Encarnación: mujer fue llevada a la fuerza por su pareja, quien ya tiene antecedentes

Una mujer fue llevada a la fuerza por su pareja sentimental este fin de semana en la ciudad de Encarnación. El hecho quedó registrado en imágenes de circuito cerrado.

Un llamativo caso de rapto ligado a violencia familiar se registró este domingo en el sector del casco antiguo del barrio San Pedro de Encarnación, en el departamento de Itapúa.

La protagonista de este hecho fue Laura Araceli Areco Ricardo, de 23 años, quien fue llevada a la fuerza por su pareja sentimental.

Te puede interesar: Adolescente mata a dos hombres tras discusión en ronda de tragos

Según el relato de vecinos, se escucharon fuertes gritos provenientes de la calle y vieron cómo la mujer trataba de huir de un hombre, siendo posteriormente alcanzada y forzada a subir a bordo de un vehículo.

#URGENTE 📍Acaba de suceder en el barrio san Pedro de Encarnación Casco antiguo cerca de la cancha Primero de Marzo, una mujer gritando desesperadamente corriendo de un hombre quien la llevó en su vehiculo a la fuerza, en el video no se escucha pero los gritos eran desesperados! Si alguien sabe de quienes se trata o los reconoce, no pudimos identificar el número de chapa. Es un vehículo fun cargo color negro con el costado izquierdo abollado Compartan por favor quizás alguien los identifica.

Publicada por Contacto País Noticias en Domingo, 17 de marzo de 2024

Tras la viralización de las imágenes de circuito cerrado, agentes de la Comisaría 106 de San Pedro se encargaron de tomar intervención y ubicar a la víctima, quien confirmó que el autor fue su novio, de nombre Jorge Daniel Ramos Sosa.

Leé también: Niños, adolescentes y adultos desaparecidos: son miles y sin registros

La joven sistemáticamente sería víctima tanto de violencia física como psicológica, según comentó el Suboficial Víctor Ferreira, subjefe de la Comisaría 106, por lo que este episodio se sumaría a la lista de incidentes.

Cabe mencionar que Jorge Ramos Sosa cuenta con antecedentes por hechos similares donde también habría resultado afectada otra mujer. Actualmente, el mismo cuenta con orden de captura y permanece prófugo.

Estafa con cheques: empresario y rallista soporta tres imputaciones y una acusación

El empresario y corredor de Rally, Diego Augusto Yaluk, se encuentra en la mira de la justicia por aparentemente haber estafado a varias personas. El mismo afronta cuatro procesos penales, de los cuales en tres se encuentra imputado y en uno está acusado por el Ministerio Público.

En uno de los procesos, la fiscala adjunta Lourdes Samaniego acusó por el delito de estafa a Diego Yaluk, su esposa Andra Nathali Ketterer y su padre Humberto Yaluk, y pidió que el presente caso se eleve a un juicio oral.

La fiscalía sospecha que se tiene un perjuicio patrimonial de G. 17 mil millones de guaraníes, y el modus operandi, de acuerdo a la acusación, habría sido mediante la entrega de cheques que no tenían respaldo. Las empresas que denunciaron la supuesta estafa son Atlántico S.A y Marsella S.A, las cuales igualmente presentaron querella adhesiva y por ende la acusación correspondiente contra los tres procesados.

Este martes se debía llevar a cabo la audiencia preliminar en este caso ante el juez penal de garantía José Delmás, pero dicha diligencia judicial atendiendo a la acusación presentada por la Fiscalía se reprogramó para el 30 de julio a las 08:30 de la mañana.

Por su parte, el fiscal Federico Leguizamón presentó en febrero de este año una imputación contra Diego Yaluk, y su padre Humberto Yaluk por los delitos de estafa, producción de documentos no auténticos y apropiación. Esto tras la denuncia hecha por el ciudadano Guido Ferreira.

El caso está en el juzgado a cargo de Yoan Paúl López y la fiscalía sostiene que se tiene un perjuicio de US$ 175.000.

En este segundo proceso, el imputado pidió un crédito a Ferreira, quien accedió a realizar el préstamo a través de la sociedad Doña Ines con la garantía de que la firma Parasur S.A (propiedad de padre e hijo imputados) iba a cobrar una suma de dinero de la entidad Binacional Yacycetá, pero dicho cobro no se ejecutó y por ende se produjo la supuesta estafa y los demás hechos punibles.

En cuanto al tercer caso, el empresario y rallista Yaluk soporta otra imputación de la fiscala Susy Riquelme. En este proceso se investiga una aparente estafa millonaria. Este caso también está en el juzgado del magistrado José Delmás.

Respecto al cuarto, en los primeros días del mes de julio, la fiscala Esmilda Álvarez presentó imputación contra Diego Yaluk por el delito de estafa cuya víctima sería Juan Guillermo López Moreira. Este nuevo proceso penal contra Yaluk se está tramitando ante el juez José Delmás. Se estima un perjuicio de G. 400 millones.

