a sí mismo como el primer “parlamentario biónico” debido a sus prótesis, explicó que la noche de su hospitalización se acostó temprano, pensando que había contraído un simple resfriado.

Después, su estado empeoró durante la noche y su esposa llamó a los servicios de urgencia.

Media hora después de su ingreso en el hospital, su cuerpo “se puso azul”, un efecto secundario del shock séptico, explicó el diputado.

Después de 16 días en coma artificial, con posibilidades de supervivencia estimadas en un 5%, fue trasladado a un hospital de Londres, muy cerca del Parlamento.

El diputado casi no lo recuerda, pero sí le vienen a la memoria las discusiones que tuvieron lugar a su alrededor sobre sus extremidades, que se habían vuelto negras y rígidas.

El 1 de diciembre de 2023 se llevó a cabo la operación para amputarle sus cuatro miembros.

Craig Mackinlay.Craig Mackinlay.

Cuando despertó, descubrió su nuevo cuerpo envuelto en vendas.

“Lograron salvar (sus extremidades) hasta los codos y por encima de las rodillas. Así que se podría decir que tengo suerte”, afirmó.

El diputado, electo desde 2015, recibió entonces prótesis para sus piernas y manos.

MacKinley explicó que continuó trabajando como diputado desde la cama del hospital, iniciando su reeducación.

El 28 de febrero pasado, cinco meses después de su shock séptico, empezó a dar sus primeros pasos sin ayuda.

El parlamentario quiere concienciar políticamente sobre la sepsis, que provoca cada año alrededor de 48.000 muertes en el Reino Unido, y prevé presentarse de nuevo por su circunscripción de Kent (sureste de Inglaterra) a las elecciones legislativas previstas este año.

© Agence France-Presse