Trump congela su plan de subir los aranceles a China y abre un diálogo con Xi Jinping

El presidente de EE.UU., Donald Trump, accedió a suspender durante 90 días su plan de subir al 25 % los aranceles estadounidenses a cientos de productos chinos, y abrió una ambiciosa e incierta negociación con China sobre su política económica.


Fuente: EFE

El acuerdo con China fue el colofón de la visita de dos días de Trump a Buenos Aires con motivo de la cumbre del G20, que marcó el primer viaje a Latinoamérica de su mandato y que culminó sin ninguna polémica como las que caracterizaron sus últimos encuentros multilaterales, entre ellos la cita del G7 en junio pasado.

"Creo que, en algún momento, acabaremos consiguiendo algo que será bueno para China y bueno para EE.UU.", opinó Trump al iniciar su cena de trabajo con Xi en un lujoso hotel de Buenos Aires.

Casi seis horas más tarde, con Trump ya volando de vuelta a Washington, la Casa Blanca anunció un acuerdo con China destinado a contener la guerra comercial que EE.UU. inició en julio y que ha tenido en vilo desde entonces a los mercados internacionales.

"Los presidentes Trump y Xi han accedido a comenzar inmediatamente negociaciones sobre cambios estructurales" en la economía china, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado.

Las conversaciones tratarán, en concreto, "sobre la transferencia forzada de tecnologías, la protección de la propiedad intelectual, las barreras comerciales no aduaneras, las intrusiones cibernéticas y el robo cibernético, los servicios y la agricultura", precisó.

Ambas potencias tratarán de completar esas negociaciones "en los próximos 90 días", y, mientras dura el diálogo, Trump ha accedido a "dejar en el nivel del 10 % los aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares a partir del 1 de enero de 2019, y no subirlos por ahora al 25 %", como estaba previsto.

Ese era el gran objetivo de Xi en la reunión de hoy, dado que esos aranceles afectan a más de un tercio de las exportaciones chinas anuales a EE.UU., entre ellos productos como frutas y verduras, cereales, textiles, material de construcción, productos químicos, combustibles, tabaco y alcohol.

"Si cuando acabe ese periodo (de 90 días), las partes no han conseguido alcanzar un acuerdo, los aranceles del 10 % se subirán al 25 %", advirtió Sanders.

A cambio, China se comprometió a aumentar "sustancialmente" sus compras de "productos agrícolas, energéticos, industriales y de otro tipo" procedentes de Estados Unidos, aseguró la portavoz.

"China ha accedido a comenzar inmediatamente a comprar productos agrícolas" a Estados Unidos para "reducir el desequilibrio comercial" bilateral, garantizó.

El ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi, aseguró por su parte que ambas partes pactaron no aplicar aranceles adicionales a partir del 1 de enero.

Wang, citado por la agencia estatal de noticias Xinhua, aseguró que el acuerdo marca la dirección de las relaciones chino-estadounidenses para el futuro, que estarán basadas en la "cooperación" y la "estabilidad".

En total, Washington ha impuesto aranceles a productos chinos por valor de 250.000 millones de dólares desde julio, y Trump había amenazado con sancionar bienes por otros 267.000 millones de dólares, lo que superaría con creces el volumen de importaciones de China a EE.UU., que en 2017 se situó en 506.000 millones.

China ha aplicado como represalia medidas recíprocas a más de 60.000 millones de dólares en importaciones estadounidenses, casi la mitad de los 130.000 millones que compró en 2017.

Trump percibe los déficits comerciales de EE.UU. con varios países como una amenaza a los intereses estadounidenses, pero en el caso de China, su Gobierno está preocupado además por las políticas económicas chinas, que a su juicio violan las reglas de la Organización Mundial del Conercio (OMC).

Está por ver si las negociaciones generarán cambios significativos en el sistema chino, cuyos fuertes subsidios a las compañías estatales y límites a la propiedad intelectual han llevado a Washington a acusar a Pekín de perjudicar a sus empresas. EFE

 

Economía mundial expectante por el encuentro de Donald Trump y líder chino Xi Jinping

La cena de mandatarios integrantes del G 20 en la tarde noche de este sábado estará marcada por el encuentro entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su homólogo chino Xi Jinping. Ambos mandatarios están enfrascados en una guerra comercial que mantiene en vilo a la economía mundial.

(GEN en Buenos Aires, Pablo Herken envíado especial). Durante la mañana de hoy se desarrolló la tercera y última reunión plenaria entre los mandatarios, como paso previo a la emisión del comunicado final. Los ojos del mundo están puestos en la reunión entre los mandatarios representantes de las economías más importantes del mundo y la forma en que el resultado de la reunión entre Xi Jinping y Donald Trump podría impactar en los mercados mundiales.

Trump impuso multimillonarios aranceles a la importación de productos chinos por US$ 200.000 millones y su intención es aumentar trepando incluso hasta los US$ 500.000 millones, en tanto que China continental respondió de igual manera generando incertidumbre en las actividades comerciales a nivel mundial.

El apoyo de Estados Unidos al gobierno de Mauricio Macri va desde lo político, hasta la económico, Trump destacó las reformas impulsadas por su par argentino, pero la tensión se hizo presente a raíz de un comunicado de la vocera del presidente norteamericano, en que supuestamente los mandatarios hablaron de una política “depredadora” de China, calificativo que causó molestia en la delegación oficial del gigante asiático y en respuesta no fueron a algunas audiencias programadas en el marco de la cumbre, mas allá de que el comunicado fue desmentido poco después, de acuerdo a lo reportado por Pablo Herken, enviado especial de GEN a Buenos Aires.

