Policía se ahoga tras intentar sacar un pájaro del río

La víctima fatal es un joven de 24 años, que se desempeñaba como suboficial de la Policía Nacional. El trágico incidente ocurrió en la localidad de Yvy Pohyi en Villa Oliva, Departamento de Ñeembucú.

Ayer, en horas de la mañana, un agente de la Policía Nacional murió ahogado en el Puerto Paraíso de la mencionada localidad. Se trata de Julio César Salinas Rodríguez, de 24 años, quien era un suboficial ayudante, quien presta servicio en ISEPOL, quien residía sobre las calles Ministro Maciel c/ Lomas Valentina 735 de la ciudad de Ypané.

Lea: Camión sufre vuelco y acaba incendiándose al costado de la ruta

Según la denuncia, los intervinientes se constituyeron en el lugar luego de la llamada del hermano del fallecido. El mismo relató que se encontraba con Julio César, su padre y un tío regresando de pesca cuando dispararon a un pájaro que cayó al río.

En eso - de acuerdo a su relato - su hermano bajó de la embarcación para buscar al ave, cuando fue arrastrado por la corriente del agua hacia las profundidades. Todos trataron de salvar al agente, pero lastimosamente se perdió en el río. Tras el aviso, se realizó la búsqueda correspondiente hallando el cuerpo del oficial horas después. Se dio aviso al Ministerio Público para los procedimientos de rigor.

Lea más: Nuevo intento de feminicidio en Pdte. Franco: joven fue golpeada y atacada con cuchillo


¿US$ 200.000 para ‘no ver’ 213 kg de cocaína?: caída y prisión para comisario y 5 policías

La caída de 200 kilos de cocaína, en San Lorenzo, generó cambios en la comisaría de San Lorenzo y la apertura de investigación por parte de Asuntos Internos.

El comisario Jorge Palacios fue removido del cargo y suplantado por el comisario Oscar Cuevas. El trasfondo del caso apuntaría a un episodio de presunta “mejicaneada” atribuida a personal de la comisaría Central sanlorenzana.

La versión que surge en torno al asunto menciona que ya el día domingo pasado, policías de esa repartición intervinieron la carga de cocaína y pidieron una coima para dejar libre la mercancía. Se habla de que la “propina” solicitada sería de US$ 200.000.

Aparentemente en el lapso de negociación, ayer, se filtró el dato a otras reparticiones antidrogas, lo que desató finalmente en el decomiso y detención de los transportadores de la coca de alta pureza.

Desde la comandancia Policial y del Ministerio del Interior confirmaron de las próximas lo ocurrido y la razón de los cambios en la comisaría de San Lorenzo.

Este repartición de la Policía Nacional cuenta un largo historial de episodios de irregularidades que se verificaron con participación de personal uniformado.

“Hay unas cuestiones precedentes (al decomiso) hubo procedimientos que son cuestiones irregulares que estarían afectando a personal (cinco efectivos) de la comisaría primerea de San Lorenzo). Presuntamente la camioneta en la que se decomisó la droga, ya estaba un día antes en la comisaría”, dijo a la 1020 AM el comandante de la Policía, comisario Carlos Benítez.

Te puede interesar: Diputado Jatar pidió el condicionamiento de funcionarios antidrogas, confirman

EL CASO

Según el reporte de la Policía Nacional, la incautación se logró tras un procedimiento de inteligencia realizado por agentes del Departamento de Investigaciones, que rea­lizaron el procedimiento de control del vehículo en San Lorenzo. La inspección fue a una camioneta de la marca Toyota Noah en el que encon­traron la supuesta cocaína.

En el lugar fueron aprehendi­das dos personas identificadas como Óscar Dahian Rodrí­guez Figueredo, de 31 años, y de Édgar Daniel Lesme Mar­tínez, de 32 años. “Se logró la incautación de varios panes de supuesta cocaína, también fue­ron incautados aparatos celu­lares y documentos varios”, expresaron los intervinientes.

Hasta el lugar se convocó al personal del Departamento Antinarcóticos y a la fiscal de la unidad especializada Fany Aguilera, quien ordenó el tra­bajo de pesaje para que luego sea trasladado hasta un depó­sito. Las dos personas involu­cradas permanecen en carác­ter de detenidos.