De acuerdo con la imputación, Yaluk ofreció a López Moreira comprar varias facturas que supuestamente estaban pendiente de cobros en la Itaipú Binacional, sin embargo, dichas facturas no fueron cobradas debido al embargo judicial que pesaban sobre las facturas que Yaluk le cedió a López Moreira generándose de esa manera la supuesta estafa.

Te puede interesar: Empresario y rallista, en la mira por aparente esquema Ponzi con licitaciones

La respuesta a los que cuestionan la construcción de hospitales

Construir nuevos hospitales, mientras los que ya existen no disponen de los suficientes insumos para dar atención, es un cuestionamiento que el Gobierno responde con varios argumentos, entre ellos, buscar un equilibrio entre lo que ya existe y la necesidad de avanzar en infraestructura y servicios.

El Gran Hospital de Asunción será erigido en las inmediaciones de la Costanera Sur, en la zona de Capitán Bozzano del barrio Tacumbú. Tendrá 43.000 m2 de superficie, 250 camas para internación, 80 para terapia intensiva (incluyendo pediátricas, adultos y neo).

“Va a ser un hospital de alta complejidad, en donde, toda la población de capital va a poder acceder. Como dijo el presidente, hoy el hospital de alta complejidad que tienen todos los asuncenos es el de Barrio Obrero”, explicó la ministra de Salud, María Teresa Barán, en una entrevista con radio Universo 970 AM-Nación Media.

Ante el planteamiento de la brecha que existe entre la necesidad de más hospitales y las falencias en los actuales, la ministra dijo que, como primer punto, el proyecto no afectará al presupuesto del Ministerio de Salud, ya que será financiado por el Gobierno de Taiwán.

Como segundo punto, no menos importante, que Paraguay debe avanzar en mejorar el acceso a servicios de salud, paralelamente a la realidad del mantenimiento de hospitales, un aspecto sobre el cual se está trabajando.

“Ahora estamos haciendo el mantenimiento del Hospital Nacional de Itauguá, que, en 30 años nunca tuvo mantenimiento, en eso estamos con el equipo de infraestructura”, contestó la ministra.

Lea también: Extranjero intentó ingresar indocumentado a la Embajada de EEUU: así le fue

Una tercera realidad es que Paraguay necesita crecer en cantidad camas, a fin de lograr el acceso universal a los servicios. En ese marco, se encuentran próximos a inaugurar el Hospital de Coronel Oviedo y el Hospital del Sur. Con ellos, los pobladores de estas zonas y de áreas aledañas, ya no tendrán que venir hasta la capital para recibir atención de complejidad

“Tenemos que buscar un equilibrio entre mantener lo que ya existe, pero también, se necesita crecer en infraestructura en las cabeceras departamentales para brindar esa atención integral y que todos puedan tener acceso a los servicios de salud, no solamente en Asunción”, concluyó Barán.

El dinero para el Gran Hospital del Sur ya está disponible y se están cerrando los procesos del plan maestro arquitectónico. Restan algunos detalles para iniciar el llamado a licitación, para la posterior adjudicación y construcción.

Puede interesarle: Con dinero recuperado de Covax, pacientes oncológicos podrán ir a Ciudad del Este e Itapúa

El banco Atlas debe explicar dónde están los G. 828 mil millones del IPS

Una auditoría externa ordenada por las actuales autoridades del IPS revela que el banco Atlas (Grupo Zuccolillo) y la anterior administración de la previsional usaron fondos de un contrato fiduciario para operaciones contrarias a las aprobadas por el Consejo de Administración. El monto esfumado prácticamente entre el 2021 y 2022, fue de G. 828 mil millones. El informe también refiere que no existe información suficiente sobre el destino de los fondos. Lo concreto es que las obras que se debieron realizar no existen y mucho menos la plata.

Por Jorge Torres Romero

El banco Atlas (Grupo Zuccolillo) es cóm­plice del despilfarro de recursos del IPS al autori­zar los desembolsos de G. 828 mil millones sin ningún tipo de control y violando la natu­raleza del contrato de fideico­miso firmado por el IPS en el 2017 y modificado en diciem­bre de 2018. Esos recursos se debieron para la construcción de 4 hospitales.