Una vez finalizada la cumbre, Xi Jinping permanecerá en suelo argentino invitado por el gobierno de Macri, se anuncia la firma de un convenio de cooperación y financiamiento por un monto inicial de US$ 10.000 millones.

Mercosur

El presidente francés Emanuel Macrón, quien abogó por acelerar el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, no obstante todo queda en suspenso mientras se aguarda la asunción de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil, el mismo que durante su campaña se mostró cauteloso y pidió calma para la toma de desiciones que afecten los intereses comerciales del país vecino

Por otro lado se espera que todo el apoyo hacia el gobierno argentino especialmente de las potencias anteriormente mencionadas como también de Rusia, pueda repercutir en un repunte de la economía en la Argentina, y por consiguiente una mejora real en las condiciones de vid del pueblo argentino, para que la cumbre no sea una estrella fugaz para el desarrollo.

 

Muere el expresidente de EE.UU. George H.W. Bush a los 94 años

Washington.- El expresidente de EE.UU. George H.W. Bush (1989-1993) murió este viernes a los 94 años, según informó en un comunicado su hijo y también expresidente, George W. Bush (2001-2009).


Fuente: EFE

“Jeb, Neil, Marvin, Doro y yo anunciamos con tristeza que después de 94 años extraordinarios, nuestro querido padre ha muerto”, dijo en el comunicado.

Bush murió ocho meses después de que lo hiciera su esposa, la ex primera dama Barbara Bush, con la que estuvo casado 73 años.

George H.W. Bush fue piloto de guerra durante la Segunda Guerra Mundial, congresista, embajador en la ONU, director de la CIA, vicepresidente de Ronald Reagan entre 1981 y 1989 y puso fin a una carrera política de cuatro décadas como presidente.

Desde la Casa Blanca, Bush “41” (para diferenciarlo de su hijo, Bush “43”) lideró el fin de la Guerra Fría, la primera guerra del Golfo y la invasión de Panamá mientras la Unión Soviética se derrumbaba y Alemania se reunificaba.

Los triunfos diplomáticos y bélicos no le bastaron para lograr la reelección, y en 1993 entregó al demócrata Bill Clinton las llaves de la Casa Blanca y se retiró a su hogar en Houston (Texas) junto a su esposa.

Bush sufría un tipo de parkinson que le impedía caminar y lo tuvo en silla de ruedas en sus últimos años de vida, en los que sus entradas y salidas del hospital fueron constantes sobre todo por problemas respiratorios.

En 2016, ni Bush 41 ni Bush 43 apoyaron al candidato republicano a la Casa Blanca y ahora presidente, Donald Trump, y según algunas filtraciones ambos votaron por la demócrata Hillary Clinton. Trump, de hecho, no acudió al funeral de Barbara Bush en abril.

En un comunicado, su oficina presidencial informó de que los detalles del funeral se anunciarán tan pronto como sea posible

 

Macri y Trump charlan sobre China y situación de Venezuela

Buenos Aires.- El presidente de Argentina, Mauricio Macri, dialogó hoy con su par estadounidense, Donald Trump, sobre temas comerciales y de crecimiento económico, la relación con China y la situación de Venezuela, informaron fuentes oficiales.


Fuente: EFE

"Hablamos de las preocupaciones que tenemos en la región, particularmente con Venezuela, compartiendo ambos presidentes la singularidad o la delicadeza que tiene el hecho de que Venezuela no es hoy un país democrático", explicó a la prensa el ministro de Exteriores del país austral, Jorge Faurie en el centro internacional de medios del G20, para cuya reunión anual de líderes llegó Trump este jueves a la capital argentina.

Según Faurie, los dos mandatarios, en una reunión bilateral en la Casa Rosada, debatieron sobre cómo es "la posible evolución" y consideraron también "cuestiones del acontecer internacional que son de relieve" y muchas serán "retomadas en el desarrollo de la temática del G20", sin dar más detalles.

"Fue una conversación de unos 50 minutos en un clima extremadamente cordial donde se habló fundamentalmente del marco de relaciones bilaterales entre Argentina y EE.UU.", añadió el ministro, que recordó la relación de amistad que une desde hace tres décadas a ambos mandatarios por su pasado como empresarios.

"Un vínculo de amistad", que a juicio del canciller "es un elemento que el presidente de Estados Unidos siempre tiene presente cuando hace su toma de decisión".

A su vez, Sarah Sanders, secretaria de Prensa de la Casa Blanca, destacó en su Twitter la excelente reunión de Trump con Macri sobre "comercio, China, crecimiento económico y Venezuela".

El resto del diálogo estuvo centrado en la relación bilateral, como cuestiones de comercio y el acceso de productos argentinos al mercado norteamericano y productos estadounidenses a Argentina.

También sobre el "apoyo económico y financiero" que EE.UU. brindó al país austral para el acceso al acuerdo firmado en junio con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para paliar la fuerte depreciación del peso y avanzar más rápidamente en las reformas que Macri quiere hacer para lograr equilibrio fiscal.

"Trump manifestó un fuerte apoyo al programa de reformas que lleva adelante la gestión del presidente Macri, reconociendo el difícil punto de partida que debió enfrentar Argentina para normalizar sus variables macroeconómicas después de tantos años de desbalances y desmanejos", consideró por su parte el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Las inversiones energéticas también estuvieron sobre la mesa, particularmente sobre los recursos disponibles en el gran yacimiento de recursos no convencionales de Vaca Muerta, en la Patagonia, donde hay gran participación de empresas norteamericanas.

Acciones de cooperación de argentina con Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico.