Borracho robó un vehículo pero acabó quedándose dormido al volante

Un joven que había aprovechado el descuido del propietario para robar un vehículo acabó quedándose dormido al volante, siendo luego detenido. El hecho ocurrió en Ciudad del Este.

Un peculiar caso de robo de vehículo se registró entre la noche del sábado y la madrugada del domingo en el barrio Carolina de Ciudad del Este, Alto Paraná.

Adelson Martínez Galeano, de 24 años, había dejado estacionado su vehículo frente a la discoteca Real Bar. Horas después cuando se disponía a regresar a su domicilio, se topó con la ingrata sorpresa de que su rodado había desaparecido.

Te puede interesar: CDE: muerte de bebé no fue por picadura de araña sino por infección bacterial, afirman

Se trata de un automóvil de la marca Toyota modelo IST, el cual había quedado con la llave puesta debido a que la misma estaba rota y su propietario decidió dejarla por el tambor de arranque, sin trancar las puertas.

Esta situación fue aprovechada por Axel Ariel Ortíz Azpeleite, de 24 años, para llevarse consigo el vehículo del descuidado conductor, quien posteriormente acudió a la Subcomisaría 46 para formalizar la denuncia.

Leé también: En Ministerio Público no sacan ‘la nalga a la jeringa’ ante fiscales sospechosos, dicen

Alrededor de las 06:00 hs del domingo, agentes policiales lograron encontrar el vehículo robado mientras realizaban un patrullaje, frente a una farmacia ubicada a pocas cuadras de la discoteca.

En su interior, hallaron dormido a Ortíz, quien debido al estado de ebriedad en que se encontraba no comprendía muy bien lo que estaba pasando, menciona el informe del diario La Jornada. Por su parte, el rodado quedó con algunas averías mecánicas, aparentemente tras cruzar un bache.

Asaltos ‘fríamente calculados’: inteligencia, empleados infieles y luz de alerta para empresas

Asaltos a firmas de cobranzas, de depósitos de recaudaciones de gasolineras, a empresas de pagos de servicios, de pagos de salarios, etc. La lista es mucho más extensa, y revela que los delincuentes dedicados al “rubro”, afinan cada vez más sus sistemas de recolección de datos de las víctimas, esto es, de inteligencia.


Un nuevo caso de asalto con botín de cien millones de guaranes, se suma a los varios que se dieron en las últimas semanas, y en los que resaltan la “capacitación” criminal para efectivizar sus operaciones ilícitas.

La decena de últimos golpes de atracadores de empresa que manejan traslados de efectivos en sus operaciones cotidianas, han tenido un factor común: la alta efectividad en cuanto a manejo de datos de las víctimas. Y una arista clave: el aumento de casos en que resalta acciones de empleados infieles que operan con los marginales.

Del mapa de mayor actividad de grupos de atracadores, resalta de lejos la zona de Asuncion y Área Metropolitana.

“Se evidencia que los grupos de delincuentes operan sobre datos cada vez más precisos acerca del monto de dinero que generan o van a generar sus víctimas”, señalo a la 1020 AM el comisario Cesar Diarte.

El mismo puntualizó que en el último episodio en el que una empresaria fue despojada de 100 millones de guaraníes, quedó patente la información precisa que los asaltantes tenían, para realizar sus golpes.

Te puede interesar: Limpio bajo agua tras intensas luvias y desborde de arroyo

Motocicleta se incendia tras sufrir aparatoso choque con un automóvil

Una motocicleta sufrió un incendio luego de protagonizar un choque en la zona de Natalio, departamento de Itapúa. El conductor del biciclo logró sobrevivir y quedó con lesiones.

Cerca de las 22:00 horas de este martes se registró un accidente de tránsito a la altura del Km 39 del barrio Perpetuo Socorro de la ciudad de Natalio, Itapúa.

Los protagonistas de este percance vial fueron un automóvil de la marca Toyota modelo Premio, al mando de Roberto Sanabria Flores, y una motocicleta Star NT 150 CC, conducida por Pablo Ferreira Garcete.

Te puede interesar: Hallan cuerpos de madre e hija arrastradas por raudal

Según el informe, el vehículo acabó impactando contra el biciclo, lo cual hizo que su conductor salga despedido varios metros hasta caer en el asfalto.

A causa del choque, la motocicleta sufrió un posterior incendio y fue completamente consumida por las llamas, menciona el portal Más Encarnación.

Leé también: Dio a luz y dijo que tiró al bebé porque murió: rescataron viva a criatura en un baldío

Acudieron al sitio tras el accidente agentes de la Policía Nacional y personal de los Bomberos Azules, quienes se encargaron de asistir a la víctima y trasladarla a un hospital.

Ferreira solo sufrió lesiones leves tras el choque, según el diagnóstico de la Dra. Ester González, por lo que se trató de un episodio que afortunadamente no acabó en desgracia.

Condenan a extitular de Petropar de la era Marito: “Mientras la gente moría, desviaron dinero”

El Tribunal de Sentencia dictó una condena de cuatros años de cárcel para la extitular de Petropar, Patricia Samudio, por el caso de agua tónica. Su esposo José Costa Perdomo fue sentenciado a 3 años y 9 meses de prisión, por actuar en complicidad en el escandaloso robo cometido en pandemia.

Patricia Samudio recibió cuatro años de cárcel por lesión de confianza, y su marido, tres años y nueve meses de prisión, por lesión de confianza en carácter de cómplice, tal como había solicitado la Fiscalía en el juicio.

El perjuicio patrimonial fue de 346.600.000 monto adjudicado a la empresa Solu Medic que, a su vez, transfirió ese dinero a José Perdomo, quien utilizó el dinero para el pago de una deuda personal.

La licitación para la compra de agua tónica, como supuesto aliado contra el Covid-19 fue una de las excusas utilizadas para concretar este gran negociado mientras miles de familias estaban en zozobra por la pandemia.


Durante la lectura de la sentencia, la jueza Gloria González señaló que la pareja condenada no reconoció los hechos a pesar a las pruebas, no pidió perdón, y además por mucho tiempo estuvo en rebeldía.

“Está superprobado que fue desviado dinero público para un beneficio patrimonial, porque se probó que se saldó una cuenta, un pagaré, del señor Perdomo, y él fue quien contactó con la firma contratada. Es escandaloso, no es un caso más de corrupción, porque se dio en un contexto de la pandemia. Se murieron 19.688 paraguayos. Se jugó con la salud y economía. Mientras la gente se moría, se fraguó este hecho con el único fin de enriquecerse”, arremetió la magistrada.

Tras conocer su condena, Samudio aseguró nuevamente su inocencia. “Nosotros hemos probado que soy inocente”, dijo a la prensa.