Desenterraron a bebé sepultado y lo pusieron en la cama

Un menor que falleció el fin de semana y fue sepultado el lunes, apareció hoy en la cama de sus padres en San Pedro. Sus progenitores aseguran que es un milagro pero la Fiscalía constató que el panteón estaba violentado.

El hecho ocurrió en la localidad 25 de Diciembre del departamento de San Pedro, donde encontraron el cuerpo de un bebé, bien vestido y limpio sobre la cama de sus padres.

El menor falleció el fin de semana y lo sepultaron en su propia vivienda donde le construyeron un pequeño panteón. Sin embargo, alguien lo desenterró y lo colocó en la cama.

Así lo confirmó el suboficial principal Ángel Collante, jefe de la comisaría 25 de diciembre en conversación con la 1020 AM. Comentó que los padres aseguraron que se trata de un milagro y que ellos no lo pusieron allí.

El Ministerio Público intervino en el caso y ordenó la revisión del féretro tras lo cual confirmaron que el mismo estaba violentado. Se sospecha que fue la propia madre la que sacó a el cuerpo de su hijo, pues la misma padece problemas mentales.

 

Buscan fortalecer cultura de donación de órganos

El diputado Carlos Núñez Salinas, presentó el proyecto de declaración que insta al Ministerio de Salud a trabajar con todos los sectores en la construcción y fortalecimiento de la cultura de donación de órganos.

Recientemente fue aprobada la Ley Nº 5603, que fija el día 9 de julio como día Nacional de Transplante y también refuerza las obligaciones de Ministerio de Salud, en materia de promoción y fortalecimiento de los programas de donación de órganos, tejidos y células con fines exclusivos de trasplantes.

Núñez sostuvo que según datos del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante, desde el 2008 hasta la fecha se realizaron 940 trasplantes de órganos, siendo los más requeridos los renales y de córneas.

Agregó que hace falta generar conciencia en la donación de órganos.

"Rompamos juntos el miedo a donar los órganos de nuestros muertos, registrémonos como donantes y ayudemos a salvar vidas”, dijo.

 

Ella acabó con la relación y él alzó sus fotos íntimas y la "ofreció" como prostituta

Rubén Amarilla Maidana fue detenido este jueves por la policía, acusado de haber difundido fotos íntimas de su ex pareja. Según el informe de los agentes intervinientes, el mismo se desempeña como radiólogo en el Centro del Trauma (ex Emergencias Médicas).

“La intervención se dio en las inmediaciones de 25 de mayo y Gral. Santos, donde encontraron al hombre que subió imágenes de su ex pareja en ropa interior, con un post donde se expone su número celular y la dirección de su oficina, donde supuestamente realizaba un trabajo con final feliz (prostitución)”, expresó la fiscal Irma Llano a la periodista Gabriela León, de la 1080 AM.

De acuerdo a las primeras declaraciones dadas a la policía, el acusado habría admitido la responsabilidad del hecho, y que incluso colaboraría para el rápido cierre del expediente.

Detalles del episodio consigna que la pareja de Amarilla Maidana decidió dar por concluída la relación sentimental que tenían, y que a partir de allí el hombre comenzó a hostigarla.

El colorario de la historia se dio desde el momento en que la denunciante comenzó a recibir llamadas de hombres “interesados en sus servicios sexuales”. La mujer explicó que su expareja utilizó sus fotografías, a los que agregó mensajes de “servicios” sexuales, citando como lugar, la oficina donde trabaja la misma.

 

"Topo" Cáceres: "¿Vos viste que estaba alcoholizado?"

El futbolista Víctor "Topo" Cáceres negó haber estado ebrio cuando protagonizó el accidente de tránsito, sobre la avenida Carlos Antonio López de Asunción. Afirmó que pidió disculpas a la familia afectada en el percance y que incluso llegó a un acuerdo monetario con ellos. Rechazó que el incidente afecte su carrera en el Medio Oriente.

El jugador se presentó este jueves en Palacio de Justicia, para su audiencia de imposición de medidas. Aseguró que no manejaba bajo los efectos del alcohol y que se desplazaba a gran velocidad porque su esposa le avisó que su hijo se sentía mal.

“Por ahí venía más rápido de lo que se podía venir, creo que a unos 70 u 80 kilómetros por hora”, expresó. Negó haber huido del lugar y agradeció a sus padres y hermanos por socorrerlo enseguida. Además cuestionó a las personas que impidieron su salida para ser asistido.

“Estaba un poco shockeado por el accidente, solo me acuerdo que mi papá y hermano me ayudaron. Gracias a Dios que estoy vivo y a mis padres también, le agradecí a Dios por no hacerle daño a nadie”, indicó el jugador.

Al insistírsele sobre la prueba de alcotest, que arrojó resultado positivo, se enojó y respondió “¿vos viste que estaba alcoholizado? ¡averiguá vos! creé en el forense si querés”.

“Topo” afirmó que pidió disculpas a la familia afectada (Navarro) y que llegó a un acuerdo con ellos. Por otra parte, rechazó la idea que su carrera será afectada por el percance.

“Ya le pedí disculpas a las personas afectadas y llegamos a un acuerdo. Tuve un accidente como cualquier otra persona y estoy arrepentido de lo que pasó. Ahora ya estoy bien para viajar, al llegar los doctores del club (Liga Qatar) me examinarán y podré seguir”, finalizó.

Cáceres (31) fue imputado por exposición al peligro en el tránsito terrestre y por obstrucción al resarcimiento por daños en accidente de tránsito. Su padre, hermana y cuñado también fueron imputados por frustración a la persecución y ejecución penal y resistencia.

Dos policías, los oficiales 2º Leonardo Benítez y Ovidio Benítez, resultaron procesados por el mismo hecho ya que no impidieron que la familia se lleve al jugador paraguayo del accidente.