G. 828 mil millones es la plata autorizada por el fideicomiso que durante el gobierno de Abdo Benítez, el IPS y en complicidad con el banco se encargaron de dilapidarG. 828 mil millones es la plata autorizada por el fideicomiso que durante el gobierno de Abdo Benítez, el IPS y en complicidad con el banco se encargaron de dilapidar

En la auditoría realizada por las actuales autoridades del IPS refiere como antecedente que el objetivo que se buscaba con la constitución del fideico­miso era por un lado, obtener una fuente de financiamiento alterna para realizar inversio­nes inmobiliarias consistentes en la construcción o refacción de hospitales en inmuebles de propiedad del IPS, en benefi­cio del Fondo de Enfermedad y Maternidad y, por otro lado, aplicar los recursos del Fondo Común de Jubilaciones y Pen­siones en inversiones rentables, mediante la adquisición de los títulos del fideicomiso.

Acá están las obras que se debieron realizar con sus respectivos plazos. 3 de estas están a mitad y la última ni siquiera empezó pero la plata se esfumóAcá están las obras que se debieron realizar con sus respectivos plazos. 3 de estas están a mitad y la última ni siquiera empezó pero la plata se esfumó

Para la implementación del fideicomiso fueron evaluadas las posibles entidades financieras con las que el IPS podría operar. Finalmente, el Con­sejo de Administración deci­dió autorizar la Operación del Fideicomiso de Titularización, Administración y Pago “IPS-Fondo de Enfermedad y Mater­nidad” al banco Atlas SA. En virtud del contrato el IPS se comprometió a depositar en el banco de los Zuccolillo el total de las recaudaciones diarias de los aportantes en el porcentaje que corresponde a los fondos de salud. El banco Atlas emitió títulos que fueron adquiridos a la vez por el Fondo de Jubilacio­nes del IPS por valor de G. 828 mil millones.

Acá se lee que el banco Atlas retiene todos los meses G. 160 mil millones de los fondos de salud del IPS para garantizar el pago de la deuda por el dinero que malutilizaronAcá se lee que el banco Atlas retiene todos los meses G. 160 mil millones de los fondos de salud del IPS para garantizar el pago de la deuda por el dinero que malutilizaron

Lo cierto es que según el informe de auditoría del IPS, las obras que se debieron rea­lizar no están, la plata tam­poco. Es decir, calzaron el pre­supuesto de salud del IPS con dichos montos, hasta salarios se han pagado con estos recur­sos y ahora el banco de los Zuc­colillo retiene cada mes del IPS G. 160 mil millones para saldar la deuda generada. El fideico­miso era exclusivamente para estas obras: Terminación Hos­pital Ingavi, Construcción Poli­clínica, Construcción Hospital Día y Construcción Hospital Hemato-Oncológico. De las 4 obras que figuran en el con­trato, los primeros 3 no están ni en un 50 % y el último ni siquiera se hizo.

Todos los detalles de la opera­ción figuran en la Consulto­ría sobre las Condiciones de Otorgamiento o Colocación de Bonos y sobre la Correcta Utili­zación de los Fondos del Fidei­comiso que ordenó realizar la actual administración del IPS.

En febrero de este año, desde la asesoría jurídica del IPS presentaron una denuncia al Ministerio Público referente a esta operación. En su oportuni­dad, se mencionó algunas de las falencias en el incumplimiento de cláusulas del contrato, el des­calce financiero y los desembol­sos realizados con firmas que ni siquiera estaban autorizadas.

La auditoría del IPS confirma que no encontraron documentación que respalda dónde fueron a parar los G. 828 mil millonesLa auditoría del IPS confirma que no encontraron documentación que respalda dónde fueron a parar los G. 828 mil millones

SOBRE EL ESCANDALOSO PERJUICIO AL IPS

El total de flujo producido por las emisiones de títulos fue ago­tado sin cumplir a cabalidad con el pago de las obras contempla­das como prioridad para el IPS. El caso más visible mes el del Hos­pital Hemato-Oncológico, que estando previsto como prioridad, no se completó y requiere al menos de unos G. 200 mil millones. Entre las consideraciones, antecedentes, autorizaciones del Con­sejo de Administración y los documentos firmados con el banco Atlas, se encuentran incoherencias, siendo la más relevante el hecho de incluir que “otros centros hospitalarios” como objeto de financiamiento. Esto se ha hecho sin siquiera incluir un listado valorizado de lo que se pretendía construir.

Se han utilizado recursos del fideicomiso en mantenimientos, desvirtuando el objeto del mismo y desvirtuando lo establecido en la propia ley habilitante. Se utilizaron recursos del fideico­miso para el pago de mantenimientos de edificios administrati­vos, habiendo diseñado la herramienta financiera para el finan­ciamiento de obras de infraestructura hospitalaria. Se realizaron pagos utilizando firmas no autorizadas en la documentación establecida dentro del contrato de fideicomiso. Se ha omitido la realización de comunicaciones relevantes, en lo concerniente al listado de obras financiadas, monto de los pagos a ser ejecutados, y estabilidad de los flujos monetarios. Dichas comunicaciones debieron ser realizadas a la Superintendencia de Bancos, como autoridad contralora de la ejecución del encargo fiduciario.