Te puede interesar: San Lorenzo: furgón llevaba 200 kg de cocaína valuados en USD 800.000



Urgen construcción de “Gran Hospital del Este” ante gran demanda de pacientes

El director del Hospital Regional de Ciudad del Este plantea la necesidad de construir un “Gran Hospital del Este”, ante el cada vez mayor aumento de la demanda de pacientes en este centro asistencial.

El director del Hospital de Ciudad del Este, Dr. Federico Schrodel, habló sobre la imperiosa necesidad de aumentar la capacidad de atención para los pacientes que acuden a dicho centro asistencial.

En ese sentido, mencionó la importancia de que se pueda concretar la construcción de un “Gran Hospital del Este”, que permita cubrir la gran demanda que se registra en Alto Paraná.

Te puede interesar: Director dice que atendieron a herida y cuestiona edición de video policial

Actualmente, la capacidad del Hospital Regional de Ciudad del Este se ve abarrotada por pacientes que vienen desde distintos distritos y hasta de otros departamentos, menciona el diario La Clave.

Además de las deficiencias en cuanto al espacio físico y el plantel médico, se le suma la falta de suficientes lugares de estacionamiento para los usuarios, lo cual es otra problemática diaria.

Leé también: Lugo retornó de Cuba: “Camina, come, se baña en pileta y escribe con mayor facilidad”

Schrodel resaltó que aún sigue pendiente la definición del inmueble donde sería edificado el Gran Hospital del Este, proyecto anunciado años atrás por el expresidente Mario Abdo Benítez y que quedó en “stand by”.

La intención es contar con un hospital de grandes dimensiones para la región de Alto Paraná, emulando a los futuros “Gran Hospital del Sur” en Itapúa y “Gran Hospital del Norte” en el departamento de San Pedro.

Director dice que atendieron a herida y cuestiona edición de video policial

El doctor Adán Godoy, director del Hospital de Barrio Obrero, negó la falta de atención a dos pacientes graves que llegaron en la madrugada del sábado a bordo de una patrullera. Cuestionó que el video grabado por el policía interviniente fue editado, omitiendo la parte final de lo ocurrido. Alegó que tras 25 minutos de espera, los heridos recibieron los primeros auxilios, pero que ambos se negaron a esperar la llegada de un especialista en traumatología y se retiraron por sus propios medios.

El médico Adán Godoy señaló a la Radio Chaco Boreal que no se contó toda la verdad en el caso del Hospital de Barrio Obrero, respecto a la negativa de los trabajadores de blanco en recibir a dos personas que llegaron en la madrugada del sábado a bordo de una patrullera de la Comisaría 24 Metropolitana, una de ellas (identificada como Elena Fretes) afectada por una fractura en el fémur y un hombre (Héctor López Aponte) herido de bala.

La autoridad de dicho centro asistencial reconoció que hubo errores en la forma en que fueron admitidos los pacientes y que por ende consideraba correcto que se abra sumario administrativo contra los responsables, pero aseguró que, tras una investigación interna, se concluyó que los profesionales no se resistieron a la atención de los dos ciudadanos.

En ese sentido cuestionó que se haya expuesto un video policial editado, omitiendo que finalmente los dos heridos sí recibieron la atención correspondiente.  “¿Por qué el policía no contó la historia completa? ¿Por qué editó y cuál fue su intención? ¿Por qué solo mostró la resistencia de los funcionarios? Se debe decir la verdad: sí fueron admitidos, atendidos, y no pasó mucho tiempo como se mostró en el video. Se hizo todo el acto médico”, resaltó.

“El video parece sugerir en la recta final que los pacientes nunca fueron atendidos y que se fueron del hospital sin ser atendidos, pero sí fueron atendidos, eso consta no solo por el relato de los jefes, sino que por la admisión al sistema hospitalario, de los resultados del laboratorio y la medicación correspondiente”, ahondó.

De acuerdo con el director, ambos llegaron a las 4:45 de la madrugada del sábado a bordo de la patrullera, y fueron admitidos a las 5:08 (en el caso de la mujer) y 5:16 (el hombre). “Fueron 20 a 25 minutos entre que llegan y son atendidos”, justificó.

Siguió explicando que, tras evaluar a los pacientes, los médicos de guardia pidieron a ambos esperar a un traumatólogo, quien comenzaba su turno a las 07:00 de la mañana, pero que los ciudadanos no quisieron aguardar y se retiraron del sitio por sus propios medios: la mujer firmó su retiro voluntario y el hombre se fugó sin rubricar el documento.

Nota relacionada: Identifican a funcionarios que estaban en hospital cuando se negó atención a herida